Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

Mucho madrid para un apagado Eibar

derrota el cuadro armero, irreconocible, encaja en ipurua una contundente y rápida goleada

Marco Rodrigo Javi Colmenero - Domingo, 5 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:16h

Escalante, junto a Sergio Ramos y Keylor Navas, tumbado sobre el césped, logra el gol que posteriormente anuló el árbitro por fuera de juego.

Escalante, junto a Sergio Ramos y Keylor Navas, tumbado sobre el césped, logra el gol que posteriormente anuló el árbitro por fuera de juego. (EFE)

Galería Noticia

Escalante, junto a Sergio Ramos y Keylor Navas, tumbado sobre el césped, logra el gol que posteriormente anuló el árbitro por fuera de juego.

Probablemente se trate de una cuestión más anímica que física. El Eibar afrontaba la visita del Real Madrid solo cuatro días después del derbi de Anoeta, un partido jugado a fuego y en el que los armeros enfocaron buena parte de su energía. Empataron aquel encuentro en el último minuto, pero mostraron a lo largo del mismo elevadas dosis de concentración e intensidad, en un ejercicio de determinación absoluta que el ser humano difícilmente puede repetir así como así. El disputado contra la Real fue un duelo exigente, de esos que te exprimen y te hacen liberar adrenalina. Y, por mucho que luego espere un grande de la Liga a la vuelta de la esquina, se hace difícil repetir tan pronto la meritoria actuación precedente.

Se trata de una teoría que puede explicar lo visto ayer en Ipurua, donde un Madrid plagado de ausencias y rotaciones apenas sudó la camiseta para imponerse a un Eibar irreconocible. Que los blancos ganen en el feudo armero resulta previsible, independientemente del equipo que alinee Zidane, porque la diferencia entre ambas plantillas ahí está. Pero pocos podían esperar que lo consiguieran con aparente facilidad, solventando la papeleta por la vía rápida. En el minuto 14, Benzema hacía el 0-1. En el 30, James marcaba el 0-3. De lo que pasó después, poco cabe apuntar, acerca de una hora convertida prácticamente en anécdota. ¿Y antes? Lo peor de todo es que el primer gol no estuvo precedido, como ocurrió el día del Barça, de un gran arranque local. Ayer el rival fue superior desde el primer instante.

el plan habitualMendilibar recuperó la alineación habitual tras los cambios del derbi, con novedades puntuales. El sancionado Lejeune dejó su sitio a Mauro Dos Santos en el eje de la zaga. Luna mantuvo la titularidad en detrimento de Arbilla, el damnificado por el regreso de Capa. Y, a diferencia de lo que venía siendo habitual en casa, Rubén Peña ocupó la banda izquierda, quedándose Inui en el banquillo. Por encima de las individualidades, en cualquier caso, destacaba la vuelta al 4-4-2 con Adrián y Sergi Enrich en la primera línea de presión. Lástima que la maquinaria colectiva no funcionara igual que en ocasiones anteriores.

El Real Madrid juntó en una alineación de circunstancias a futbolistas de muy buen pie en la zona del centro del campo. Modric y James Rodríguez avisaron desde el principio de cuáles eras sus intenciones, con un muy buen pase filtrado del colombiano hacia Benzema que cortó in extremis Ander Capa. A ellos se unía, además, Marco Asensio, quien partiendo desde la posición de extremo zurdo participaba en largas posesiones blancas que burlaban la temible presión armera. Adrián y Enrich no podían tirar hacia arriba de su equipo apretando a los centrales, estos iniciaban las ofensivas visitantes sin casi oposición, y además encontraban con facilidad al hombre libre en la medular. Con semejante panorama, todo apuntaba a que el 0-1 podía llegar en cualquier momento, y terminó haciéndolo además de una forma previsible visto lo visto antes.

El Madrid movió el balón en su zona defensiva, un quiebro de Danilo y un cambio de juego acabó con la resistencia azulgrana, y encontró además a James y Marco Asensio absolutamente solos en la zona de extremo zurdo. El servicio del balear, que avanzó con escasa oposición hasta la línea de fondo, lo remató en primera instancia Benzema para que Yoel rechazara el intento. El rechace, sin embargo, cayó a los pies del galo, que marcó el 0-1. El Eibar no reaccionó al gol, sino que continuó viéndose sometido mientras llegaban más dianas a las redes del meta gallego. Benzema repitió con el segundo y James puso la puntilla a un Eibar desbordado, cuando todavía quedaba una hora de encuentro por delante. Entonces, no se sabe si en un arranque de coraje o beneficiándose de la relajación blanca, los de Mendilibar reaccionaron y le cogieron la cara al partido.

En largos minutos que podían considerarse ya como de la basura, el conjunto azulgrana apretó al Real Madrid e intentó recortar distancias para tener alguna mínima opción de remontada. Dispuso de algún acercamiento para meterse en el encuentro, pero los de Zidane, agazapados, no parecían del todo incómodos. Además, aún sin Cristiano ni Bale, confiaron en su demoledor contragolpe, que les dio el cuarto tras un disparo al palo de James cuyo rechace aprovechó Marco Asensio. Faltaba el gol del Eibar. Y es que habría sido una pena que los azulgranas no vieran puerta en una cita tan señalada. El 1-4 corrió a cargo de Rubén Peña, para salvar el honor de un equipo que en ningún caso debe venirse abajo ante frustraciones como la de ayer. La temporada es sobresaliente, y la semana que viene toca darle continuidad en El Sadar.

1-4


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902