Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

Los camiones pagarán un máximo de 10 euros de peaje por cruzar la N-I a partir de enero de 2018

El nuevo canon tendrá tres puntos de cobro en Irun, Andoain y Etzegarate
Su implantanción costará diez millones y permitirá pagar sin detenerse
Estiman recaudar tres millones anuales

Iraitz Astarloa - Jueves, 30 de Junio de 2016 - Actualizado a las 06:13h

Peaje inteligente portugués, en el que se ha inspirado la Diputación.

Peaje inteligente portugués, en el que se ha inspirado la Diputación.

Galería Noticia

Peaje inteligente portugués, en el que se ha inspirado la Diputación.Conforme los vehículos se aproximen a los pórticos, el sistema informático calculará el tonelaje de los mismos, haciendo una primera criba entre ligeros y pesados.

donostia- A partir del 1 de enero de 2018 cruzar la N-I no será gratis para los transportistas. Los vehículos de más de 3,5 toneladas pagarán desde esa fecha un máximo de 10 euros por atravesar esta carretera, desde el puerto de Etzegarate, en Idiazabal, hasta Irun. Esta será la tarifa máxima que contemplará en nuevo peaje que la Diputación de Gipuzkoa quiere implantar en una de las vías más transitadas por el transporte pesado, a quienes va dirigido el nuevo canon.

La diputada de Infraestructuras Viarias, Aintzane Oiarbide, y el director general de Bidegi, Alfredo Etxeberria, comparecieron ayer en Donostia para dar cuenta de los pormenores de este nuevo peaje, cuya aprobación definitiva correrá a cargo de las Juntas Generales, si bien esperan tener en marcha el 1 de enero de 2018. “Aunque intentaremos adelantar esa fecha a finales de 2017”, aseguró Oiarbide.

Según las estimaciones que maneja la Diputación, el nuevo sistema de peaje que ha sido denominado como AT, tendrá una recaudación anual de “entre siete y ocho millones de euros”, si bien descontados los gastos operativos, tendrá un rendimiento de alrededor de tres millones de euros. Este beneficio, será “reinvertido en la mejora y el mantenimiento de esta vía”, señaló Oiarbide, quien recordó que, hasta ahora, ese dinero se invierte desde el presupuesto foral y que en adelante podrá destinarse a “otras cuestiones como políticas sociales o promoción económica”.

Según explicó la diputada, el nuevo canon de la N-I no será un peaje al uso, sino que constará de seis pórticos metálicos, similares a los paneles informativos, que se instalarán en tres puntos de la carretera: Irun, Andoain y Etzegarate. Estos pórticos contarán con diferentes lectores que permitirán identificar a los vehículos que pasen por debajo sin necesidad de que estos paren.

De esta forma, únicamente los vehículos que pasen por los tres puntos pagarán la tarifa completa que, según avanzó Etxeberria, “en ningún caso llegará a los diez euros, IVA incluido”. Por su parte, atravesar un único pórtico -recorrido más habitual de los transportistas guipuzcoanos según la Diputación- tendrá un precio inferior a un euro.

Tal y como explicó Oiarbide, este sistema de peaje “inteligente”, permitirá abonar sin tener que detenerse, lo que provocará que “no haya retenciones de tráfico y originará menor contaminación y ruido”. Además, según completó Etxeberria, “tecnológicamente, situará a Gipuzkoa en la vanguardia de Europa”, siendo el primer territorio del Estado en el que se implantará un peaje de estas características.

La implantación de este sistema, que tiene un complejo software informático, requerirá de una inversión inicial de 10 millones de euros, además de otros “7 u 8 millones para su mantenimiento ordinario” en los primeros cuatro años.

El funcionamiento del sistema será sencillo: conforme los vehículos se aproximen a los pórticos, el sistema informático calculará el tonelaje de los mismos, haciendo una primera criba entre ligeros y pesados. Posteriormente, se procederá a la lectura de la matrícula delantera, así como el dispositivo telemático VíaT (vinculado a una cuenta corriente mediante la que se llevará a cabo el control). Después se procederá a la lectura de la matrícula trasera y se procesará el recorrido que ha realizado el vehículo para proceder al cobro de la cantidad correspondiente, en función de los arcos que ha atravesado.

Según avanzaron los responsables forales, actualmente el 87% de los vehículos pesados que transitan por el territorio disponen de un dispositivo telemático, mientras que se invitará al resto de conductores a hacerse con este aparato. Además, advirtieron que, según establece la ley, atravesar un peaje sin abonarlo supone una sanción mínima de 150 euros.

Reordenación de tráficosSegún ha venido defendiendo la Diputación desde el comienzo de la legislatura, la puesta en marcha de este nuevo peaje tendrá tres objetivos. Primero, que los transportistas extranjeros que diariamente transitan por Gipuzkoa (el 60% de los tráficos según los datos del Ejecutivo) contribuyan mediante el pago de esta tarifa al mantenimiento de las carreteras guipuzcoanas. Por otro lado, el nuevo canon pretende tener un efecto directo sobre los tráficos. La Diputación entiende que desde su puesta en marcha se producirá un trasvase de camiones de la N-I a otras vías como la AP-8 o la AP-1, descongestionando el intenso tráfico que a día de hoy sufre la nacional. Y finalmente, permite a Gipuzkoa cumplir con la normativa comunitaria, que exige que las carreteras transeuropeas sean de pago.

Los datos

en corto

3


Millones. Es la cantidad que la Diputación espera recaudar con el nuevo peaje de la N-I que tendrá tres puntos de cobro: en Irun, Andoain y Etzegarate. En realidad, el nuevo canon tendrá una recaudación anual de “siete u ocho millones”, aunque descontados los gastos operativos, el rendimiento real será de tres millones anuales.


10


Poner en marcha el sistema AT de peaje en la N-I requerirá una inversión inicial por parte de la Diputación de diez millones de euros. Además, durante los primeros cuatro años, habrá que invertir otros “siete u ocho millones” para su puesta en marcha y mantenimiento.


2018


La Diputación se ha puesto como fecha límite el 1 de enero de ese año para comenzar a cobrar el paso por la N-I, si bien la voluntad del Ejecutivo es adelantar unos meses esa fecha y tener el peaje implantado para finales de 2017. Para ello, el Departamento de Infraestructuras Viarias espera tener preparada la licitación del proyecto para “mediados de julio”. De esta forma, las empresas interesadas en participar en el concurso deberán presentar sus proyectos a lo largo del mes de septiembre para, así, poder proceder a la adjudicación “a finales de noviembre”


La diputada de Infraestructuras Viarias, Aintzane Oiarbide, se mostró comprensiva con el “rechazo” que el nuevo peaje ha suscitado en el sector del transporte en Gipuzkoa, si bien indicó que su departamento está estudiando las maneras en las que el beneficio obtenido pueda revertirse en el sector. “Europa no nos permite distinguir en función del origen, pero estudiaremos qué medidas tomar para perjudicar lo menos posible a nuestros transportistas”. Aunque no adelantó mucho a este respecto, apuntó que aprobar ayudas para renovar las flotas podría ser una de las medidas a adoptar.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902