Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Opinión

Felipe, ¿suma o resta?

Juan Mari Gastaca - Sábado, 25 de Junio de 2016 - Actualizado a las 06:12h

Juan Mari Gastaca

Galería Noticia

Juan Mari Gastaca

Pedro Sánchez vive prisionero en un sandwich. Se siente acosado desde abajo por el marketing político y la versatilidad ideológica de Podemos y presionado desde arriba por las voces determinantes por influyentes de Felipe González y Susana Díaz. Y así prácticamente desde que dio el primer paso al frente como secretario general del PSOE sin la benevolencia expresa del estado mayorde Ferraz, demasiado sumiso a la conexión andaluza. Toda una amargura insoslayable que, desgraciadamente para su ambición política, solo puede ir a peor. Pero el candidato, que lo sufre con dignidad aparente, sonríe como lo hizo ayer en la despedida de la campaña, donde estuvo respaldado curiosamente por esos mensajes siempre condicionantes de FG y la presidenta andaluza, referencias incuestionables a modo de oráculo cada vez que se trata de alentar el orgullo del partido porque acechan los nubarrones.

Por si le quedaba alguna duda después de los jirones perdidos en el proceso de su investidura fallida, González advirtió por enésima vez a Sánchez de que ni un guiño con Pablo Iglesias, por separatista. Este mismo político capaz de renunciar al referéndum catalán en otra pirueta interesada como anzuelo para una negociación posterior al sorpasso aparece retratado paradójicamente en el verbo del tótem socialista como un peligro para la unidad de España. Es evidente que al decirlo sabe que distorsiona interesadamente la realidad, que el líder de Podemos está entregado a la causa de mantener su patria sin desgajarse y que bien lo disfrutan cuantos socialistas gobiernan gracias a sus apoyos en varias autonomías.

González recurre a esta dialéctica porque quiere insuflar ánimos a una afiliación angustiada por el devenir de su partido pero que confía en el golpe de riñón final para plantar cara. Al hacerlo, no obstante, siembra la duda de si la estrategia de su oratoria contribuye a sumar o debilita el propósito socialista. No es la primera vez que muchos de sus gestos alimentan el desasosiego de quienes siguen esperando su doctrina como guía espiritual en estos tiempos de zozobra. Sánchez sabe que si rechaza el diálogo con Iglesias no podrá refugiarse en el espíritu secesionista de Podemos porque es literalmente falso, pero se siente condicionado porque FG ya le ha marcado las cartas.

Es evidente que González todavía suma al incitar a los suyos a la rebelión con el voto para detener el avance de los enemigos. En cambio, no es menos cierto que debilita las expectativas de un amplio sector del PSOE ávido de un cambio por la izquierda en España aunque quizá solo emerja el reflejo de su actual deriva ideológica, mucho más próxima a la gran coalición. O tal vez son cosas que ocurren sencillamente cuando levitas.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902