Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Opinión

El indeciso voto de IU

Juan Mari Gastaca - Miércoles, 22 de Junio de 2016 - Actualizado a las 06:13h

Juan Mari Gastaca.

Galería Noticia

Juan Mari Gastaca.

Hasta el sábado, el termómetro de las previsiones electorales está en Andorra. Como en los viejos tiempos de la dictadura, hay que poner el oído en la frontera para saber lo que puede pasar en España. Solo allí, entre bancos y oficinas precursoras de las embrionarias sociedades offshore, se puede testar cómo evoluciona el ánimo del votante ante el 26-J. Sus predicciones, además, no han descarrilado incluso en los momentos más procelosos de la política estatal -y mucho menos la catalana- y así se han ganado la confianza en su credibilidad demoscópica.

En su primera entrega, tampoco dibujan un mapa de rompe y rasga con las proyecciones en su mayoría coincidentes sobre la suerte de los cuatro primeros partidos. Pero sí denotan, en cambio, un aspecto cualitativo de especial significado relativo a la contratada indecisión que se aprecia entre los votantes de IU, remisos a renunciar de repente a su conciencia de clase para engordar la irresistible ambición de Podemos. Desde Andorra se cree ahora que uno de cada tres votantes de IU siguen sin ver claro porqué deben encumbrar a Pablo Iglesias, que hace apenas cuatro meses les acusaba de representantes de la casta y de partido derrotado y que, incluso, en vísperas de acudir a las urnas tiene reparos tácticos para considerarse comunista y abrazar la socialdemocracia.

En el supuesto de que esta tendencia dubitativa se mantuviera -estaríamos hablando de medio millón de votos y eso son palabras mayores-, el sorpasso griparía. Supondría un disgusto insoportable para Julio Anguita, otra vez derrotado en su intento endiablado por superar al PSOE aunque esta vez no se presente Felipe González. Eso sí, nada comparable con el sonoro mazazo al culto personal de Iglesias, a quien este desafecto privaría de adueñarse de la condición de referente máximo de la izquierda española. Vendría a confirmarse que en política dos más dos a veces no suman cuatro, pero ahora mismo se antoja como un escenario solo idealizado por Pedro Sánchez y las encuestas cualitativas de su entorno. Son esas inyecciones telefónicas que le están levantando la moral porque, al parecer, mitigan el impacto de su derrota que, eso sí, también se ve inapelable desde Andorra.

Así las cosas, tampoco es descabellado pensar que los socialistas hayan detectado un cierto malestar en la afiliación de IU por el distanciamiento de sus postulados ideológicos que Iglesias viene exhibiendo en demasiadas ocasiones en esa búsqueda irrefrenable de cualquier granero. Por si acaso, Sánchez incluyó ayer en su argumentario una inédita reprobación al líder de Podemos para que sea más respetuoso con el comunismo. Algún socialista se debió frotar los ojos por la sorprendente preocupación de su candidato. Rápidamente se dio cuenta de que estaba en campaña.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902