Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
EH BILDU

“No nos gusta hablar de líneas rojas, pero no nos vale cualquier recambio en el gobierno”

Marian Beitialarrangoitia (Legazpi, 1968) asegura que EH Bildu acoge con optimismo la recta final de la campaña electoral tras haber “fallado” en la cita del 20-D

Jurdan Arretxe Ruben Plaza - Miércoles, 22 de Junio de 2016 - Actualizado a las 06:13h

Marian Beitialarrangoitia

Galería Noticia

Marian Beitialarrangoitia

donostia- ¿Cómo está viendo la campaña electoral?

-En lo que respecta al contacto con la ciudadanía, veo otro ánimo en las bases de EH Bildu y otras ganas por mucho que sea una repetición...

¿Y en general, CAV, Madrid...?

-Veo que todos miran a Madrid y que quedan en segundo plano las cuestiones que afectan a la ciudadanía de aquí. Las formaciones que estamos centradas en lo de aquí tenemos que hacer un sobresfuerzo para que esos temas tengan presencia en el día a día.

¿Cuál está siendo el tema decisivo de esta campaña?

-Sobre todo se habla de entre quiénes van a intentar llegar a un acuerdo de gobierno. Para mí también es esencial, pero no tanto por ver quiénes se juntan sino para ver qué políticas van a implementar.

¿De quién es la culpa de la repetición electoral?

-No hay un único culpable. Los cuatro grandes partidos han fracasado y han demostrado que han pensado más en sus intereses, preparando la precampaña que intentando un acuerdo de gobierno real. Hemos asistido a mucho márketing y plató de televisión, pero poco contenido sobre la mesa para sondear de verdad si había posibilidad de acuerdo.

Esa repetición le puede venir bien a EH Bildu. ¿Da por hecho el segundo escaño por Gipuzkoa?

-Nada está hecho, dependerá del trabajo hasta el domingo para intentar hacer ver a las personas indecisas que el voto útil para defender los intereses de la ciudadanía vasca en Madrid es EH Bildu y no otras formaciones que tienen la mirada puesta en Madrid y en el Estado dejando de lado la realidad más cercana que vivimos. Ver que vamos de abajo arriba y que hay una mayor ilusión, que coincide con los cambios que hemos hecho, se traduce en un esfuerzo para tratar de conseguir, por ejemplo, ese segundo escaño por Gipuzkoa.

¿Cuál es la agenda vasca de Marian Beitialarrangoitia?

-La agenda de la ciudadanía vasca, los problemas que le preocupan a la gente: el paro;que quien no está en paro vive la precariedad laboral;los jóvenes que están abocados a ir al extranjero por muchos estudios que tengan;la situación de la mujer en todo el ámbito socioeconómico;los pensionistas sin pensiones dignas... Son decisiones que se han ido tomando en Madrid que necesitamos revertir;unido a respetar decisiones que se han tomado aquí que han supuesto un avance en múltiples materias y que pueden retroceder por esa tendencia del Gobierno español de recurrir todas esas leyes;y, en tercer lugar, qué no podríamos hacer si tuviéramos todos los instrumentos de decisión en nuestra mano. Según cómo se responda a estas cuestiones, todos podremos vivir mejor o peor.

¿Cuál es el primer tema que registrará en Madrid?

-No he pensado la primera, pero tendrá que ver con la reforma laboral o las pensiones, como hicimos cuando llegamos. Teníamos también iniciativas con otras formaciones para hacer causa común en muchas cuestiones, teníamos en cartera iniciativas contra los recursos del Gobierno español contra leyes navarras y vascas, tenemos en cartera la dispersión de los presos… Lo que vemos hoy (por ayer), la violencia machista que ha irrumpido en campaña, que no es un hecho aislado ni una única expresión, es un problema que hay que combatir con seriedad. Hay un sinfín de cuestiones y, aunque habrá que ver cada momento, todas estarán entre las prioridades.

¿Habrá terceras elecciones?

-Por responsabilidad espero que no. La ciudadanía necesita que se tomen decisiones en su beneficio y espero que no se repitan. Aunque no tengo mucha esperanza, espero que quienes no estemos en ese gobierno podamos incidir en las decisiones del cambio.

Las encuestas lo prevén. ¿Por qué va a ganar el PP?

-Aunque muchas veces no comparta y se me haga difícil de entender que personas normales y corrientes que estoy segura de que les afectan las decisiones del Gobierno de Rajoy, pienso que creen que la política de austeridad y de recortes es la que hace que la economía vaya mejor. Su mejoría está afectando a unas elites minoritarias y no al bolsillo de la mayoría. Parece que no se está entendiendo que son las políticas del PP las que nos han traído a esta situación.

¿Por qué ha cambiado tanto EH Bildu desde la campaña y las candidaturas de diciembre?

-Porque la razón de ser de EH Bildu es ofrecer a la ciudadanía vasca un proyecto ilusionante que responda a sus necesidades. Tras el 20-D entendimos que en algo habíamos fallado y decidimos escuchar a la gente, en qué quería poner su esperanza para ese cambio que todos creemos necesario. Hemos cambiado en forma, fondo y en candidaturas, para que ese cambio que percibía la gente se viera que era real.

¿Y qué decía la gente que había fallado?

-Hemos percibido que puede haber un sector que puede hacer el mismo diagnóstico que nosotros, que de Madrid difícilmente vendrá el cambio que necesitamos, pero quiere seguir poniéndole un grano de esperanza a ese cambio en Madrid que redunde en beneficio de la población de aquí. Para que ese cambio sea de verdad tiene que tener una serie de características. Si se da la mínima opción para el cambio, EH Bildu se mojará con la fuerza que tenga en Madrid.

Se ha hablado mucho, pero ¿perciben en la calle el ‘factor Otegi’?

-Es un elemento, pero no el único, porque un proyecto como EH Bildu no se puede llevar a cabo con una sola persona. La ciudadanía está conectando con los cambios que hemos realizado y es ese punto de unión el que lo está haciendo. Es evidente que Arnaldo Otegi es un elemento tractor, que crea optimismo e ilusión en torno a su figura, y que atrae a muchas personas más allá de EH Bildu, me atrevería decir. Ayuda a levantar el ánimo, pero no cabe duda de que él u otra persona solas no pueden llevar a cabo este proyecto.

Ustedes mejoran, pero Podemos con Ezker Anitza también. ¿Qué espera de ellos?

-Sobre todo, que concreten cuál es la oferta que le hacen a la ciudadanía vasca, porque con la experiencia de los cinco meses en el Congreso evidencian que no necesitan tener un mensaje diferenciado del estatal porque creen que representa la realidad que vivimos en Euskal Herria. Sus propuestas son en clave estatal y en algunas cuestiones, un café para todos que no tiene en cuenta el hecho diferencial. De cara a los comicios de otoño entiendo que se verán obligados a concretar para ver qué puntos de alianza o de causa común en defensa de varias políticas puede haber. Tengo más incertidumbres que certezas.

27-J. ¿Están dispuestos a apoyar a una formación que rechace el derecho a decidir o fijarán una línea roja como hicieron ERC y Convergència en diciembre?

-No nos gusta hablar de líneas rojas, pero cualquier acuerdo no nos vale, no vale cualquier recambio en el gobierno, tenemos que saber la otra opción qué políticas va a hacer, con verdadera voluntad de cambio en las materias que nos afectan como el derecho a decidir;un gobierno que esté dispuesto a avanzar en paz y normalización para hacer un avance mayor hacia una convivencia sólida en Euskal Herria;y un gobierno que quiera hacer cambios en materia socioeconómica, porque no solo en los cuatro últimos años, sino bastante más, ha habido políticas que nos han supuesto un retroceso en conquistas sociales y económicas que habían hecho nuestros mayores tras años de lucha. Tiene que haber cambios en profundidad para que EH Bildu pueda apoyar al próximo gobierno.

¿De qué hablamos, de aceptar una consulta o el reconocimiento del pueblo vasco? ¿Pactar cambios en materia penitenciaria...?

-Es evidente que tendrán que reconocer que este pueblo tiene derecho a decidir su futuro con instrumentos para tomar todas las decisiones, no solo si quiere ser un Estado independiente;en paz y normalización, la política penitenciaria tiene que cambiar, hay una legislación pero también una legislación paralela que se ha ido adoptando en los últimos años y que retuerce la realidad para poner obstáculos. Hablo de medidas que impiden que presos enfermos o que han cumplido las condenas estén en casa, medidas que abogan más por la cadena perpetua que otra cosa, todas esas leyes como la Ley Mordaza…

¿Y en el ámbito económico?

-Hay que derogar las reformas laborales y la de las pensiones, tenemos que tener nuestro marco propio de relaciones laborales, más competencias para decidir el sistema fiscal para tener más recursos que respondan a nuestras necesidades, un sistema educativo propio frente a la Lomce cuya derogación parecía automática si el PP perdía su mayoría absoluta pero que quienes la pedían hablan ahora de suspensión

Entiendo que si el PSOE o Podemos articulan una fórmula para la que necesitan alguna abstención, EH Bildu la daría si se alcanza un acuerdo y no con tal de quitar a Rajoy.

-No es solo una cuestión de recambio, somos los primeros que deseamos desalojar las políticas de Mariano Rajoy porque han supuesto lo que han supuesto, pero es quitar a Rajoy para hacer políticas más adecuadas. Nosotros participamos en el desalojo de Maroto, de Barcina y de Maya, y estamos dispuestos a participar en el desalojo de Mariano Rajoy, pero tiene que ser con base en algo, no un simple quitar a Rajoy. Tiene condicionantes y mejoras para la población.

¿Son estas la primera vuelta de las autonómicas?

-La cercanía de ambos comicios hace que haya que entenderlos dentro de un ciclo. Unas condicionarán a otras, por mucho que sean elecciones diferentes y parte de la población vote diferente. Si esa remontada que estamos teniendo nos lleva a más votos, nos pone en un punto de partida mejor para las elecciones de octubre.

¿La negociación del Gobierno de La Moncloa coincidirá con la campaña vasca?

-Podría darse, dependerá de lo que haga el señor Urkullu, que tiene la decisión última de convocar. Puede prolongar algo más allá de octubre y, según cómo se den las negociaciones en octubre, podría darse. Quiero pensar que intentará evitar que todavía no se haya despejado la incógnita de Madrid. Según en qué contexto estemos en Madrid, tendrá una repercusión.

¿Pueden influir entre sí los pactos postelectorales entre PNV, PSOE, Podemos, EH Bildu…?

-Sobre todo quienes vayan a tener posibilidades de conformar un acuerdo de gobierno en Madrid y dependan de otros apoyos querrán jugar esas cartas de cara a otros que puedan ver que en octubre puedan tener esa misma situación en la CAV. Habrá partidos que estarán más interesados en hacer ese juego porque se juegan más o tienen más opciones de incidir en la conformación de los gobiernos.

las claves

“Intentamos hacer ver a las personas indecisas que el voto útil para defender los intereses de la ciudadanía vasca en Madrid es EH Bildu”

“Otegi es un elemento tractor y atrae a muchas personas más allá de EH Bildu, pero él solo no puede llevar a cabo este proyecto”

“Las propuestas de Podemos de la CAV son en clave estatal, un ‘café para todos’ que no tiene en cuenta el hecho diferencial”


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

    • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
    • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902