Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Colaboración

PP-PSOE y viceversa

por Endika Zapirain - Lunes, 20 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:11h

Qué interesante e incluso conveniente sería que entre estos dos partidos, PP y PSOE, hubiese diferencias básicas en relación a la democracia en general y el tratamiento y reconocimiento de las realidades nacionales en el Estado, principalmente de Catalunya y Euskadi. Desgraciadamente, nada más lejos de la realidad. Hasta el punto de que el orden de los factores no altera el producto final.

El intento de mantener el bipartidismo a toda costa es la base de su actuación predominante. No les interesa que existan otras opciones que les puedan mermar en sus posibilidades de mantener poltronas de poder institucional. Parece que ésta es la vocación en ambos partidos, consolidada a lo largo del tiempo.

El PP trata de evitar a toda costa que Ciudadanos le reste espacio en su área natural. El PSOE actúa parecido con Podemos: no quiere en modo alguno que Podemos pueda absorber parte del electorado de su área tradicional.

Esta cuestión se ha puesto de manifiesto claramente en el apoyo implícito del PSOE a Rajoy para la renovación del Gobierno del PP en España, a pesar de la gestión nefasta del PP y Rajoy en los cinco años de gobierno. El significado de esta estrategia es clara: se impide a Podemos que adquiera más protagonismo y se intenta mantener a toda costa el bipartidismo en el ámbito del Estado. En este aspecto, PP y PSOE se retroalimentan mutuamente.

El espectáculo que ofrecen estos dos partidos ante situaciones diversas, internas y externas, que debería afectar a su credibilidad, son relevantes. En el PP, la corrupción galopante e irregularidades de dirigentes y/o representantes institucionales del partido, incluyendo a ministros, incluso la cuenta “B”… parece que son cosas colaterales. Nunca han tomado medidas contundentes y a tiempo.

En el PSOE, a partir de la dimisión, forzada, del secretario general Pedro Sánchez, el espectáculo ha sido impresionante. Delata, lo que ya se sabía, que la democracia interna en este partido es mínima. ¿Cómo es posible que se forme una gestora y siga en vigor del orden de ocho meses? Esto solo se explica por el afán de algunos de dominar ¿mangonear? la situación creada y orientar todo hacia sus intereses.

Las irregularidades, corrupción, sobre todo en Andalucía, y el afán de Susana Díaz de mangonear el partido e incluso la pretensión de liderarlo, cuando la región que dirige está hecha unos zorros. En todos los parámetros sociales está en la cola de las regiones españolas. Sin embargo, hay hablantes relevantes que apoyan su candidatura a la secretaria general. Difícil de creer. Son las incoherencias y contradicciones que se manifiestan dentro del PSOE.

Los dos partidos son fieles devotos de la monarquía española. A los pesoistas les afecta más todavía el respeto y trato exquisito a los reyes como si fueran los salvadores y guardianes de la democracia en España. Basta recordar la actuación ante ellos cuando ejerció de ministra de Defensa la catalana Carme Chacón el día de la pascua militar. Solo le faltó arrodillarse. De República, nada de nada. Sería un riesgo para mantener las prebendas y los privilegios que otorga el sistema actual del bipartidismo.

Ocurre lo mismo con la cuestión de las naciones existentes en el actual Estado español. No quieren saber nada al respecto. Se han empeñado en mantener la estructura decimonónica del Estado, y desprecian olímpicamente las aspiraciones y sentimientos de los pueblos para decidir su futuro libre y democráticamente.

Pretenden justificar la caja única de la Seguridad Social en función de la solidaridad entre las regiones españolas. Esto es absolutamente falso. Lo que pretenden, simplemente, otra vez, es mantener el control y poder sobre el total de la caja. Aunque el Estatuto de Gernika lo estableció hace 37 años, siguen tozudamente sin realizar la transferencia correspondiente. En este punto cuentan con el apoyo, ¿simbólico?, de los sindicatos estatales, especialmente CCOO y UGT.

Es una constante que los más acérrimos defensores de la única nación la española son los que más estimulan a la ciudadanía catalana y vasca para desear vivamente una nación libre independiente/interdependiente en Europa en concurrencia con los demás miembros de la UE.

Es evidente que, a pesar de todas las deficiencias y carencias que afectan al PSOE, se pueden establecer relaciones de colaboración e incluso formar gobiernos de coalición con este partido con un programa concreto y detallado para la gestión ordinaria, de una manera estándar y a corto plazo, sin grandes expectativas. Pero no puede tener futuro, por su propia naturaleza. Nacionalistas vascos y nacionalistas españoles son incompatibles para proyectar el futuro de este pueblo-nación en el seno de Europa.

El futuro solo puede estar sumando fuerzas entre diferentes, pero abertzales;que tengan una visión del pueblo vasco similar en factores básicos. Hasta ahora no se ha llegado al punto de madurez suficiente para alcanzar acuerdos que hagan viable un futuro más saludable y eficaz. Si se sigue con planteamientos del pasado, no existe la menor posibilidad de alcanzar acuerdos sólidos y suficientes.

No lograremos jamás liberarnos del lastre de España y los nacionalistas excluyentes españoles, sin la complicidad efectiva de las fuerzas abertzales para avanzar en la dirección correcta.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902