Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Quosque tandem!

Apostar por Pasaia

Por Carlos Etxeberri - Domingo, 19 de Junio de 2016 - Actualizado a las 06:16h

Galería Noticia

que el asunto de las irregularidades administrativas provocadas por el desfase presupuestario de alrededor de cinco millones de euros detectado en la construcción de la lonja de pesca de Pasaia iba a salir en la campaña electoral inducido por el PP era tan obvio como el deseo de pedir sensatez y cordura a algunos partidos políticos cuando de pedir el voto se trata y, encima, con pocas posibilidades de conseguir representación.

Y ese impulso político generado hace casi dos meses, a partir de que se diera a conocer la iniciativa parlamentaria del actual candidato del PP por Gipuzkoa, Borja Sémper, en la que preguntaba a la consejera de Medio Ambiente y Política Territorial, Ana Oregi, sobre la paralización de las obras de la nueva lonja de Pasaia y la destitución del director de la Autoridad Portuaria de Pasaia (APP) -en un asunto desconocido hasta entonces y provocado por la actuación de la jefa de los Abogados del Estado en la CAV, Macarena Olona-, ha tenido su punto álgido con el registro de las dependencias de la APP por la Guardia Civil por orden de la titular del Juzgado de Instrucción Número 2 de Donostia, Cristina Hidalgo, a petición de la Fiscalía.

En vez de tratar de poner el ventilador en ese afán de expandir en los demás la sospecha de que la política es corrupción y latrocinio -algo en lo que el PP ha dado más que sobradas muestras de experiencia y conocimiento-, Sémper debería explicar por qué se lanza en tromba a denunciar supuestas corruptelas cuando el consejo de administración de la APP está a la espera de recibir la auditoría integral de las actuaciones producidas en la obra solicitada a Puertos del Estado, organismo dependiente del Ministerio de Fomento -a cuyo frente está la amiga de Rajoy, Ana Pastor-, tras lo cual pondrá los hechos en conocimiento de la autoridad judicial, si se evidencia que hay motivos para ello.

La razón de esta actuación no es otra que el resultado de esa auditoría se conocerá con toda probabilidad después de las elecciones del 26-J, cuando ya el asunto de la lonja de Pasaia no devengará ningún rédito electoral y quedará en el olvido por parte de todos aquellos que ahora se llevan las manos a la cabeza sin tener ningún argumento sólido que avale sus manifestaciones.

No hemos visto ninguna propuesta en los programas electorales elaborados por el PP, EH Bildu y Unidos Podemos para pedir la transferencia del puerto de Pasaia o aumentar su actividad, cuyo tráfico de mercancías ha caído un 6,8% por el cierre de la acería de ArcelorMittal de Zumarraga.

Habría sido interesante conocer qué es lo que proponen los candidatos del PP, EH Bildu y Unidos Podemos para que el puerto de Pasaia se revitalice, siga siendo el motor económico de Gipuzkoa y se mantenga como la primera empresa del territorio en número de trabajadores con un total de 1.700 empleos directos y unos 4.000 indirectos. En el caso delpopular Borja Sémper, y de Nagua Alba (Podemos) -que representan a los partidos que aspiran a formar parte del gobierno español-, no hemos conocido qué planes de inversiones tienen para la regeneración de la bahía de Pasaia y el impulso de su dársena, cuando la gestión del recinto portuario es competencia única y exclusiva del Estado.

Habrá que esperar a la campaña de las elecciones al Parlamento Vasco del próximo mes de octubre para que los candidatos de estos partidos se acuerden otra vez del puerto de Pasaia no porque sea un asunto prioritario para ellos, sino porque es un buen escenario para sacarse la foto electoral y para tratar de convencer a los ciudadanos de los municipios ribereños de la bahía que forman parte de sus preocupaciones.

Si detrás del asunto de la lonja del puerto de Pasaia está claro el interés puramente electoral por parte de algunos partidos políticos, fundamentalmente el PP, mayor preocupación provoca la desproporcionada actuación de la Guardia Civil entrando en las oficinas de la Autoridad Portuaria y en las casetas de obras de UTE Pasaia Berria (FCC y Lurgoien), adjudicataria de la construcción de la lonja, transmitiendo una peligrosa imagen de sospecha ante una supuesta ocultación de unos documentos que nunca hasta entonces habían sido solicitados por la jueza, según señalan los responsables de la Autoridad Portuaria.

Parece lógico que si el consejo de administración de la APP ha solicitado una auditoria integral a Puertos del Estado -de quien depende-, sobre la actuación administrativa llevada a cabo en la construcción de la lonja, lo normal es que esa documentación que ha sido enviada a Madrid sea puesta sin ningún tipo de reparos en manos de la autoridad judicial cuando se hubiera solicitado.

Del mismo modo parece que en un Estado de Derecho los procedimientos se deben utilizar de manera proporcionada para no caer en excesos que pueden tener consecuencias negativas sobre la actividad de la entidad o la empresa en la que se interviene policialmente. Por eso mismo no puede entenderse esa desconfianza y recelo con las partes en litigio que anida últimamente en algunos jueces y que utilizan el efecto sorpresa para conseguir una documentación que, de otro modo y por los cauces normales, lo hubieran obtenido, provocando con ello un halo de sospecha innecesario.

En Gipuzkoa se han producido este tipo de actuaciones policiales en empresas por las sospechas sobre el doble uso industrial o militar de máquinas-herramientas vendidas a Irak, cuando todavía estaba vigente el embargo, del que el fabricante involucrado desconocía absolutamente porque la adquisición había sido realizada a clientes reconocidos que, por lo que parece y sin conocimiento de la compañía, las vendían posteriormente en ese país. Una gestión que se podía haber resuelto en una reunión en el despacho del director general de la empresa se convirtió en el registro y paralización de la actividad de la compañía durante algunas horas por parte de efectivos de la Guardia Civil.

El impulso político y la precipitación en la actuación de la Guardia Civil parece que pueden tener su origen en la presencia de dos individuos que se personaron el pasado lunes en la caseta de obras de la lonja solicitando trabajo para lo que acompañaban sendos curriculum vitae. Los responsables de la obra les indicaron que no necesitaban personal porque ya estaba terminada e iban a proceder al desmantelamiento de las casetas y al traslado del material,

Esta puede ser la clave para que al día siguiente estos dos individuos se personasen en la obra, pero, en esta ocasión, con sendos chalecos que les identificaban como miembros de la Guardia Civil acompañados de más miembros de este cuerpo y con un mandamiento judicial de registro de por medio.

Desgraciadamente, la visibilización que se quiere dar de una supuesta corrupción en el puerto de Pasaia por parte de algunos partidos a los que les acompañan algunos aparatos del Estado se produce en un momento crítico de la dársena guipuzcoana, que puede cerrar el año con un movimiento de mercancías de 3,4 millones de toneladas, en términos parecidos a los registrados en la crisis, cuando las previsiones eran superar en este ejercicio los cuatro millones de toneladas. Según las estimaciones del puerto, habrá que esperar al menos tres años para alcanzar esa cifra. El origen de este descenso está en el cierre de la planta de ArcelorMittal, que ha afectado de manera importante a la actividad, al igual que hace tres años lo fue el de Corrugados Azpeitia.

Con este panorama, parece que lo que procede no es provocar mayor alarmismo en una actividad que es muy dependiente de la situación en la que se encuentran las empresas del territorio, sino de desarrollar una especie de conjura colectiva para preservar el puerto de Pasaia de cualquier disputa política e impulsar, ante la caída de los tráficos históricos, otros como el incipiente de contenedores con destino a Amberes, que ha duplicado su frecuencia semanal o la consolidación del de vehículos que crecerá entre un 5% y un 10% en los tres próximos años.

Por eso extraña el silencio que mantiene en este asunto la Cámara de Gipuzkoa -que cuenta con tres representantes en el consejo de administración de la APP-, y que debería ser la primera institución en poner de relieve la situación por la que atraviesa la dársena guipuzcoana, al igual que el PSOE, que sigue sin pronunciarse, cuando fue bajo su presidencia cuando se adjudicaron las obras de construcción de la lonja pesquera. La importancia del puerto de Pasaia en la economía guipuzcoana merece una apuesta unívoca y general.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902