Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Opinión

A por la definitiva

Juan Mari Gastaka - Domingo, 26 de Junio de 2016 - Actualizado a las 06:13h

Juan Mari

Galería Noticia

Juan Mari

Una representación teatral se apodera del 26-J en la búsqueda angustiosa de su protagonista. El primer acto de la función comienza hoy con el paso por las urnas, posiblemente el entremés más sencillo. El segundo arrancará mañana sin descanso apenas, pero tremendamente condicionado por una noche de vigilia propensa a los gozos y las sombras, a las sonrisas y lágrimas. Ahí comenzará a trazarse el camino de espinas para profundizar sin descanso en un desenlace imposible de imaginar ahora mismo entre tanta maleza de encuestas apretadas de última hora, intrigas ministeriales a modo de sublevación abominable y esos remolinos de indecisos. Mientras tanto, al fondo, una multitudinaria audiencia variopinta en sus gustos y sus deseos pero deseosa de que, de una vez, impere la necesaria responsabilidad para que no vuelvan a repetirse espectáculos bochornosos.

No se trata de una repetición de las elecciones del 20-D. Son unos comicios bien distintos donde no coincide ni el miedo escénico para algunos contendientes, ni son los mismos protagonistas pero tampoco el entorno que rodea otra apelación al voto, máxime tras el estrepitoso fracaso de quienes prefirieron anteponer sus prioridades al bien común del entendimiento desde la discrepancia. Cada uno de los cuatro partidos arrastra para este domingo una cicatriz que hace medio año no le diferenciaba.

Acude Rajoy a este decisivo partido del desempate entre los ecos cada vez más coincidentes y sonoros de su marcha en favor del bien común por encima de la victoria del PP que se presupone. Llega Pedro Sánchez aturdido porque ninguno de los pronósticos que se dejan oír le favorece hasta el extremo de comprometer su existencia política si no obra el milagro al que lo socialistas acostumbran en su ancestral pelea con las encuestas. Irrumpe Pablo Iglesias arropado por los votos prestados tras una conjura de intereses que le aconsejaron no aupar al PSOE en diciembre para así procurar ahora el hachazo definitivo. Y se asoma Albert Rivera con el rasguño propio de quien peleó por hacerse un hueco.

Nada será igual esta vez porque fundamentalmente los partidos se sienten ahora mucho más presionados en su responsabilidad. Bien saben ellos que no puede haber una tercera oportunidad para enjugar sus vanidades. Ahora bien, el rompecabezas sigue igual de intrincado que la vez anterior y, además, rodeado de un ambiente cada vez más irrespirable por la insensata polarización de posturas demasiado antagónicas con el paso de los días y que dinamitan sobremanera el escenario de un diálogo imprescindible bajo la exigencia de la transversalidad.

Para entonces ya se conocerán las cartas de la baraja para jugar la larga partida que se avecina en el hallazgo de un presidente siquiera que dure de años. Las habrá anunciado el ministro del Interior sin inmutarse por la pesada carga de la prueba incriminatoria que le persigue. Vaya como si se tratara de un sainete.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902