Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

El veto de los partidos al ministro del Interior complica la investidura de Rajoy

Ciudadanos y el socialismo catalán piden la retirada de Fernández Díaz, y no se descarta que se aborde en la negociación

Míriam Vázquez - Viernes, 1 de Julio de 2016 - Actualizado a las 06:11h

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, en una anterior intervención.

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, en una anterior intervención. (Foto: Efe)

Galería Noticia

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, en una anterior intervención.

donostia- Nunca estuvo en los planes de Mariano Rajoy hacerse a un lado para dar paso a otro candidato de su partido que suscite un mayor consenso entre el resto de fuerzas. Nunca estuvo en sus planes, y menos aún tras los resultados de las elecciones generales del domingo, que entiende que refuerzan su candidatura a la presidencia española tras haber ganado catorce escaños y haber abierto una brecha de 52 representantes de distancia con el socialismo. Es algo que reconocen propios y extraños. Como prueba de ello, el partido que mayor bandera había hecho hasta la fecha del veto personal a Rajoy, Ciudadanos, no ha dejado de dar bandazos en las últimas horas, asegurando primero que sigue vetándolo, y matizando después que prefiere negociar primero sobre políticas concretas. En ese contexto, comienza a tomar cuerpo la hipótesis de que las negociaciones se cobren una pieza menor, la del ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz.

El ministro no atraviesa por su mejor momento después de que el diario Público filtrara unas grabaciones donde, supuestamente, conspiraba contra políticos soberanistas con el director de la oficina antifraude catalana. Este último fue destituido anteayer por el Parlament, de modo que no son pocas las voces que consideran lógico que el ministro siga el mismo camino. Ayer, el fiscal del caso Nóos, Pedro Horrach, defendió que “tendría que haberse producido la dimisión inmediata” del responsable de Interior nada más salir a la luz las grabaciones. El cerco se estrecha por momentos, ya que Público ha entregado a la Fiscalía los archivos de audio para que determine si existe delito. Sin prejuzgar su culpabilidad o inocencia, algunas voces consideran insostenible su continuidad en el Gobierno por imagen. Además, parece evidente que apoyar la investidura de un presidente que pretende llevar a su equipo a Fernández Díaz sería muy incómodo para cualquier partido. Su continuidad podría comprometer la proclamación de Rajoy.

En medios de comunicación españoles comienzan a dar por hecho que el futuro del ministro será uno de los puntos en las conversaciones. En lo que coinciden es en que Fernández Díaz puede ser un obstáculo para el acuerdo. Hay datos reales que apuntan en esa dirección. Poco después de las elecciones, Ciudadanos fue más allá del veto a Rajoy para poner también una cruz a Fernández Díaz y a Cristóbal Montoro, el responsable de Hacienda. El propio Montoro hizo saber el pasado año que no pensaba continuar en su ministerio ni en ningún otro, entre otras cuestiones porque comenzaba a sobrepasarle la lucha entre las familias que cohabitan en el ejecutivo, aunque en los últimos tiempos ha limado su relación con sus compañeros. “El señor Rajoy puede pactar con otros partidos. Vamos a apoyar un Gobierno nuevo, con nuevas políticas y nuevas personas. Si no es así, si es continuista, si sigue el señor Rajoy al frente, el señor Fernández Díaz, el señor Montoro... estaremos en la oposición”, avisó Albert Rivera. Ciudadanos podría aferrarse al veto al ministro una vez perdidas las opciones con Rajoy.

El PP necesita a toda costa la abstención de los socialistas para superar la investidura. Para ser más exactos, necesita, al menos, la abstención de uno de sus diputados. Aun así, hasta la más mínima concesión del socialismo puede complicarse con borrones como la continuidad del ministro, tal y como apuntó ayer el líder de los socialistas catalanes, Miquel Iceta. Suponiendo que el PP arañara una abstención, todavía necesitaría 175 votos a favor. Trabaja con la hipótesis de lograr el respaldo de Ciudadanos, PNV y Coalición Canaria, una opción ya de por sí rocambolesca por lo incompatible de las propuestas de los eventuales socios, y que sin duda se complicaría si continúa el ministro.

sin apoyosCiudadanos lo ha vetado, y resulta difícil imaginar que los jeltzales se sientan cómodos con su figura por el episodio de las escuchas. Sin ir más lejos, su gestión del nuevo tiempo sin ETA no ha sido un dechado de virtudes a ojos de los jeltzales, que han denunciado en varias ocasiones su falta de comunicación con el departamento de Seguridad del Gobierno Vasco, que no haya convocado la Junta de Seguridad para abordar la reducción del número de policías españoles en suelo vasco, o que haya apostado en exclusiva por las detenciones, orquestando incluso operaciones con un interés mediático, a su juicio. Cabe recordar la controversia por la filtración de la operación Jaque antes de que la Guardia Civil la pusiera en marcha, lo que motivó la dimisión de su responsable de prensa y la indignación del Cuerpo. En cualquier caso, en el PNV asisten con mucha frialdad a las especulaciones sobre el futuro del ministro, que también han circulado en ámbitos jeltzales.

Si Rajoy no logra ni una abstención socialista, debería mirar a la bancada catalana, donde la continuidad del ministro es anatema por razones evidentes. Incluso superando ese escollo, no parece realista barajar un pacto con CDC y, menos aún, con ERC.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902