Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

“La gente nos pide perdón por la calle”

CINCO VASCOS QUE RESIDEN EN EL | reino unido relatan cómo están viviendo las primeras horas tras conocerse la decisión de abandonar la unión europea

Aner Gondra - Sábado, 25 de Junio de 2016 - Actualizado a las 06:12h

donostia- Mientras Europa y el Reino Unido se sacuden por la victoria del brexit, muchos vascos que residen en las islas británicas tratan de comprender cómo va afectar este cambio en sus vidas. Cinco de ellos relatan a este periódico cómo ha calado la noticia en su entorno.

Amaia Santana es de Barakaldo, lleva año y medio viviendo en Manchester y trabaja en el Instituto Cervantes. Reconoce que en la ciudad ayer el ambiente era “un poco de pánico y pena”. “Estamos asustados porque ahora se va a encarecer todo”, explica, “tal vez haya que pedir como locos el permiso de residencia”. Al menos, le queda el consuelo de que Manchester votó mayoritariamente a permanecer en la Unión Europea (UE): “Por lo menos es para estar orgullosa de esta ciudad. Los partidarios del brexit han apelado a sus sentimientos y a las vísceras. Además, hay mucha gente mayor que creo que ha fastidiado a las generaciones jóvenes. A los jóvenes ingleses se la han liado, les están hipotecando”.

“Si ya me consideraba extranjera, ahora todavía más”, se lamenta esta vizcaina, “se va a encarecer la vida. Dicen que van a bajar los impuestos, pero yo creo que será todo lo contrario. Habrá más trabas para viajar. Y para encontrar un trabajo en una empresa inglesa ya ni me lo planteo. Creo que mucha gente va a optar por volverse a su país de origen o a Escocia e Irlanda con la esperanza de que se independicen”. Ella misma no esconde que igual se replantea “volver antes a Euskadi”.

En Londres vive Lander Echevarría. Lleva casi nueve años en la capital trabajando en la Orquesta Sinfónica de Londres. “Esta mañana he notado un drama absoluto”, se lamenta, “entre los compañeros hay una gran preocupación”. Señala que su orquesta viaja por todo el mundo y estar fuera de la UE solo supone problemas: “Al salir tendremos que pagar permisos especiales para el transporte de los instrumentos y eso hará que nosotros seamos más caros para que se nos contrate. La situación es caótica. No tengo palabras para describir lo preocupada que está la gente”. Lander dice que se siente atacado “a nivel laboral y personal”. La noticia ha sido para él como una puñalada: “Como inmigrante siento que este país no me quiere, o que no soy nada para ellos. Mis compañeros ingleses, que la mayoría son de Londres, sienten como si ese racismo fuese también contra ellos. Se sienten como extranjeros en su propio país”. Lo que más le duele a Lander es sentirse “un poco menospreciado, como un ciudadano de segunda categoría”. No esconde su decepción por el giro que ha dado el Reino Unido: “Me siento atacado a nivel humano. Me siento mal porque, después de 9 años pagando impuestos aquí, me siento más extranjero”.

Lander teme que su poder adquisitivo se reduzca. “Por mi trabajo cambio muchas libras a euros y va a ser un desastre”, explica, “con la situación de tristeza e incertidumbre que tengo hoy, sin duda se me ha pasado por la cabeza la idea de volver a casa, pero luego la realidad laboral es la que es”.

escocia, indignadaAnaïs Rosón, por su parte, lleva cinco años en Escocia, concretamente está haciendo un máster en Edimburgo. Anaïs aclara que el trato de Escocia hacia los inmigrantes es mucho mejor que en el Reino Unido. “La gente aquí está muy descontenta y desilusionada. Ha pillado por sorpresa. Cuando hubo el anterior referéndum se pidió que se votara no a la independencia de Escocia porque eso significaba permanecer dentro de la Unión Europea y ahora sale lo contrario. Se empieza a reclamar otro referéndum sobre la permanencia en el Reino Unido, porque las condiciones han cambiado mucho. La gente se echa las manos a la cabeza porque lo que ha ocurrido es una barbaridad”.

Para Anaïs Rosón, detrás de este resultado hay un motivo más oscuro que el económico: “La salida de la UE no se basa en motivos económicos, son motivos xenófobos. Conozco gente que está estudiando en la universidad y a la que, al ser comunitarios, se les garantizaba la convalidación. Ahora eso está en el aire”.

Jon López, por otra parte, es un ingeniero eléctrico que trabaja en Londres. Lleva ocho años en el Reino Unido y ayer notó una gran decepción en su entorno: “En general se ven caras tristes”. Este bilbaino confiesa que no esperaba este resultado, pero cree que no afectará a su situación laboral: “Supongo que en el trabajo no habrá problema, porque no va a ser un cambio radical. La salida de la UE llevará dos años o incluso más para que se concrete. Llevo 8 años aquí y creo que pediré el pasaporte británico”.

En una situación parecida está Igor Arriandiaga, que trabaja como profesor de idiomas: “Estamos todos que no damos crédito. No he encontrado una sola persona que me defienda el brexit. Todos estamos como zombis”. Este bilbaino se teme que la primera consecuencia va a ser la subida de las hipotecas y a largo plazo cree que tendrá que sacarse la nacionalidad británica.

“Personalmente, lo único que me sale es irnos de aquí, a Escocia, Canadá, Australia o donde fuera. No puedo volver a Euskadi porque la situación laboral no es fácil, sobre todo para mi mujer”, explica.

Igor se lamenta de lo sucedido en las urnas: “Es absolutamente incomprensible. La población que tiene una esperanza de vida de 16 años es la que ha echado al país de la UE. La gente por la calle te pide perdón por la decisión de sus compatriotas. Lo que no se dan cuenta es de que han hundido el país. Han puesto a la mitad del país en contra de la otra mitad”.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902