Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
A por ellos

Bienvenido al ‘Planeta Real’

Por Mikel Recalde - Viernes, 24 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:11h

Eusebio da instrucciones a sus jugadores en la sesión que tuvo lugar el lunes en Zubieta.

Eusebio da instrucciones a sus jugadores.

Galería Noticia

Eusebio da instrucciones a sus jugadores en la sesión que tuvo lugar el lunes en Zubieta.A por ellos - Mikel Recalde

Supongo que coincidiremos en que Carlos Vela no es un ejemplo para muchas cosas, pero siempre he apreciado su forma de ver las cosas y las lecturas que hace de la vida y, sobre todo, del fútbol. Al delantero nunca le han gustado los micrófonos, algo que realmente sorprende cuando se comprueba su desparpajo, su capacidad para transmitir y su empatía en las ruedas de prensa que, esta campaña, dado su evidente estado de felicidad tras su reciente paternidad, se están repitiendo más que nunca. Como ha sucedido a lo largo de estos seis maravillosos años que nos ha regalado, su sonrisa ha solido influir de forma notable en el estado de ánimo de su propio equipo. No había más que escuchar a varios de sus compañeros repetir en su particular etapa de pinturas negras que parece haber superado de una vez por todas: “Si el mexicano quisiera de verdad...”.

Llevo toda la semana escuchando y leyendo reacciones, publirreportajes empalagosos por fascículos incluidos, sobre la renovación de Eusebio. Y ayer, sin pretender relacionarlo, me identifiqué totalmente con lo que dijo Vela cuando le preguntaron por la noticia: “Ha aportado su estilo de juego y su filosofía. Este es un juego de equipo en el que principalmente los que hacen y deshacen son los jugadores. El que marca el gol es el futbolista, no el entrenador. Se trata de un trabajo de equipo donde todos debemos ir hacia el mismo camino. Todos tenemos la misma mentalidad, las mismas ganas y lo demostramos”.

Como dice el extremo, que por supuesto y como no podía ser de otra manera al menos en público, bendijo la continuidad de su entrenador, es una buena nueva para la Real. En un club como el nuestro, que se diferenciaba del resto en los 80 por su habitual calma y porque casi nunca pasaba nada relevante, parece escandaloso el dato que certifica que si Eusebio cumple los dos años más que ha firmado, provocaría que estuviese más de tres campañas y media en el banquillo txuri-urdin, algo que nadie ha logrado de forma seguida desde la primera etapa de Toshack. Con eso creo que queda todo dicho. Si algo ha faltado en este equipo, que nosotros mismos pretendemos seguir considerándolo con una visión casi familiar, es una continuidad que le permitiera crecer en una conveniente y beneficiosa estabilidad. La salida de Montanier después de alcanzar una superlativa cuarta plaza que nos permitió volver a disputar la Champions se convirtió en un error histórico que se ha pagado durante demasiados meses, pese a que la dirección deportiva derrochó muchos millones para confeccionar las plantillas más caras de la historia, cuyos resultados no estuvieron a la altura de la inversión.

Voy a recordar y parafrasear a Gerard Piqué, cuando le preguntaron esta semana sobre la situación de su entrenador: “Cuando llegó Luis Enrique veníamos de la mierda más absoluta”. Hay que remontarse al mes de noviembre de 2015, curiosamente en el partido de Liga en Las Palmas, con un entrenador tan mediático y caro como decadente en el banquillo y con un ambiente insoportable de máxima tensión en torno al vestuario, impropio de un club con tanta gente de casa, para evocar cómo estábamos. Eusebio llegó, calmó y serenó los ánimos y normalizó la situación hasta ese momento enrarecida en todos los ámbitos de la entidad. Y eso tiene mucho valor. Se le podrán discutir muchas cosas, como es normal, porque no hay una figura más expuesta y sujeta al debate y a la crítica que la del entrenador (quizá la del director deportivo), pero lo que ha hecho esta campaña tiene mucho mérito. Ha conseguido que un buen grupo de individualidades brille como nunca en su planteamiento coral y que su puesta en escena sea tan atractiva como efectiva en resultados. No hay más que ver la cantidad de veces que su afición aplaude su juego en mitad de lances aparentemente intrascendentes como una posesión larga o una recuperación en posiciones avanzadas.

Como en principio nos lo vendieron con las señas de identidad de ser una persona accesible y afable, he tenido la suerte de hacerle en persona dos modestas apreciaciones a su trabajo. En la primera le reconocí que me parecía muy valiente a la hora de plantear los partidos, pese a su comprensible inmovilismo de la actualidad;y en la segunda, que no entendía cómo cada vez parecía distanciarse más de la prensa y por ende de su propia afición. Con las que le caían a Moyes por este tema, Eusebio no ha concedido ninguna entrevista a medios locales esta campaña, algo que no se puede entender. Menos aún cuando intercambias impresiones cara a cara con él con normalidad y naturalidad. La otra cuestión que me molestaba del lasecano es que me parecía que, en momentos puntuales, hacía de menos a la Real. Incluso también me llegó a ofrecer esta sensación en su proceso de renovación, sobre todo si pretendía forzar en el tiempo su rúbrica. Por lo que veo, con sus ambiciosos mensajes que ha lanzado, tanto en Copa como ayer, una vez firmada su renovación, mi percepción es que por fin ha puesto los pies en la tierra txuri-urdin, con todo lo que ello conlleva. El hecho de que renueve hasta 2019 me parece simplemente la consecuencia lógica cuando negociaba de mano con buenas cartas.

Como dice Vela, el fútbol es de los jugadores. Un entrenador está para tomar decisiones y la realidad es que el porcentaje de acierto de Eusebio en estos quince meses se encuentra por encima de cualquier tipo de duda y debate. Mucha suerte. ¡A por ellos!


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902