Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Desde la Avenida de Tolosa

El discurso y el ‘negro’

Por Adolfo Roldán - Martes, 28 de Junio de 2016 - Actualizado a las 06:14h

El discurso de Mariano Rajoy la noche del 26-J desde el balcón de Génova seguramente pasará a los anales de la oratoria española. Ni Demóstenes, ni Cicerón conseguirán eclipsarle. Tampoco Churchill con su “sangre, sudor y lágrimas”, ni Franklin Delano Roosevelt con su “miedo al miedo”, ni Charles de Gaulle con sus arengas a la resistencia serán capaces de hacerle sombra. Mucho menos los discursos de los norteamericanos John F. Kennedy, Martin Luther King o Barack Obama y su inolvidable “Yes we can”. Y, desde luego, no le aventajarán en originalidad e improvisación don Manuel Azaña, Dolores Ibarruri, o Adolfo Suárez Tengo que confesar que la oratoria esgrimida por Rajoy en la noche electoral de la victoria ha dejado honda huella en mi razón. Era difícil entenderle, y muy complicado seguirle el hilo del discurso. A veces se asemejaba a una madeja desmadejada y casi siempre a un laberinto intrincado. Repitió machaconamente palabras tan expresivas como: “oye”, “eh...”, “queridas amigas y amigos” por lo menos diez veces en párrafos donde para nada venían a cuento. En realidad, nada tenía significado. Por eso, tal vez, finalizó con un: “Amigas, amigos, gracias, gracias de corazón, por vuestro empuje, vuestro aguante y por vuestra generosidad”. El presidente en funciones debió darse cuenta de la “chapa” que había soltado, por eso incluyó lo de “aguante”. El discurso fue interrumpido por un grupo asilvestrado, que tiró entre la gente un bote de humo, intentando con sus gritos reventar la celebración. Rajoy sorprendido preguntó a Cospedal qué ocurría. “¿Estos son los malos?”. ¡Qué manía! Pero efectivamente, esos eran ultraderechistas del Hogar Social de Madrid, que querían hacerse notar. Son los mismos a los que la presidenta de Madrid hace unas semanas permitió manifestarse por la Villa y Corte. Concluyo con una reflexión, hay oficios que no están suficientemente bien retribuidos. En este caso me refiero al “negro” que le escribe los discursos a Rajoy. La noche del 26-J debió librar y su ausencia se notó.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902