Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
José Antonio Urteaga, coordinador de la ONG Hermansoloña de Oñati

"Necesito dar paso a otra persona que asegure la continuidad de un proyecto tan hermoso"

José Antonio Urteaga es la cara visible de Hermansoloña. Cree, sin embargo, que le ha llegado la hora de ceder el testigo como coordinador de la ONG oñatiarra;una labor que "sin ser complicada" requiere compromiso e ilusión

Anabel Dominguez - Miércoles, 1 de Marzo de 2017 - Actualizado a las 10:50h

José Antonio Urteaga, coordinador de la ONG Hermansoloña de Oñati.

José Antonio Urteaga, coordinador de la ONG Hermansoloña de Oñati.

Galería Noticia

José Antonio Urteaga, coordinador de la ONG Hermansoloña de Oñati.

Oñati. Cooperación, trabajo solidario y compromiso van de la mano con José Antonio Urteaga. Volcado desde hace tiempo en el voluntariado, colabora en proyectos que tienden la mano a aquellas personas que más lo necesitan. Habla con convicción de la labor que desempeña junto a otros oñatiarras con los que comparte las mismas inquietudes, y así se lo transmite a quien escucha sus exposiciones. El próximo día 15 Hermansoloña celebrará su asamblea general 19.30 horas en kultur etxea, y, entre otros temas, Urteaga planteará su relevo como coordinador de esta ONG. "Me gustaría pasar también a un segundo plano en todos los proyectos en los que estoy metido, y mi idea es hacerlo a lo largo de 2018", explica. Eso no significa que deje de colaborar con aquello que, según afirma, le produce "satisfacción".

Va a proponer su relevo como coordinador de Hermansoloña. ¿Ha llegado la hora de ceder el testigo?

Pienso que sí. Llevo más de 15 años coordinando este proyecto. El año que viene cumpliré 70 años y necesito dar paso a otra persona que asegure la continuidad de un proyecto tan hermoso.

"En cualquier proyecto solidario hay sitio para voluntarios, basta con tener un poco de ilusión por ayudar al necesitado"

Pero seguirá colaborando...

Mi idea es acompañar al nuevo coordinador mientras sea necesario, incluso hasta cinco años o más. Pero necesito tomarme un respiro, cuidar un poco mi salud y ocuparme de temas familiares. El problema sería si no aparece nadie dispuesto a asumir esta gestión, porque me dolería mucho dejarlo sin el apoyo que aporta nuestra asociación a tantos colectivos que lo necesitan imperiosamente. Hay que tener en cuenta que al no ocuparnos del contenedor en Argentina, el trabajo se ha simplificado mucho. No obstante, seguimos trabajando en la financiación de pequeños proyectos y, por tanto, la captación de fondos en el Ayuntamiento y empresas sería el punto fuerte del trabajo del nuevo coordinador. La parte de logística del taller solidario es sencilla.

¿En qué proyectos toma parte Hermansoloña?

Tras haber cerrado el ciclo de envío de contenedores a Argentina, Hermansoloña es en estos momentos un centro logístico de apoyo a causas tan diversas como Cáritas, campamentos saharauis, Cuba, Hotz Oñati, Nepal, Argelia, los proyectos de Misiones Diocesanas en Haití, Benin, Mali y, posiblemente, en el futuro a Senegal.

¿Alguna acción que han llevado a cabo y ha calado de forma especial en la ciudadanía?

En general el proyecto Argentina ha tenido desde el principio una fenomenal acogida en el pueblo;hemos conseguido transmitir que todo lo que se daba llegaba a su destino. Los viajes que hemos realizado a Argentina desde 2003 han ayudado a ello. Lo mismo ha ocurrido con Haití , Mali, Sahara, Nepal..., siempre hemos tenido el apoyo de los centros escolares, asociaciones, empresas e instituciones. Somos pequeños, pero trabajamos con mucha seriedad. Pensando en proyectos realizados, quizás los más satisfactorios han sido: la financiación de un taller-escuela en la ciudad argentina de José C.Paz;el proyecto del agua para la comunidad indígena queta en Jujuy con aportación del grupo de Misiones;un comedor en una asociación en San Miguel que gestiona el oñatiarra José Erostarbe, o las inversiones hechas en un centro de minusválidos (APRODI).

Hermansoloña, Hotz Oñati, el Grupo de Misiones de la parroquia... ¿Qué le aporta el ser voluntario en este tipo de iniciativas solidarias?

Sobre todo satisfacción, al ver que tanta gente necesitada en distintos puntos del planeta pueden vivir un poco mejor con la pequeña ayuda que podemos aportar desde Oñati. No hay proporción entre lo que nos cuesta hacerlo y el resultado que se consigue.

¿Hay un perfil para ser voluntario?

Basta con tener un poco de ilusión por ayudar al necesitado. En cualquier proyecto solidario hay sitio para voluntarios independientemente de su capacitación o conocimientos. Para coordinar un proyecto se necesita algo más, pero tampoco tanto. En Oñati puede haber cientos de personas que tienen una capacidad superior a la mía, lo que hace falta es ilusión, compromiso y saber trabajar con el equipo. En Argentina ha sido un privilegio poder contar con el Centro Vasco Toki Eder, la fundación San José Providente o la parroquia de los Agustinos en Jujuy. En Oñati hemos tenido un equipo de lujo, tanto en el taller como el grupo de jubilados para cargar los camiones de los envíos.

¿Por qué es necesaria la cooperación al desarrollo?

Sin la acción de las ONG pequeñas o medianas habría una cantidad enorme de comunidades que no recibirán ningún apoyo y eso sería terrible. Una cosa es la cooperación al desarrollo que llevan a cabo los gobiernos de naciones o comunidades autónomas, o las grandes ONG de carácter internacional, pero los pequeños somos imprescindibles. Y, afortunadamente, en Oñati hay unos cuantos movimientos solidarios en marcha.

¿Cómo responden los oñatiarras?

Los oñatiarras, los vascos, los españoles, los europeos son solidarios, y ahí estamos las ONG para conducir esta buena disposición de la gente. Lo de Oñati, y también nos referimos a los pueblos vecinos que nos han acompañado siempre, lo tenemos más que comprobado y demostrado. Ha funcionado con catástrofes naturales como el terremoto de Haití, grandes crisis como la de los refugiados u otros temas de injusticia permanente con colectivos desfavorecidos o marginados en África o América.

¿Y las instituciones?

Las instituciones más cercanas para nosotros son el Ayuntamiento y la Diputación Foral. No hay que olvidar que en los primeros ocho años era el propio Consistorio el titular de las ayudas y, actualmente, sigue siendo nuestro apoyo más importante. Aunque Hermansoloña se constituyó en verano de 2009, el proyecto del comité de Hermanamiento a favor de Argentina se inició en 2001. Lo de 2009 fue una decisión estratégica para poder acceder a fondos de cooperación de la Diputación, y así abordar actuaciones más importantes. El ente foral contribuyó del 2009 al 2011, y ahora hemos quedado prácticamente fuera de sus programas de ayudas, pero estuvo bien mientras duró. Lo malo es que otras instituciones, gobiernos de mayor rango, se encargan de que en el mundo haya siempre zonas en conflicto o en necesidad extrema que hacen necesario nuestro trabajo.

Gipuzkoando


Un rincón de Gipuzkoa.
Oñati, porque es nuestro.

Un evento festivo. La Aste Nagusia de Donostia. Aunque tengo que decir que nunca he sido muy fiestero (esboza una sonrisa).

Un paisaje del interior.Oñati , Arantzazu , Urbia , Aloña...

Un paisaje de la costa.Las vistas que se divisan desde Igeldo.



COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902