Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Colaboración

Más que una anécdota

Por Miren Jone Azurza - Miércoles, 15 de Junio de 2016 - Actualizado a las 06:12h

En tiempos más remotos podría considerarse una anécdota. Hoy ya no cuela como tal. Juan Zapatero Ballesteros, sacerdote y escritor burgalés cuya vida se desarrolla en Barcelona, acaba de dirigir al papa Francisco una carta abierta de protesta razonada y razonable. Recuerda que el 8 de diciembre del 2015 Francisco convocó el jubileo de la Misericordia que estará vigente hasta el 20 de noviembre del presente año. Con ello el papa llamaba a la cristiandad a hacerse eco de que Jesús, si fue algo notable, lo fue por su misericordia hacia las personas y pueblos necesitados de ayuda. Y urgía a colocar en el primer plano de los cometidos de su grey, la ayuda a las personas menesterosas, santo y seña del amor cristiano.

Lo que no es una anécdota sin importancia es que el papa, tras informarse como es de rigor y realizar las necesarias consultas, acaba de nombrar “Misioneros de la misericordia” a 1.071 misioneros de todo el mundo, todos ellos sacerdotes, merecedores de este hermoso título. Todos ellos hombres. Ya estamos en lo de siempre: el clero, la jerarquía por encima de los laicos y los fieles que forman parte del mismo Pueblo de Dios. “Si lo miramos solamente bajo el prisma de la estadística -sigue el cura Juan-, has descartado nada menos que al 50% de la humanidad y mucho más si nos ceñimos a la Iglesia”. No hay más que echar una mirada a los templos, a la gente que asiste a las celebraciones religiosas. La proporción entre hombres y mujeres es evidente. A favor de ellas por goleada.

Por otra parte, ¡anda que no hay mujeres pertenecientes a la Iglesia dando lo mejor que tienen de sí mismas, ejerciendo la misericordia en forma de entrega, cariño, afecto y dedicación hasta la heroicidad en muchos casos! Por desgracia existen demasiadas situaciones, realidades y lugares que precisan ayuda urgente: centros de acogida para inmigrantes y personas sin techo;centros penitenciarios necesitados de visitas, lugares de ayuda a convalecer o morir con un mínimo de dignidad para personas sin recursos, centros de acogida para recién salidos de la cárcel, para prostitutas o mujeres maltratadas o violadas.

¡Estamos buenos si esto no es misericordia ni merece un reconocimiento de la misma categoría que la concedida a los mil y pico condecorados! Desde luego es muchísimo más que una anécdota feminista.

“Con entera humildad -termina la carta-, quiero decirte, querido Francisco, que has excluido a muchos hombres que no son sacerdotes y a muchas mujeres que son auténticos testimonios de la misericordia del evangelio. Te pido que ruegues al buen Dios, padre-madre, para que no desfallezcan y continúen desbordando amor como lo han venido haciendo hasta ahora”.

No lloremos por cuestión de números devotos. Sintamos que entre nosotros también hay mujeres y hombres que han renovado su cristianismo, que si no llenan templos es porque se reúnen en grupos para orar y aprender a seguir a Jesús de un modo nuevo, que colocan en el primer plano de sus vidas la conciencia de pertenecer a Dios, como todos y todo cuanto existe, y a quienes el Santo Espíritu empuja a ayudar con urgencia al hermano o hermana en necesidad.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902