Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

Vendetta y sin catenaccio

EN LA VERSIÓN MÁS OFENSIVA QUE SE LE RECUERDA, | Italia barrió del mapa a una previsible españa, a la que no le bastó su reacción en la segunda mitad

Aitor Martínez - Martes, 28 de Junio de 2016 - Actualizado a las 06:15h

Donostia- Italia, en su versión menos italiana, con un juego ofensivo, especialmente en el primer acto, en el que pasó por encima de una España cabezona, que tropezó una y otra vez contra el muro de tres centrales diseñado por Antonio Conte, está ya en cuartos de final de la Eurocopa. Atrás quedó el catenaccio, una forma de vida que condujo al éxito a la selección azzurra. Ahora, pese a que los puntales del equipo son los tres zagueros y el guardameta, la columna vertebral de la Juventus, el combinado italiano entiende el fútbol de otra manera. Más alegre. Tampoco ve con malos ojos replegarse y aguardar a la contra, como hizo ante Bélgica y ayer durante buena parte de la segunda mitad. Pero resulta significativo que Italia dispusiera de hasta cuatro ocasiones claras de gol, además de los dos tantos. La suya fue una vendettaconmayúsculas, alejada del catenaccio, ante un combinado, el español, que se había convertido en su bestia negra.

Los medios de comunicación transalpinos amanecieron con el recuerdo de los últimos choques oficiales disputados entre ambos equipos. Un recuerdo nefasto para la siempre competitiva Italia, que no conocía el triunfo en los cuatro últimos enfrentamientos, siendo tres de ellos en cruces directos. Hasta ayer, había que remontarse hasta el Mundial de Estados Unidos de 1994 para dar con la última victoria azzurra. En un partido no exento de polémica, recordado por el codazo de Tassotti a Luis Enrique y que el árbitro dejó sin señalar, los italianos pasaron a semifinales tras imponerse 2-1 y llegarían hasta la final, donde les salió cruz en la lotería de los penaltis, que encumbró a Brasil.

Fue desde los once metros donde España acabó con su mal fario y superó la barrera de los cuartos de final en la Eurocopa de 2008 tras apear a Italia. El combinado estatal se proclamó campeón del torneo, como en 2012. En la cita disputada entre Polonia y Ucrania, la selección española superó con claridad a Italia en la finalísima. Se impuso con un contundente 4-0, echando por tierra la previsible igualdad que se esperaba tras el empate a uno de la fase de grupos.

El último precedente oficial data del verano de 2013, si bien este fue en una competición menor como la Copa Confederaciones. Brasil, que un año más tarde sería testigo de la peor versión de España en una fase final de un Mundial, fue testigo de un nuevo ejercicio de impotencia de los transalpinos, que volvieron a caer en los penaltis, en esta ocasión en semifinales.

Ayer, por fin, Italia pudo cobrarse su particular vendetta. La apisonadora alemana les espera en cuartos.

A buen seguro, Löw tomaría buena nota del desempeño italiano, que impidió cualquier atisbo de tiki-taka con una presión elevada y efectiva en el primer tiempo y algo más retrasada, fruto del cansancio, tras la reanudación. España fue un juguete a manos de Italia en el acto inicial. Sin ideas en los metros finales, con un planteamiento a todas luces erróneo y que Del Bosque trató de solucionar tras el paso por vestuarios dando entrada a Aduriz en detrimento de un desafortunado Nolito, cayó con total merecimiento. Con el donostiarra mejoró la selección española, pero con su lesión a diez minutos para el final y sin Morata en el verde, el gol se convirtió en una quimera.

de de gea a buffonEl 2-0 final fue un reflejo de la diferencia que existió sobre el terreno de juego entre ambos conjuntos. Aunque la cosa pudo acabar en tragedia para España de no haber sido por De Gea. Erró en el tanto de Chiellini, manos de mantequilla, pero fueron sus intervenciones las que sostuvieron al cuadro estatal. Las dudas residen en saber qué hubiese sido de la selección española si enfrente en vez de Eder y Pellè, hubiesen estado otros delanteros de mayor renombre. Con todo, le bastó para ser superior. Sus futbolistas corrieron más que los de la selección española (116,9 kilómetros en total, por los 109,2 de su rival) y si fue España quien tuvo más posesión al término de los 90 minutos (42% frente al 58%), al descanso únicamente estaban seis puntos por debajo (47% y 53%).

Además, cuando el orden táctico de Italia falló apareció el de siempre: Buffon. El portero eterno, incansable.

Después llegaría la puntilla, obra de Pellè y, con su gol, a la contra, al más puro estilo de la vieja Italia, de la que solo queda el rigor táctico.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902