Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

Colocan ‘ecotrampas’ para evitar los peligros de la procesionaria

Los pelos de las orugas de esta plaga tienen un poder irritante para las personas y los animales que los toquen

Los canes pueden llegar a morir si tragan los gusanos

Carolina Alonso Gorka Estrada - Viernes, 24 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:12h

Un perro junto a un árbol que posee una trampa antiorugas.

Imagen de archivo de un árbol que posee una trampa antiorugas.

Galería Noticia

Un perro junto a un árbol que posee una trampa antiorugas.Un mujer contempla los collares antiorugas colocados en uno de los cedros del parque Aitzol.

Donostia - La plaga de la procesionaria ha llegado también a los parques y jardines de Donostia y el Ayuntamiento ha iniciado una campaña de control, por medio de la colocación de ecotrampas, con el fin de evitar los problemas sanitarios que pueden producir estas orugas si se tocan.

Los servicios municipales han colocado estos días unas 40 trampas contra la procesionaria en los cedros del parque Aitzol, situado frente a los institutos de Amara, con el fin de atrapar las orugas en unas bolsas y evitar que transiten así por el parque, con el consiguiente peligro para quienes tengan contacto con ellas.

Ésta es la primera campaña fuerte contra la oruga de la procesionaria que se lleva a cabo en Donostia, según explican desde el Ayuntamiento, que ha llevado a cabo algunas pruebas preliminares en parques de Puio y en Zuatzu, entre otros lugares, con resultados satisfactorios.

Las orugas de la procesionaria, que se trasladan unas detrás de otras como en procesión (de ahí su nombre), resultan muy llamativas para los niños, por ejemplo, que pueden sufrir urticaria y reacciones alérgicas de distinto nivel. Los perros también pueden resultan muy afectados tras tocar uno de estos gusanos, en cuyos pelos se esconde el veneno que produce picor irritante. La curiosa forma de desplazarse en hileras así como su aspecto peludo resulta muy llamativo y precisamente por eso no es extraño que niños y perros se acerquen a las orugas para curiosear. En casos extremos, los canes, además, pueden llegar a morir si se comen los gusanos y tragan todo el tóxico del insecto, lo que les puede hacer sufrir necrosis en la garganta y en la lengua.

Aunque la propagación de esta plaga es una realidad en los bosques de pinos y en las zonas de cedros, el departamento de Parques y Jardines del Ayuntamiento pretende atajarla en lo posible para evitar sus afecciones a los ciudadanos.

collares y bolsasLas trampas adquiridas para luchar contra estas orugas son de tipo ecológico. Están compuestas por una especie de collares que rodean los tronces de los árboles, un embudo y unos tubos que llegan hasta unas bolsas. Cuando las orugas van bajando por el tronco del árbol son dirigidas hacia estos depósitos y se quedan sin poder seguir su camino hacia la tierra. Cuando las bolsas están llenas, se retiran de los árboles y su contenido se quema.

Estos collares ecológicos son una alternativa a la fumigación y han sido adquiridos a la empresa francesa especializada La Mésange Verte, que ha obtenido distintos premios con su invento, con el que garantiza un 96% de éxito.

Las proliferación de la procesionaria se está notando más en los últimos tiempos porque los inviernos son más suaves, según explican especialistas en árboles.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

    • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
    • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902