Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Tribuna abierta

34 localidades, 113 urnas, 37.000 votos. ¿Y ahora qué?

Por Angel Oiarbide - Martes, 14 de Junio de 2016 - Actualizado a las 06:11h

Organizadores de las consultas del pasado 5 de junio.

Organizadores de las consultas del pasado 5 de junio.

Galería Noticia

Organizadores de las consultas del pasado 5 de junio.

Las consultas del pasado 5 de junio forman parte de un proceso de construcción continuo. Nos hemos autoimpuesto el mayor de los objetivos posibles, ejercer el derecho a decidir, pero 2018 no es un tótem, es una referencia de trabajo.

Zorionak. Si este nuevo reto que acabamos de iniciar tiene éxito, y lo tendrá, el pasado 5 de junio quedará en nuestras mentes como un paso de indudable importancia. Fueron solo 34 localidades, 113 urnas y 37.000 votos. Tenemos una ardua tarea por delante para que la semilla sembrada en un ámbito de 125.000 potenciales votantes responda a la decisión de este pueblo compuesto por 3.000.000 de habitantes. Queremos felicitar a las cientos de personas que de manera voluntaria han hecho posible las consultas del pasado 5 de junio, queremos felicitar a las 37.000 personas que votaron por primera vez sobre el futuro de nuestro país y zorionak a todas y cada una de las 150.000 personas de esas 34 localidades, porque han posibilitado el inicio de la era de la decisión con total normalidad y en ambiente festivo.

Los resultados se podrían analizar, por lo menos, desde dos perspectivas, el de la movilización y el de una consulta. La mayoría de medios y ciudadanos lo han hecho, sobre todo, desde la segunda. Y ello demuestra la legitimidad otorgada a unas consultas organizadas por la ciudadanía, y muestra que existe la posibilidad de que sea esta la que tras un proceso de acuerdo llegue a disponer las urnas en la calle.

El 95% ha respondido sí a la pregunta sobre un estado soberano/independiente, 1.385 personas votaron que no. Debemos subrayar que Gure Esku Dago trabajará de manera especial durante los próximos meses para incorporar a esta era de la decisión a quienes de participar votarían que no. La participación de todos y todas es imprescindible si pretendemos ejercer el derecho a decidir. Es lógico que la movilización sea mayor en aquellos sectores que pretenden cambiar el estatus actual, y también parece evidente que una consulta vinculante provocaría una mayor participación de quienes apostarían por el no. De estos datos concluimos qué espacios debemos trabajar, pero sin miedo a caer en una actitud autocomplaciente, el 5 de junio ha cumplido sus objetivos y supone un importantísimo punto de partida.

Esta dinámica se gestó con una sonrisa gigante compuesta por 150.000 personas. Fue una movilización espectacular de la que pudimos habernos empachado de éxito. Pero hoy queremos recordar algo que dijimos el mismo día;que allí participamos el 5% de la población y que por lo tanto el trabajo que teníamos por delante era inmenso. Ahora, la medida de esta dinámica se sitúa en la propia realidad social y ciudadana, y en este caso el 30% de la población convocada ha respondido a la llamada. Es evidente el salto que supone desde un punto de vista de movilización social.

Estas 34 consultas llegan tras la semilla sembrada en Etxarri-Aranatz y Arrankudiaga-Zollo. ¿Por qué en estas 34 localidades? Habrá quien diga que son “el ámbito más fácil”. No existe reto fácil en el camino de la decisión, las consultas son fruto de un duro trabajo realizado en cada una de las localidades para crear espacios de consenso y colaboración entre aquellas personas que durante años se han dado la espalda. Es necesario reconocer la inmensa labor que se ha realizado.

Gure Esku Dago fomenta las consultas en aquellos ámbitos en los que existen suficientes consensos para ello, en aquellos lugares donde todavía no ha sido posible tejer esas voluntades se han anunciado pasos cualitativos para caminar en el mismo sentido. Más que palabras, los actos celebrados a lo largo y ancho del país el pasado y este fin de semana dan fe de ello.

Si queremos que la era de la decisión sea fructífera, también en el futuro, habrá preguntas diferentes y procesos diferenciados de acordar estas. Porque, ¿será la pregunta de Goierri “¿Quiere ser ciudadano/a de un estado vasco soberano?” la misma que acuerden en la Ribera navarra? No lo creemos. Porque lo que garantiza el ejercicio del derecho a decidir es el punto en común de diferentes sensibilidades que construimos al albor del proceso consultivo.

Se trata de un proceso de construcción continuo. Creemos que a la vez que este proceso decisorio vaya extendiéndose a todo el territorio irán proponiéndose preguntas diversas, y que en cada uno de esos procesos se unirán diferentes sectores. No sabemos si el último resultado será un acuerdo amplio hacia el ejercicio del derecho a decidir, si lograremos construir suficiente complicidad para convocar un gran “Día D”, si en el transitar de este camino será la propia realidad social la que ofrezca nuevas posibilidades que aceleren el ritmo, o dificultades que ejerzan de freno.

Nos hemos autoimpuesto el mayor de los objetivos posibles, ejercer el derecho a decidir, pero 2018 no es un tótem, es una referencia de trabajo. Los acuerdos logrados durante el proceso, las nuevas vías abiertas, la dificultades y las posibilidades definirán el final de este periodo al que hemos llamado la era de la decisión.

Durante estos dos últimos fines de semana hemos mostrado, creemos, cuál es la característica principal de esta nueva era que pretendemos iniciar: dar pasos acordes a los acuerdos que seamos capaces de construir en cada ámbito. En 34 localidades hubo consultas, en ciudades más pobladas mostraron voluntad de avanzar en esta vía, en otras 60 localidades han anunciado consultas para el año que viene... El reto no es tanto lograr mayor participación, sino ser capaces de construir procesos inclusivos similares en todo el país. El acuerdo y el trabajo en común vale para todos los lugares por igual. El reto parece casi inalcanzable, lo sabemos, pero como dijo aquel «caminante no hay camino, camino se hace al andar».

Estamos convencidas de estar construyendo una nueva realidad, una base sólida sobre la que trazar un camino común, apostando por abrir una nueva era en la que decidamos de manera conjunta a dónde queremos ir. Por supuesto que somos conscientes de que no estamos solos ni solas en este ánimo. Afortunadamente partidos, instituciones, organismos sociales y sindicales... todos albergan proyectos que contemplan el ejercicio del derecho a decidir. Debe llegar un día en el que se de la confluencia del todo, una confluencia antes nunca conocida, y ahí estaremos todos y todas, o no habrá decisión.

Es momento de seguir trabajando el día a día. Queremos aprovechar esta ocasión para llamar a toda la gente a fomentar y apoyar esta dinámica. Participando en las comisiones locales, aportando en la medida de las posibilidades propias, ofreciendo su tiempo, aportando de manera económica, siendo socio o socia de la dinámica (toda la información en gureeskudago.eus).

No ofrecemos certezas, solo nuestro convencimiento y una sonrisa. La ansía por centrarnos en las posibilidades propias, más que en los obstáculos ajenos, la ilusión que genera el trabajo en común como combustible y el sueño de ver “gente feliz en un pueblo libre”. Sí, es posible, este pueblo puede escribir las palabras “futuro”, “juntos” y “decidir” en el siglo XXI y eso, está en nuestras manos. Zorionak denoi!


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902