Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
sociedad

Un 8% de la población guipuzcoana se muestra reacia con la inmigración

El grado de simpatía varía según el origen, y los países peor vistos son Pakistán, Rumanía, Europa del Este y la región del Magreb

Jorge Napal - Sábado, 25 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:12h

Un vendedor ambulante de origen africano pasea por Donostia.

Galería Noticia

Un vendedor ambulante de origen africano pasea por Donostia.

donostia- Gipuzkoa no tiene una actitud negativa hacia la diversidad. Todo lo contrario. Más de la mitad de la población es tolerante con la inmigración de origen extranjero y se muestra reacia un 8% de la sociedad, según las principales conclusiones del estudio Actitudes de la población autóctona hacia la diversidad de Gipuzkoa, realizado por Ikuspegi para la Diputación Foral de Gipuzkoa.

Se trata del territorio vasco donde la población tiene una actitud más abierta. La sociedad valora el efecto positivo que traen consigo las migraciones, con una percepción mayoritaria de que existe un buen clima de convivencia. Así, la mayoría de la población autóctona estaría dispuesta a vivir en un barrio “con un cierto grado de diversidad”.

El estudio fue presentado ayer en Donostia, en una comparecencia en la que estuvieron presentes la directora foral de Convivencia y Derechos Humanos, Maribel Vaquero, junto a los investigadores de Ikuspegi, Gorka Moreno y Arkaitz Fullaondo. El informe es fruto del análisis de datos de los barómetros de los últimos años sobre actitudes hacia la inmigración extranjera, en los que se ha tomado como referencia los resultados correspondientes a Gipuzkoa.

A tenor del estudio, Vaquero entiende que la diversidad proveniente de las migraciones “es considerada por la población autóctona con una actitud abierta y no como un problema”. Eso sí, el grado de simpatía varía en función del origen.

Las personas mejor acogidas por los guipuzcoanos son las que provienen de la Unión Europea occidental, Argentina y África subsahariana. En el lado opuesto se sitúan Pakistán, Rumanía, Europa del Este y Magreb, mientras que en la mitad se encontrarían Estados Unidos, Paraguay, Nicaragua, Colombia, Ecuador Bolivia, China y Corea.

La directora foral advirtió de que no se puede caer en la autocomplacencia puesto que el informe también señala “algunas tendencias” sobre las que hay que trabajar porque no todas las pautas culturales son aceptadas de un mismo grado. “Se acepta mayoritariamente que abran sus propias tiendas, comercios o restaurantes, que hablen su propio idioma o hagan uso del espacio público. Sin embargo, el grado de tolerancia es menor cuando se pregunta sobre el hecho de que tengan sus propios templos religiosos y centros de enseñanza privados”, señala el documento. En estos casos, si bien la aceptación es mayor que el rechazo, tres de cada diez responden que les parece mal.

“multiculturalismo epidérmico”La tendencia que marcan estos datos revela “cierto multiculturalismo epidérmico” en el que cuestiones asociadas a la diversidad comercial o gastronómica son apoyadas mayoritariamente, mientras que ese apoyo disminuye “cuando se rasca hasta llegar a cuestiones más hard del multiculturalismo”, como pueden ser los aspectos religiosos y culturales.

Los resultados muestran que, a pesar de la influencia positiva del fenómeno de la inmigración, Gipuzkoa se muestra “ambivalente”, según destacó el investigador de Ikuspegi Arkaitz Fullaondo. Así, se tiende hacia “un modelo de corte asimilacionista”, en la medida que “las cesiones en pautas culturales y religiosas las han de realizar las personas inmigrantes adaptándose para ello a las costumbres culturales de la sociedad de acogida”. Si bien se ve con buenos ojos la necesidad de un trabajo compartido, la población autóctona no está por la labor de hacer un mayor esfuerzo por conocer las costumbres de la población inmigrante. Otro dato a destacar es el de la percepción que tiene la población sobre el número de inmigrantes residentes en Gipuzkoa. Se sitúa en torno a un 8,5%, un porcentaje bajo si se compara con la media estatal. Sin embargo, para más del 53% de la población guipuzcoana son demasiadas personas. “No parece que la percepción del volumen vaya asociada al volumen real. De hecho, cuando preguntamos cuántas personas cree que son extranjeras, sitúan el porcentaje en un 17%”, señala Gorka Moreno, investigador del Observatorio vasco de la Inmigración.

La acogida más o menos favorable depende, entre otros factores, de la edad. Se percibe una actitud más positiva entre los sectores jóvenes con un estatus socioeconómico medio-alto y con un mayor nivel educativo. Las más reacias hacia el fenómeno de la inmigración son personas mayores con un menor nivel educativo y peor estatus socioeconómico. “La explicación de estas diferencias la encontramos en la competencia que puede surgir entre los grupos sociales. Es decir, la aceptación es menor entre aquellos colectivos que están en mayor competencia social por puestos de trabajo”, subraya Fullaondo.

Otra de las conclusiones relevantes es que la población autóctona guipuzcoana no ve en la inmigración un problema para el uso y desarrollo del euskera, la identidad ni las aspiraciones del nacionalismo. “Esta conclusión es relevante en tanto que estamos hablando del territorio donde el uso del euskera está más extendido y la opción del nacionalismo vasco es mayoritaria”, recoge el estudio.

Todos estos datos servirán de soporte para dar forma a una iniciativa foral que será presentada en los próximos meses. Vaquero recordó que la dirección de Convivencia y Derechos Humanos que encabeza está trabajando en la elaboración de un Plan de Acción en materia de diversidad para el periodo 2017-2019. Se trata de un proyecto “para favorecer la creación de espacios que posibiliten el mutuo conocimiento”.

las conclusiones

Diversidad. En Gipuzkoa no existe una actitud negativa hacia la diversidad y, de hecho, menos del 10% de la población es reacia a la inmigración de origen extranjero. En comparación con el resto de territorios históricos, la actitud de la ciudadanía “es más abierta”.

Modelo de convivencia. Se tiende hacia un modelo de convivencia “de corte asimilacionista” por el que las cesiones en pautas culturales y religiosas las han de realizar las personas inmigrantes.

Porcentaje de población. Los inmigrantes de origen extranjero representan un 8,5% de la población guipuzcoana, pero la percepción no va asociada al volumen real y se le llega a situar en un 17%.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902