Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Editorial

Tenemos un problema

Una sociedad avanzada no puede ocultar la gravedad de las agresiones sexuales tras la pretensión de que sean hechos aislados;no lo son si se producen en este número y con similitudes espacio-temporales tan notorias

Martes, 21 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:11h

Lo más grave de la denuncia de un nuevo caso de agresión sexual en Tolosa es que desgraciadamente ni siquiera puede considerarse novedad. En el último año, además de aquellos de extrema notoriedad pública como la agresión sexual en grupo a una joven en sanfermines, se han denunciado casos de violencia sexual contra mujeres, muchas de ellas menores, al menos en Irun, Bilbao (más de media docena de casos), Algorta, Gernika, Barakaldo, Aixerrota, Lezo, Tudela, Baiona, Basauri, Donostia, Zarautz, Gasteiz (ocho casos en sus fiestas), Sopela, Durango, Portugalete, Bermeo, Leioa... y solo entre enero y septiembre de 2016 la Er-tzaintza registró 260 delitos contra la libertad sexual, de los que 88 fueron agresiones. Que a final de año las infracciones en Euskadi contra la libertad sexual bajasen un 4,03% y las agresiones sexuales más graves descendieran un 9,29% respecto a 2015 no significa, en todo caso, que el problema remita y mucho menos que no se extienda más allá de la estadística. De hecho, según los especialistas que tratan y persiguen este tipo de delitos, la media de 2.000 denuncias anuales por violación que se ha producido en el Estado durante la última década apenas supone una sexta parte de las agresiones cometidas. El caso de Tolosa, además, vuelve a incidir en la coincidencia de las fechas festivas -los carnavales tolosarras comienzan oficialmente el jueves- y las horas nocturnas como marco en el que se producen buena parte de las agresiones sexuales, lo que confirma que los estereotipos de género en la juventud y la cosificación de la mujer -en esto la sociedad vasca no es pese a todo una excepción- se exacerba en tiempo de ocio y especialmente en los espacios festivos, tal y como ya señalaba el estudio Continuidades, conflictos y rupturas frente a la desigualdad: jóvenes y relaciones de género en el País Vasco realizado hace ya más de cuatro años por Emakunde, que al respecto el pasado verano puso en marcha la campaña Beldur barik. Y una sociedad que se pretende avanzada como la nuestra no puede ocultar la gravedad del problema tras la pretensión de que sean hechos aislados (no lo son cuando se producen en ese número y con similitudes tan notorias), ni en una supuesta marginalidad de los autores que no se corresponde con la realidad en un alto porcentaje de los casos.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902