Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
tolosako inauteriak

Trump, blanco de los Inauteriak

El domingo zaldunita de los Carnavales de Tolosa no pudo ser más redondo. El buen tiempo atrajo a guipuzcoanos de todo el territorio a compartir el característico humor e ingenio que derrochan sus disfraces y carrozas

Alicia Zulueta. Fotografía Iker Azurmendi - Lunes, 27 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 11:04h

Tolosako InauteriakVER VÍDEOReproducir img

(Ruben Plaza)

Galería Noticia

Tolosako InauteriakReproducirMelania, Donald Trump y sus guardaespaldas bailan frente a la Casa Blanca, uno de los espectáculos que generaron más interés.Bárbara Rey y Juan Carlos se pasearon por Tolosa.Una familia completa se metió en el papel de una tribu india.Varios tolosarras rindieron homenaje al escultor Juanito López.Un grupo de animales caza humanos en el 'giza safaria'.Un sacerdote aleja el demonio de la niña del exorcista bendiciéndola.Un grupo de mexicanos tolosarras lanzan un mensaje al presidente de EEUU tras su muro.Un ertzaina intenta "desatascar"el conflicto del Alarde.
  • Flecha Ver anterior
  • Flecha Ver siguiente

Los tolosarras demostraron ayer una de las cosas que mejor saben hacer. Hicieron gala de sus Inauteriak transformando la localidad en un mundo paralelo, lleno de criaturas e individuos de realidades distintas en situaciones imposibles, todo ello acompañado del buen tiempo, de alegría y de música.

Los coches abarrotaban las calles que limitan el centro de Tolosa y la estación de tren del centro parecía una fábrica de personajes de cuento que no dejó de escupir gente. Todos los balcones llevaban faldas carnavaleras y la música retumbaba a muchos decibelios por las paredes de los edificios. Fue difícil encontrar un trozo de calle vacía, porque guipuzcoanos de todas partes se unieron a los locales para celebrar el domingo zaldunita.

La Diana de la Tolosako Musika Banda dio el pistoletazo de salida a la jornada, que muchos comenzaron con el tradicional atuendo desaliñado, compuesto por pijamas y zapatillas de casa. Seguidamente, tuvo lugar el tradicional pasacalles de la Udal Txistulari Banda, interpretando el Zortziko de Carnaval. Fue entonces cuando salieron las charangas, que precedieron a las carrozas, el plato fuerte del día, que dará de sí hasta mañana.

Estas construcciones artesanas fueron de lo más variopintas. Un enjambre de avispas asiáticas colonizó la calle Rondilla, mientras unos granjeros buscaban moza y un grupo de rastafaris congeniaba con un clan de hippies. En esta misma calle se colocaron unos cazadores que trataban de alcanzar a unos pájaros, que eran unos amigos disfrazados.

Uno de ellos, Amador Ortiz, reveló que este año cumple 50 años saliendo en los Inauteriak. "Somos de los mayores añadió entre carcajadas pero con la misma ilusión". De hecho, al lado de la carroza, llevaban un hipopótamo gigante como homenaje al carnavalero tolosarra Juanito Lopez, que este año cumpliría los 100 años. Ortiz recuerda que cuando era un niño adoraba las obras de arte que el escultor elaboraba para cada carnaval. No fueron los únicos que se acordaron de López;un muñeco en su honor vigiló que todo marchara bien desde lo alto de un edificio.

En la plaza del Triángulo se congregó la juventud con sus pequeñas carrozas. También se instalaron tres amoñas, que en realidad eran hombres, que se dedicaron a regar las plantas, colgar bragas y hacer ganchillo en el balcón de un primer piso construido en mitad de la plaza. Al lado, un jugador de baloncesto negro firmaba autógrafos a diestro y siniestro.

Gran expectación Geishas y coros de Gospel

Un muro en Ibarra Entre los espectáculos, rivalizaron en expectación las Tolosako Geishak y una iglesia de la que salían un coro de gospel con culos extragrandes. Las primeras prepararon un traje y un maquillaje muy detallado. Bailaron con abanicos, que a mitad de la coreografía se convertían en velos. "En una comida que hicimos en octubre se nos ocurrió la idea y como dos de la cuadrilla bailan, hicieron la coreografía. Nosotros nos centramos en el espectáculos más que en la carroza", aclaró Alain Montilla, vestido con un kimono y un moño. Más adelante, griegos y romanos invadían la calle.

En el apartado político destacó una puerta giratoria de partidos políticos y empresas eléctricas y Donald Trump y Melania. Varias parejas se enfundaron este mismo disfraz. Pero el más logrado se encontraba en una de las carrozas, cuyo espectáculo contaba una historia protagonizada por veinte amigos.

Faltó el tradicional montaje de Iñaki Goikoetxea, el decorador tolosarra que sorprende todos los años con sus obras de arte

Empezaba con Trump ofreciendo un discurso en euskera con acento inglés, desde una gran carroza en forma de Casa Blanca. El Presidente de Estados Unidos explicaba a los tolosarras que si quieren poner un muro para separarse de Ibarra pueden hacerlo, igual que él hará con México. Entonces, un grupo de mexicanos quedaba encerrado por un paredón, hasta que una cuadrilla de vascos los ayudaban a escapar. Uno de los guardaespaldas de Trump, Dani Aristimuño, admitió que hicieron falta muchas horas de bricolaje en el pabellón cedido por el Ayuntamiento para terminar el montaje. También reconoció que "los hombres se encargan de la carroza y las mujeres del baile".

Entre los disfraces más originales se encontraban un circo improvisado con una niña como acróbata, el autobús Tolosa Tour con destino a Benidorm, que tenía el tamaño de un coche hecho de cartón y lleno de jubilados;y una procesión de santos: San Valentín, interpretado con una estampa de cupido;San Miguel, un trono cubierto de botellines de cerveza;San Jacobo, con un enorme frito de jamón y queso;y Santo Tomás, con su tradicional cerdo. Se echó en falta el típico e ingenioso montaje de Iñaki Goikoetxea, decorador tolosarra que cada año se supera con disfraces de altura.

Alrededor de estos protagonistas pasearon miles de personas en todo tipo de papeles: flamencas, rockeros, indios, vaqueros, profesores de aeróbic, brujas, enfermeras, toda clase de animales y extraterrestres. No faltaron personajes de cuento, ni de películas. Este fue el primer plato de un largo menú que sigue con la jornada de hoy y el broche de oro de mañana, para poner la vista en el entierro de la sardina.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902