Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

“El responsable de la muerte de nuestro hermano solo va a pagar 1.000 euros de multa”

La familia del fallecido en las obras de Deskarga califica de “insulto” el pacto del fiscal y el acusado cuando Trabajo vio “indicios de criminalidad” en su accidente
Dicen que la Diputación “no ha movido un dedo” desde que se personó como acusación popular

Mikel Mujika Gorka Estrada - Domingo, 26 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:12h

Josemi Alkorta y Amatza, hermanos del fallecido en el accidente de Deskarga en septiembre de 2013.

Josemi Alkorta y Amatza, hermanos del fallecido en el accidente de Deskarga en septiembre de 2013.

Galería Noticia

Josemi Alkorta y Amatza, hermanos del fallecido en el accidente de Deskarga en septiembre de 2013.

“Aquí hay seis o siete responsables y se quiere hacer pagar al más bajo de todos” “La cuesta en la que se mató costó 10.000 euros y hacerla bien habría supuesto 100.000” “Sale más caro saltarse un rádar que provocar la muerte de una persona de 33 años” “En su día se les llenó la boca a todos y ahora quieren quitarse el muerto de encima”

donostia- Pocos accidentes laborales han llevado a comparecer en el parlamento guipuzcoano a la directora de Osalan y el inspector jefe de la Inspección de Trabajo de la Seguridad Social, que vieron “indicios de criminalidad” en este accidente laboral. Reconocieron que no habían visto tantos incumplimientos de las normas de seguridad en ningún otro caso. La Diputación de Gipuzkoa no tardó en mover ficha y cinco días después, con el accidente mortal de Iñaki Alkorta aún en las páginas de los periódicos, anunciaba que se iba a personar como acusación popular en el proceso penal iniciado por la muerte de este joven de 33 años natural de Lasarte-Oria aunque residente en Villabona, que murió aplastado por un camión el 18 de septiembre de 2013 en las obras de la variante de Deskarga (GI-632). Justo en el tramo cuya construcción se retoma en breve tras un parón de dos años por sobrecoste.

El inicio de las obras coincidirá con el juicio que el próximo jueves declarará culpable al gerente de la ya extinta Aballa SL, una compañía subcontratada por la UTE que ejecutaba estas obras promovidas por la Diputación. Los familiares se sienten ninguneados e insultados tras conocer los términos del acuerdo entre el fiscal y el acusado. “Se van todos de rositas”, lamentan.

Tres años y medio después de una muerte que convulsionó a Gipuzkoa por la crueldad de los hechos, la familia califica de “paripé” todas las declaraciones realizadas entonces en pos de la depuración de responsabilidades. Ahora asisten impotentes a un juicio al que se llega con todo el “pescado vendido”, con un acuerdo entre el fiscal y el acusado que la familia califica de “insulto” hacia ellos y también de “gran injusticia”.

Tras la muerte de su madre, solo 23 meses después de la de Iñaki, los hermanos del fallecido, que son herederos legales, perdieron el derecho penal, que no se hereda, y solo han podido asistir de oyentes al acto en el que el 25 de enero, el fiscal y el abogado del gerente de la empresa para la que trabajaba Iñaki, Aballa S.L. llegaron a un acuerdo.

El gerente de la empresa, ya extinta tras el accidente, será castigado con 19 meses de prisión que no le harán entrar en la cárcel por no tener antecedentes;un año de inhabilitación, “cuando está casi jubilado”, aseguran los hermanos del fallecido;35.000 euros de indemnización “que le cubre el seguro”, añaden. Y 1.080 euros de multa. “El responsable de la muerte de nuestro hermano solo va a pagar 1.000 euros de multa”, resume José Miguel Alkorta, hermano del fallecido.

quitarse el muerto de encimaAmatza, la otra hermana, afirma que “todo ha sido un paripé”, que desde que murió su hermano, hace ahora tres años y medio, nadie les ha llamado, que les han dejado “tirados” y que “sale más caro saltarse un radar a 180 kilómetros por hora que provocar la muerte de una persona de 33 años, que apenas tuvo tiempo de conocer a su segunda sobrina recién nacida. Todos se han querido quitar el muerto de encima”, lamenta.

El juicio del próximo jueves es para ellos un cuchillo clavado en pleno corazón. No tienen ni ganas de ir. “Todo eso fue un lavado de cara y nada más”, insiste Josemi, el mayor de los hermanos: “Dice nuestro abogado que en el acto del 25 de enero el fiscal y el abogado del acusado anduvieron como una feria de ganado, regateando como si fuese mercancía... ¿Te parece bien 19 meses? Sí. ¿Y 35.000 euros de indemnización?...”.

Tampoco entienden la posición de la Diputación en esta causa. “Lo único que ha dicho en estos tres años es, según mi abogado,sí estoy de acuerdo, el otro día, tras comunicarle las condiciones del acuerdo. Esto mismo pasa en una empresa privada y le hacen cerrar de la multa que le cae, pero aquí, en una obra pública, se van todos de rositas”, lamenta Josemi Alkorta, trabajador también del sector de la construcción, de 39 años.

“Se le ha olvidado a todo el mundo”, critica Amatza, la otra hermana, la segunda;solo tenía un año y tres meses más que el pequeño, Iñaki, cuya traumática muerte arrastró a su familia a un espiral de desgracias que en 23 meses también se llevó por delante a su madre a los 57 años. “No ha podido con esto”, dicen.

“Este tío (el imputado), lo único que ha hecho es poner una esquela al día siguiente en el periódico. Y además nos quiso regatear las horas que le debía a mi hermano;nos decía que había llegado a un acuerdo con él en vida para pagarle menos por la hora extra. Al día siguiente, en el funeral, me vinieron compañeros de mi hermano y me dijeron que les debía a todos un montón de pasta. “Voy a ir a por ellos”, les dije.

“se les llenó la boca y ahora...”“¿Sabes cuánto fue la ayuda del entierro de la Seguridad Social?”, preguntan: “Pues 46 euros, no se me olvida. Ni todas las vueltas que di con tanto papeleo cubren con eso y encima me preguntan si esperaba más, cuando fui a llevar la documentación con mi madre. Hombre, mi hermano se ha gastado 4.996 euros en el funeral, le dije”, admite Amatza.

“Ha sido reírse a la cara”, añade Josemi, quien recuerda que se enteraron por el periódico que la Diputación se iba a personar como acusación particular. Ahora les echan de menos. “Aquí hay seis o siete personas que son responsables y se le quiere hacer pagar al más bajo de todos y lo que pedimos es que se haga justicia. Aquí ha muerto una persona por irresponsabilidad y por ahorrar dinero. La cuesta en la que se mató mi hermano costó 10.000 euros y para hacerla bien, cumpliendo las normas de seguridad, harían falta 100.000”. “En su día se les llenó la boca diciendo que fue una injusticia y ahora no quieren saber nada”, concluye Amatza.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902