Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Colaboración

El coraje de Pedro Sánchez

Por Iosu Perales - Jueves, 23 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:11h

Es cierto que las batallas internas en el PSOE, las decisivas, están por llegar, y es difícil aventurar cuál será el desenlace. Pero algo estamos viendo: la decisión de Pedro Sánchez de ir hasta el final y de hacerlo con un proyecto político de refundación de la socialdemocracia, es irreversible. He leído el documento en que se sustentan sus actuales posiciones políticas y he de decir que me ha sugerido dos cosas: su proyecto da un giro de 180 grados al PSOE para tratar de recuperar los principios y valores socialistas que fueron abandonados;la alianza para el progreso que propone apunta claramente a llegar a acuerdos con Podemos para desplazar a la derecha del poder. De hecho, muchos de sus planteamientos son parte del ideario y propuestas del partido morado.

Es verdad que entre lo que se proclama y lo que se hace a menudo hay brechas insalvables, pero en este momento de presentación de su proyecto Pedro Sánchez me parece valiente, armado de un coraje que se alimenta de los apoyos masivos de la militancia socialista. Allá por donde va concita pasiones.

El documento de Sánchez, Hacia una nueva socialdemocracia, presenta dos puntos llamativos: el reconocimiento de la plurinacionalidad del Estado español que se acompaña con la idea de que ante Catalunya sólo cabe diálogo, diálogo y diálogo;y la asunción de la Renta Básica Universal como una fórmula a estudiar y hacia la que hay que dirigir los pasos en un futuro en el que el trabajo robotizado amenaza aún más al empleo. Pero el documento es mucho más. Su punto de partida es una autocrítica ante lo que ha sido el repliegue y la resignación socialdemócrata ante el neoliberalismo, algo que se ha traducido en connivencia. A partir de ahí se plantea construir una alternativa al neoliberalismo, a su modelo económico, a su visión chata de la democracia, y a sus valores y cultura, recuperando un Estado fuerte y suficiente que lleve a cabo una política fiscal más redistribuitiva, una política industrial y una transición ecológica de la economía. El documento reitera con firmeza, frente a quienes desean un PSOE desnaturalizado, pragmático y moderadamente reformista, la necesidad de un nuevo partido con una ideología socialdemócrata sustentada en principios y valores, con un proyecto socialmente comprometido. El documento propone acabar con la práctica socialista de limitarse a ser gestor del modelo neoliberal establecido. Espero que sea ideológicamente coherente y marque un antes y un después con el transformismo político del propio Sánchez.

El planteamiento de Pedro Sánchez y su equipo, entre los que se encuentran Odón Elorza y Cristina Narbona, choca frontalmente con la actual cúpula socialista que a estas alturas debe estar tramando una contraofensiva que trate de neutralizar a su enemigo interno. No creo que baste la candidatura de Susana Díaz para lograrlo. Hará falta contraponer un ideario y un programa creíble y que, sobre todo, conecte con las bases socialistas que en su mayoría parecen estar situadas a la izquierda de sus dirigentes. Estos últimos militan ya en las filas del liberalismo, teniendo en Felipe González una errónea fuente de inspiración, siendo como es un personaje amortizado cuya vida transcurre en la burbuja de los ricos. Por otra parte, Patxi López, trata de fortalecer su candidatura como la que puede impedir una victoria de los extremos, ofreciéndose como tercera vía. Probablemente él contaba con ser bendecido por la cúpula de barones, pero no parece que sea así. Su discurso light difícilmente puede convencer, menos cuando carece de carisma personal. Puede eso sí, tratar de restar apoyos a Sánchez, a quien en su día animó a dimitir como diputado para que preparase más libremente su asalto a la secretaría general, para luego terminar presentándose él mismo como candidato, en un acto de traición.

Una reflexión global me lleva a la idea de que ya fuera de las influencias nocivas de los barones, Sánchez ha encontrado la fuerza necesaria para tratar de dar un giro radical al PSOE, lo que significa de hecho un reconocimiento de que su pasado reciente como candidato a la presidencia fue errático. Lo fue su pomposa firma de un acuerdo con Ciudadanos (acaba de repudiar la socialdemocracia) y su sistemática negativa a pactar con Podemos e Izquierda Unida. Ahora puede decirse que el pasado quedó atrás y que esta nueva propuesta suena bien, muy bien. Es posible que esté pensada no tan sólo como la expresión de un proyecto socialdemócrata sino que además pretende robar espacio electoral a Podemos. Pero eso es legítimo. Lo realmente importante es que sea verdadera y que marque un cambio profundo del PSOE en la medida en que Sánchez pueda ganar las primarias.

Otra cosa es que no se lo pondrán fácil. Sánchez puede contar con unos cuantos enemigos. El primero lo tiene en su propio partido;el segundo en medios de comunicación con el Grupo Prisa a la cabeza;el tercero en el IBEX 35 y en poderes financieros que acostumbran a querer gobernar desde la sombra. La batalla está servida. Ojalá la gane.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

    • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
    • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902