Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
tres adultos y cuatro niños

Descubren con hipotermia a una familia kurda escondida en un camión en Elorrio

Son tres adultos y cuatro niños que viajaban en un tráiler con el deseo de reagruparse con su familia en Europa

Iban Gorriti - Viernes, 3 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 06:11h

foto

Galería Noticia

fotoMomento en que la familia es trasladada por la Ertzaintza a un centro de salud para realizarles un chequeo.

Elorrio- Europa calla mientras sus ojos claman ayuda, en silencio, como a cámara lenta por la fragilidad. Es la mirada imborrable de las siete personas indocumentadas que ayer fueron localizadas en el remolque de un camión en la plataforma logística de la firma Eroski en Elorrio y que tuvieron que ser atendidas con urgencia al presentar los niños hipotermia y una madre mareos de debilidad. Son originarios del Kurdistán iraquí. Su sueño de reagruparse con el resto del núcleo familiar en otro país de la UE se demora, se pospone. Han hecho noche en una vivienda municipal del Ayuntamiento de Durango.

Este diario siguió sus pasos. La manecilla grande de su reloj indicaba las cuatro, la pequeña detenía un deseo de abrazos y sonrisas en el número 6. Eran, eso, las cuatro y media cuando el conductor de un remolque rotulado con el apellido Fuentes comunicaba a la Policía Autonómica que había encontrado entre los chocolates que transportaba a un hombre oculto entre mantas.

Junto a él más seres humanos: otros dos adultos y las caras de cuatro menores, entre ellos bebés. “Suele venir la Ertzaintza por aquí, pero nunca con las luces dadas. Por ello, hemos pensado que ha pasado algo fuerte”, aportaba en la planta de Eroski una testigo.

engranaje de ayudasPara entonces había llegado la patrulla de protección ciudadana y al instante el engranaje de ayudas se activaba. La asociación Kobane de solidaridad con el pueblo kurdo de Iurreta también se ponía en marcha. Llamadas aquí y allá. Un móvil informa a este periódico de que el camión procedía de Murcia y que había pasado noche en Valencia, más concretamente en Barranquilla. No ha llegado a trascender en qué momento estas personas se ocultaron en el vehículo.

El camión permanecía caída la noche en un estacionamiento exterior de Eroski que da a una nueva gasolinera de la firma cooperativa en el barrio elorriarra de San Agustín de Etxebarria.

Mientras tanto, dos agentes de la Ertzaintza escoltaban a estas personas al centro de salud Landako de Durango a 9 kilómetros. Allí, un equipo médico de urgencia atendía a los kurdos en el Punto de Atención Continuada (PAC).

A las 20.43 horas salían por las puertas en silencio, ayudados por particulares y los dos agentes. Las miradas hablaban, urgían ayuda, soluciones al problema de los refugiados en Europa, en el mundo. En ningún momento ocultaban sus ojos. Les costaba incorporarse a los dos vehículos en los que se dirigían a descansar como bien pudieran en un piso de acogida del Ayuntamiento de Durango.

Fuentes fidedignas explicaban minutos después las razones por las que estas personas no suelen pedir asilo político al Gobierno de Madrid. “Su sueño es ir a países como Alemania o Reino Unido donde está su familia y reagruparse. En el momento en el que piden asilo político y el Partido Popular se lo deniega, que es lo que están haciendo, si consiguen llegar con su familia, por Ley ese país tampoco se lo da por haber sido denegado ya por otro Estado comunitario”. Con todo, su sueño se complica.

Su salida del centro de salud coincidía con el final de la concentración que todos los jueves se lleva a cabo contra las agresiones machistas en el casco viejo de la villa. Miembros de la asociación Ongi Etorri Errefuxiatuak local se han movilizado para tratar de reunirse de urgencia y como muy tarde la concentración que ya estaba convocada para el sábado para ver en qué medida pueden apoyar y estar a su lado.

garantizar su bienestarPor la misma senda, caminaban las palabras de la alcaldesa del pueblo donde fueron encontrados, Elorrio. “Estamos preocupados por su situación. Desde hoy estamos haciendo todo lo posible por garantizar su bienestar, para ayudarles y acompañarles con el objeto de encaminar la situación que ellos quieran. Para empezar posibilitarles una vivienda como pueblo de acogida que somos a personas refugiadas”, comunicó Idoia Buruaga, de EH Bildu.

El Ayuntamiento de Durango también dio el paso de habilitar un piso de acogida, en el que han pasado noche como confirmaba la alcaldesa de la villa, Aitziber Irigoras, del PNV. “No nos ha parecido oportuno que pasaran la noche en el albergue”, valoraba e iba más allá: “Vamos a poner de nuestra parte todos los recursos disponibles para que estas personas estén entre nosotros de manera digna. Creo que es lo justo y lo que la gente de Durango espera de nosotros”.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902