Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

Zaporeak extiende su ayuda a toda Grecia pero deja de cocinar mañana

Sustituyen el servicio de la asociación guipuzcoana por un catering

Alicia Zulueta Ruben Plaza - Sábado, 4 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:14h

En primera fila, Peio García, Denis Itxaso y Oraitz García, acompañados por miembros de Zaporeak, ayer.

En primera fila, Peio García, Denis Itxaso y Oraitz García, acompañados por miembros de Zaporeak, ayer.

Galería Noticia

En primera fila, Peio García, Denis Itxaso y Oraitz García, acompañados por miembros de Zaporeak, ayer.

donostia-La ONG guipuzcoana, Zaporeak, que lleva un año alimentando a los refugiados que desembarcan cada día en la isla griega de Chíos, dejará de cocinar mañana, pero se extenderá al resto del país para seguir con su labor humanitaria. Así lo trasladaron ayer dos de los fundadores del proyecto, Oraitz García y Peio García, junto al diputado foral de Cultura, Denis Itxaso.

El equipo de Zaporeak servirá su último menú mañana. Esta decisión no la tomó el equipo, sino la ONG noruega NRC (Norwegian Refugee Council) que desde septiembre ha ofrecido a Zaporeak su financiación europea para comprar alimentos frescos. Con ese poder, la asociación noruega ha decidido sustituir el trabajo de Zaporeak por un catering, por su “comodidad”, a pesar de que los voluntarios guipuzcoanos estaban enseñando su labor a refugiados y griegos para que acabaran regentando la cocina, algo que no pasará.

Después de un año exacto de trabajo, Zaporeak colgará los delantales, aunque no descarta cocinar en el futuro. Lo que no dejará de hacer es visitar el campo de Vial. “Iremos a controlar cómo va, no queremos que baje el nivel de alimentación que hemos conseguido con la comida vasca. Pero el servicio de los catering da pena”, criticó Peio García.

Ante esta situación, los voluntarios celebraron una asamblea de urgencia el pasado domingo para determinar su futura trayectoria. “El nuevo rumbo de Zaporeak tiene dos objetivos: enviar material y alimentos a otros campos de refugiados de Grecia y analizar las vías de colaboración con proyectos que estén ya implantados en otros lugares o incluso poner en marcha proyectos nuevos”, indicó Oraitz García. Así, la asociación “abre sus fronteras para llegar a más refugiados”, dijo.

Miembros de Zaporeak reclaman a las instituciones “mucho más apoyo” y piden voluntarios, material y la donación de alimentos

nuevo rumboEl primero de estos cometidos ya se está llevando a cabo. Un camión de Argitrans, empresa irundarra que colabora desinteresadamente, partió el miércoles desde el territorio hacia el campo de Elliniko, en Atenas, para realizar el primer envío de alimentos y material desde Gipuzkoa. Un lugar al que ya se habían mandado productos desde Chíos.

Por otra parte, enviarán la pila de agua que tenían instalada a una cocina española que trabaja en la ciudad griega de Salonika, y los dos frigoríficos al Hotel City Plaza de Atenas, donde hay “una gran cantidad de refugiados acogidos”. Pero la mayor parte del material se quedará en Chíos, de donde “Zaporeak no se irá”, agregó García. Colaborarán con la cocina de PSK y el grupo Cerst, dos organizaciones dirigidas por gente local con las que han convivido en el campo de Vial, donde venían dando servicio. Junto a ellos, darán de comer dos o tres veces a la semana y les proporcionarán materiales y comida.

En un año, los 250 voluntarios de Zaporeak que han colaborado en preparar 500.000 raciones de comida, 1.300 diarias, han aportado su grano de arena. En este tiempo, los guipuzcoanos han dejado huella. “Un refugiado dijo que iba a irse a vivir a Alemania, pero después de conocernos quiere venir al País Vasco”, relató Peio, quien añadió que piensan que los vascos “somos San Dios”.

Desgraciadamente, a pesar del transcurso del tiempo, “no ha habido cambios en la crisis humanitaria” y en 2016 llegaron 40.830 refugiados a Chíos, “por lo que vamos a seguir porque nos siguen necesitando”, confirmó Oraitz García.

Pero para poder hacerlo necesitan recursos económicos, voluntarios, recogidas de alimentos y materiales. De hecho, ambos integrantes de la asociación lanzaron un llamamiento a las instituciones para que “colaboren mucho más”. “La llama tiene que seguir encendida”, animó Peio, porque el objetivo final es “intentar dar de comer a los 70.000 refugiados de Grecia” acogidos en los 53 campos oficiales y a las miles de personas que se agrupan en los campos irregulares.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902