Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Tribuna abierta Colaboración

Tribuna abierta Rizar el rizo en una calva

Por Txema Montero - Miércoles, 22 de Junio de 2016 - Actualizado a las 06:12h

Imagen

Galería Noticia

Imagen

Qué quieren que les diga, esta campaña electoral me parece superflua. Los líderes políticos y sus subalternos salen cada día a la búsqueda de titulares, de meteoros verbales que corten las tinieblas de una noche oscura por falta de ideas luminosas. Los mensajes electorales chirrían, trituran, atruenan y burbujean. A través de los eslóganes, ocurrencias al estilo del club de la comedia y cuñas publicitarias se realiza una importación subrepticia de las opiniones comunes y de ese modo la gente cae en la trampa de expresar pensamientos convencionales que en realidad no son suyos.

Hay quien ofrece algo más, el poder, la gloria y la felicidad, sin importarle pagar por ello el alto precio de la incoherencia, el escarnio y la destrucción. ¿Cómo casar la socialdemocracia con el comunismo? ¿La regeneración democrática con el mantenimiento en sus poltronas de los corruptos? ¿La transparencia exigida a los demás con las prácticas opacas dentro del propio partido? La tensión de la duplicidad se asoma por entre las rendijas de Podemos, del PP y de Ciudadanos. Mientras, para el PSOE el tiempo envejece deprisa, demasiado deprisa. Se mueve en la situación política lentamente, con paso corto, remando con los brazos, un hombre viejo al que el cuerpo ya le da guerra.

Podemos se empeña en dar con una mano y quitar con la otra. En esta campaña electoral, que su líder calificó como segunda vuelta de las anteriores elecciones, no hemos oído nada de las anteriores promesas sociales que en aquella ocasión ofertó. Se ha producido un desvío en Podemos. Habiendo emprendido el camino hacia la Utopía, esa meta se ha desvanecido en la realidad de conseguir el poder a toda costa. Este viraje, la conversión de la ideología en obtención del poder, no desalienta a sus seguidores, convencidos de que alcanzar el poder es condición necesaria para transformar la realidad, lo que es tanto como descubrir el Mediterráneo, que ya estaba descubierto, algo que al parecer Podemos ignoraba y el resto de los partidos practicaba. Esa actitud fachendosa se ha convertido en su segunda naturaleza. El derecho y el revés, todo es allí posible. Mucha fanfarria de “nueva política” para acabar en una versión actualizada de “todo el poder para los soviets”. Acabad ya con vuestra monserga, os lo ruego;lo importante no es lo que se piensa sino cómo se piensa y que la política tiene una trascendencia relativa mientras que los principios logran perdurar.

Aquí no hay quien entienda lo que se dice. El lenguaje común, con reglas aceptadas y mutuamente comprendidas, es una condición indispensable para una democracia abierta. En los estériles meses tratando de formar gobierno, las llamadas “líneas rojas” ocuparon extensamente los titulares de la prensa. Sumariamente contadas, esas líneas eran dos: el reconocimiento del derecho a decidir para Catalunya y la negativa a formar gobierno con Podemos. El PSOE se negaba a franquear la primera y consecuentemente la segunda. Podemos ya no traza ninguna línea en cuanto al derecho a decidir de Catalunya por la sencilla razón de que aspira a representar a la izquierda española y para ello es necesario desprenderse de promesas que puedan alterar la configuración del Estado unitario. Los más memoriosos recordamos el viraje del PSOE con el reconocimiento al derecho de autodeterminación. En cuanto olieron poder, se olvidaron de aquel asunto. En el momento en que PP, PSOE y Ciudadanos confirmen la ciaboga de Podemos en el derecho a decidir, no les supondrá mayor obstáculo pactar una agenda social reformista con el partido morado.

Mantengo mi esperanza en que el resultado electoral posibilite un gobierno que afronte la crisis, dinamice las empresas, genere empleo y saque del pozo de la amargura a los excluidos y parados. Tal cosa no será posible si los cuatro partidos con posibilidades de conformar gobierno se mantienen en rizar el rizo de sus apetencias y reproches sobre la lisa calva de una ciudadanía a la que se le viene tomando el pelo desde hace ya demasiado tiempo. Unas terceras elecciones tendrían un efecto tan devastador que se me hace imposible describir el alcance de sus consecuencias. En una situación desagradable, la regla es tocar fondo cuanto antes para volver con más rapidez a la superficie. Por lo mismo, animo a EAJ/PNV a que por el bien de Euskadi, y quizá un poco por el bien de su propia alma nacionalista, abandone la profunda paz de estar en la oposición y ayude a formar gobierno en España.



COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902