Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
elecciones generales 2016

La conspiración de la macedonia: la necesidad del ‘PPexit’

La delictiva utilización de las cloacas del Estado contra los adversarios y los ‘enemigos de España’ apenas quitará votos a Rajoy, pero añade presión, y de ahí su filtración, a quienes claman por la regeneración y el imperioso desalojo del PP

Una crónica de Enrique Santarén - Viernes, 24 de Junio de 2016 - Actualizado a las 06:12h

El ministro del Interior en funciones y candidato del PP Jorge Fernández Díaz hace un brindis con cava, ayer durante una visita electoral a una panificadora catalana.

Galería Noticia

El ministro del Interior en funciones y candidato del PP Jorge Fernández Díaz hace un brindis con cava, ayer durante una visita electoral a una panificadora catalana.

Sabemos desde hace tiempo -y los vascos, con profusión y conocimiento de causa- que el Estado tiene sus cloacas siempre perfectamente enmerdadas. Lo que en verdad desconocemos es el tamaño real de esa inmensa fosa séptica de la que lo poco que se vislumbra es similar a la punta del iceberg y, también, los poceros dispuestos a bajar a la alcantarilla: esos patriotas -o mejor, salvapatrias- ávidos de pasar a la historia luchando contra infieles, corruptos y, lo peor, enemigos de la indisoluble unidad de España. “Ministro, yo soy español por encima de todo”, le decía por todo argumento el magistrado director de la Oficina Antifrau de Catalunya, Daniel de Alfonso, al ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, en aquella fétida reunión.

Ambos, pese a todo, se aferran a su puesto -el ministro, en funciones, es además candidato del PP y, si Marcelo (su ángel de la guarda) no lo remedia, será el máximo responsable del recuento electoral el domingo- y defienden su honorabilidad, honradez y dignidad, mientras ponen en marcha el ventilador.

El episodio de la delictiva conversación entre el ministro y el magistrado para conspirar -derribar a Artur Mas-, confabularse entre sí y con otros para atacar al adversario político -“esto la Fiscalía te lo afina”-, intercambiarse papeles e informes y la no menos delictiva grabación de la entrevista, así como otras prácticas como la de elaborar informes apócrifos contra los enemigos de España llevaría a cualquiera a exclamar: hasta aquí hemos llegado. Es, sí, la frase que un muy enfadado Mariano Rajoy le soltó a Pedro Sánchez hace unos meses en el famoso cara a cara previo al 20-D justo antes de llamarle, por este orden, ruin, miserable y mezquino. Pero estas pequeñeces de ahora -atención: “El presidente lo sabe”, le dice el ministro al responsable de Antifrau- no hacen inmutarse a Rajoy. ¡Como si él, que ha sido ministro del Interior tras el maestro Jaime Mayor Oreja, no supiera cómo funcionan las cosas por las cloacas, cuyo hedor se filtra hasta el salón de La Moncloa! Cómo no va a saber que los informes ad hoc contra los adversarios -la izquierda abertzale, Ibarretxe, Atutxa...-, convenientemente utilizados por unas manos limpias muy sucias y pasados por la ingeniería político-judicial oportuna, pueden encontrar un juez o un periodista patriota.

La filtración, nada casual en este final de campaña, de estas conversaciones hará poco daño electoral a Rajoy pero añade presión al resto, a los, al menos en teoría, partidarios del cambio, de la regeneración, del fin de la impunidad y el conchaveo. Es una prueba más, la guinda, de la práctica imposibilidad de que no solo Rajoy sino el PP puedan abordar esa ineludible reforma del Estado para hacerlo realmente democrático.

macedoniaLa publicación de estos desmanes es intencionada, sí, y viene a ser, a su vez, una conspiración en favor del PPexit, de la salida, del desalojo del Partido Popular, lógicamente previo acuerdo entre otras formaciones, que es lo que se está buscando. Podría ser el argumento que forzase definitivamente la necesidad de cocinar una innovadora macedonia de frutas -sin agua, claro-, sobre todo ahora que las berenjenas y las fresas están prácticamente al mismo precio mientras que las naranjas parecen madurar al fin, aunque parece que también están algo podridas. Si no lo entiende, no visualice las frutas, sino los colores de las mismas y asócielas a cada opción política. Son exigencias de la obsoleta y absurda prohibición de publicar sondeos electorales. ¡Ah! El agua, excluida en esta macedonia, es un ingrediente muy popular.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902