Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

Oteiza, el cineasta sin cine

Desde mañana, el Festival Punto de Vista de Pamplona programará filmes inéditos rodados por el artista de Orio, que también protagonizará la gala final, así como películas inspiradas en su obra en la sección ‘Heterodocsias’.

Un reportaje de Fernando F. Garayoa - Domingo, 5 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:16h

Oteiza, ‘armado’ con su cámara superocho.

Oteiza, ‘armado’ con su cámara superocho. (Foto: N.G.)

Galería Noticia

Oteiza, ‘armado’ con su cámara superocho.

El programa de Oteiza se basa en tres caminos: el cine que ha nacido de sus ideas y que han filmado otros, como las dos sesiones que se presentan bajo el título A propósito de Oteiza, es decir, cine inspirado en Oteiza. Segundo, el cine que se hallaba escondido en sus archivos en forma de películas Súper 8 rodadas por él mismo y grabaciones sonoras en torno a sus ideas fílmicas: los cine-tesoros de Oteiza presentados bajo el título El hombre que huye. Y, por último, la gala final del festival, en la que a través de las armas del teatro audiovisual el público se acercará al inagotable creador de Orio en un cierre que lo relaciona con el cine y al mismo tiempo con el tema del festival de este año, Volar, en una fiesta final bajo el títuloOteiza y la luna.

Según indica Oskar Alegría, director del festival, “Oteiza entra de lleno en la sección Heterodocsias, que se dedica a descubrir a un cineasta cercano”. “Cuando Ana Herrera me planteó este trabajo, me enseñó una encuesta sobre los cineastas más heterodoxos en España en la que los expertos habían dado diez nombres, pero como yo soy amante de los retos, he querido dedicar esta sección a gente que no salía en esa lista, con el objetivo de encontrar al escondido de los escondidos. Así lo hicimos con Isidoro Valcárcel y ahora con Jorge Oteiza, que tampoco estaba en esa lista. Algo que no es extraño porque Oteiza es un cineasta sin cine pero lleno de ideas”.

En ese sentido, Alegría afirma que trabajar una sección del festival con Oteiza fue uno de sus primeros sueños cuando se hizo cargo de la dirección “porque en su día había visto unas latas de Súper 8 en ese espacio caótico que tenía Oteiza encima de la mesa de su despacho. Y yo me preguntaba qué tendrían esas latas. Así que bajamos al museo y allí encontré lo que yo llamo la caja negra de su cine. Las cajas negras nos hablan de un accidente, y yo creo que cine de Oteiza fue algo accidental en varios sentidos”. Sentidos que han cobrado vida, o realidad, a través de los diferentes ciclos sobre el artista que incluirá el festival.

Oteiza y el cine Nacido en Orio en 1908, Jorge Oteiza es el escultor vasco por excelencia, junto a Eduardo Chillida, ganador del premio internacional de escultura en la Bienal de Sao Paulo en el año 57. Su obra, al contrario de lo que se venía haciendo, se basa en una propuesta radical sobre el vacío y las desocupaciones -como su cine, que apuesta por el instante, dirigido a un hombre vaciado de memoria-. Decidió abandonar su carrera de escultor en 1963 cuando ya vio que había concluido todo su discurso en esa disciplina y reconoció con gran honestidad que ya no tenía nada nuevo que aportar. “Entonces, pasó a dedicarse en cuerpo y alma a la poesía y al cine, a la técnica masiva del cine como decía él mismo, donde esperaba atrapar al hombre que no había conseguido atrapar ni en la escultura ni en la poesía. Así, esa deriva al cine y ese abandono de la escultura responde a una lógica experimental, no a un capricho. Decía por ejemplo que el primer filme en el que trabajó era en realidad su última escultura:Acteón, el único guion de largometraje que escribió y que se llevó a las pantallas bajo la dirección de Jorge Grau. Oteiza se enojó tanto por el resultado final que pidió que le retiraran de los créditos. “Yo he sido escultor en el cine’, afirmaba este artista total, borrando todas las fronteras que hacen a las artes estancas y cadáveres de sí mismas”, apuntan desde la organización del festival.

A propósito de Oteiza “Un verso, una escultura fronteriza, un recorrido geográfico, los apóstoles, una casa… son algunos de los motivos de inspiración que presentan los cineastas de estas primeras sesiones que se dedicarán al escultor-poeta-cineasta… al artista, en una palabra, Jorge Oteiza. Con el título robado a nuestro mentor del festival Jean Vigo, estea propósito quiere ser un sentido homenaje y demostración de cómo un cineasta como Oteiza, a pesar de no tener cine propio, no ha dejado de provocarlo en los demás. No se trata aquí de los documentales que se han hecho en torno a su figura y obra, no es el cine que explica su vida y milagros, sino el cine que nace de él para establecer obras particular es de cada autor, obras derivadas en siete miradas diferentes que parten del universo oteiciano pero no se quedan necesariamente en él. Es el cine de Oteiza como musa, dividido en dos sesiones, un cine personal y libre que, sin duda, él mismo soñó también con hacer”.

Las obras que integrarán este ciclo se dividen en dos partes. La primera contará con las proyecciones de Paisaje Desocupado (Juan Carlos Quindós), Harriaren Erresistentzia (Guillermo Zuaznabar) y Siete Vigías y Una Torre (Manuel Asín). La segunda parte incluirá los filmesA la sombra de Perkain(Fernando Pagola),Soroa(Asier Altuna), Casa Vacía (Jesús Palacios), Oteiza: Apóstoles y Reclusos (Itziar Añibarro) y el making ofde esta última, elaborado, como indica su título, en un taller de presos.

OTEIZA, EL HOMBRE QUE HUYE En la tercera sesión en torno al artista de Orio se mostrarán “sus mayores y escasos tesoros fílmicos de su archivo. Es una sesión construida a medida por el festival y jamás mostrada, en la que se pondrán en la pantalla dos Súper 8 rodados por el mismo Oteiza y grabaciones sonoras que dejó con instrucciones e ideas sobre la creación fílmica, junto a alguna que otra emotiva sorpresa, como Oteiza cantando en euskera Iru gabean, una canción escrita por él mismo que luego musicó el grupo Oskarbi. La sesión se compone principalmente de dos archivos sonoros y dos filmes, además del cortometraje dirigido por Nestor BasterretxeaOperación H, en el que Oteiza tuvo una participación en algunas ideas y en la realización”. Las películas programadas son Urbia, Súper 8 filmado por Jorge Oteiza (1960 aprox.);Discurso al hombre en la oscuridad del cine. Archivo sonoro registrado por Jorge Oteiza;Operación H, de Nestor Basterretxea, con la participación de Jorge Oteiza (1963);Cómo filmar una escultura, testimonio filmado registrado por Jorge Oteiza(1989);y Aranzazu, Súper 8 filmado por Jorge Oteiza (1969 aprox).

GALA FINAL, OTEIZA Y LA LUNA Tendrá lugar el sábado 11 de marzo, a las 20.00 horas en la Sala de Cámara de Baluarte. Esta última sesión dedicada a Oteiza mezcla al artista vasco con el tema del festival de este año, el vuelo, en este caso a través de las imágenes y el teatro. Un Oteiza de carne y hueso desvelará sus teorías sobre el vuelo ante un animal alado, en las profundidades de una cueva que recuerda al cielo o en sus ideas de un cementerio como un aeropuerto vacío. Oteiza hablaba mucho sobre el vuelo y escribió varios poemas comoSé que volaré. El último filme del festival se proyectará en esta gala y será Nuestro siglo, de Artavazd Pelechian, en el que se fusionan el vasco y el armenio unidos por el vuelo hacia lo desconocido.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902