Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
rota su racha de tres victorias consecutivas

El Eibar cae con la cabeza alta (2-0)

23ª jornada los goles de sarabia y vitolo derrotan a un eibar atrevido y que plantó cara al sevilla

Néstor Rodríguez - Domingo, 19 de Febrero de 2017 - Actualizado a las 06:12h

El delantero del Eibar Sergi Enrich trata de llevarse el balón ante el defensa sevillista Lenglet.

El delantero del Eibar Sergi Enrich trata de llevarse el balón ante el defensa sevillista Lenglet.

Galería Noticia

El delantero del Eibar Sergi Enrich trata de llevarse el balón ante el defensa sevillista Lenglet.

El Eibar vio rota su racha de tres victorias consecutivas con la que llegaba al Sánchez Pizjuán, pero lo hizo manteniendo su identidad, dando la cara y planteando una durísima batalla al Sevilla, un equipo casi inabordable en su feudo, donde hasta la fecha solo han puntuado el FC Barcelona, que ganó, y el Villarreal, que empató. El Eibar no pudo ser el tercero en sacar algo positivo del estadio hispalense al caer 2-0, pero lo intentó hasta el último suspiro, hasta que Vitolo, en el minuto 91, definió un choque que a los locales se les había puesto de cara a la media hora con un tanto de Sarabia. Pero del pitido inicial hasta el pitido final el Eibar jugó de tú a tú a un equipo que marcha segundo en la clasificación. Desde luego, demostró un día más que no es casualidad la extraordinaria temporada que lleva.

Pocos equipos han tenido la valentía de presionar al Sevilla en su propio campo como lo hizo el Eibar ayer. El equipo de Mendilibar saltó al césped sin ningún tipo de miedo. Buscando a su rival arriba, tratando de provocar el error. Evidentemente, corría un riesgo grande porque entre Yoel y la defensa había muchos metros que podían aprovechar los delanteros locales, pero el Eibar presionó con tanta intensidad que el Sevilla apenas se acercó al área azulgrana. Eso sí, en la ocasión más clara acertó: preciosa combinación entre Jovetic y Ben Yedder, y Sarabia que no perdonó en una posición muy cómoda. En un duelo que estaba siendo de poder a poder, la calidad puntual de los delanteros sevillistas marcó la diferencia. Porque el Eibar se acercó mucho al área del conjunto entrenado por Sampaoli, pero le faltó precisamente ese punto de calidad o de claridad de ideas para poder crear ocasiones. Quizás el enorme desgaste que hizo para presionar le impidió conservar esa frescura necesaria para ver los huecos en la defensa rival. Un día más, fue Pedro León quien más peligro llevó, pero sus centros casi nunca encontraron rematador. Uno de ellos, muy cerrado, estuvo a punto de sorprender a Sergio Rico, pero se marchó fuera.

dominio en el segundo tiempoEl 1-0 al descanso dio paso a un segundo tiempo en el que el Eibar saltó al terreno de juego con mayor ímpetu si cabe, teniendo la posesión y atacando. Pedro León siguió poniendo una y otra vez el balón el en área sevillista, pero sin éxito. La mejor ocasión la tuvo en el minuto 58 Adrián. La presión de Enrich provocó un error en la salida de balón del Sevilla y el esférico llegó a Adrián, cuyo lanzamiento cruzado se marchó desviado por poco. Mendilibar trató de dar una vuelta de tuerca a su equipo y metió en el campo a Luna y Bebé con el objetivo de reactivar una banda izquierda hasta entonces menos productiva que la derecha. Los cambios provocaron que el Eibar intensificara incluso su dominio. Y es que, lejos de ser dominado por un Sevilla que por físico y calidad suele pasar por encima de sus rivales, el conjunto armero encerró a los de Sampaoli en los últimos 20 minutos. Un inocente cabezazo de Bebé y un centro de Luna que se envenenó y despejó de puños Sergio Rico fueron las opciones más claras para poner un 1-1 que nunca llegó.

Porque el Sevilla se defendió muy bien y, además, en una contra ya en el minuto 91, con el Eibar volcado en la portería rival, aprovechó para poner la puntilla. Fue Vitolo quien definió a placer ante Yoel y puso el 2-0. Se quedó el equipo de Mendilibar con las ganas de confirmar su extraordinario momento de forma en una plaza grande como es el Pizjuán, pero más allá de la derrota queda la imagen que dejó: valiente, sin complejos y plantando cara a un equipo que ayer durmió segundo y que esta próxima semana juega los octavos de final de la Champions. Palabras mayores y por ahora inalcanzables para el Eibar, que, de todas maneras, sigue en la zona alta de la tabla. Quien quiera ganarle como ayer hizo el Sevilla, va a tener que correr mucho y jugar muy bien.

2-0


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902