Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Colaboración

Yo también quiero participar

Por Etikarte. Patxi Meabe, Pako Etxebeste, Arturo García y Joxe Mari Muñoa - Martes, 14 de Junio de 2016 - Actualizado a las 09:42h

El próximo domingo 26 tendrán lugar unas nuevas elecciones generales. Su finalidad es designar a los representantes del pueblo para el Congreso y el Senado entre los candidatos que figuran en las listas propuestas por los partidos, coaliciones o agrupaciones de electores, después del fallido intento de formar Gobierno con los resultados del 20-D. Según las encuestas publicadas, la actitud de los ciudadanos es de cansancio y "desencanto democrático". No queremos hacer propaganda partidista, pero sí estimular a la participación en la elección de quienes nos van a representar.

1.- Dimensión social de la persona.Existen razones de peso para invitar a este compromiso público. Nos realizamos como personas viviendo con los demás, compartiendo los problemas, las penas y las alegrías de nuestro entorno. No somos seguidores ciegos de un líder o de un partido, ni ejecutores sumisos de sus directrices, ni tan siquiera miembros silenciosos y satisfechos de una "sociedad de consumo líquida". Queremos ser personas conscientes, que actúan libre y responsablemente en el devenir de nuestra sociedad, armonizando nuestros intereses particulares con el interés general. La democracia ideal no existe, pero aún así somos conscientes de que participar en las decisiones políticas, que directa o indirectamente nos afectan, ayuda a ser ciudadanos responsables. La democracia se ha de completar y profundizar participando en compromisos cívicos, de los que las elecciones son un episodio más.

2.- Los partidos, cauce de participación política.Es cierto que la democracia es impensable sin los partidos políticos. Pero, en el momento actual, este protagonismo debe ser reconsiderado en profundidad. No es disparatado afirmar que la población, inconscientemente o de forma egoísta, se está retirando de la participación política convencional hacia su vida privada. Precisamente por ello, la política de partidos adquiere su máxima legitimidad, particularmente cuando, elegidos democráticamente y presentando programas claros y realistas, buscan llegar a acuerdos transparentes en su acción política y le rinden cuentas al electorado. La gente tiene que notar que los gobernantes les toman en consideración. En esta nueva llamada a las elecciones, el electorado ha de ver con claridad y decisión el cumplimiento de ciertas prioridades concretas, cuantificables y revisables. Tales como: afrontar con eficiencia las consecuencias sangrantes de la crisis económica, impulsar la actividad económica que redunde en creación y ampliación de puestos de trabajo, garantizar los servicios sociales en difícil situación, perseguir de forma radical la corrupción y el fraude fiscal, dar una salida justa y pactada al problema territorial en la configuración de un Estado plurinacional... Con todo, durante estos meses pasados, se han priorizado otros debates partidistas, que sólo interesaban a los propios partidos. No ha pasado el tiempo de la democracia de los partidos, y muchos de ellos siguen empeñados en una estéril competencia y marketing electoral, desconectados del sentir de la ciudadanía. No han entendido, que el poder no es dueño, sino servidor. Servidor sobre todo de los más débiles.

3.- La configuración de un nuevo mapa político.La desaparición del bipartidismo y el resurgir de nuevos partidos ha configurado en estos momentos un nuevo mapa político, impulsando entre otros fenómenos la volatilidad del voto, la dispersión en la afiliación a los partidos y una mayor dificultad para llegar a acuerdos. Aún así, la realidad del multipartidismo ha venido para quedarse, por lo que pactar resulta ineludible. Excepto para los militantes más acérrimos, es cada vez mayor el hastío de la gente ante tantas "líneas rojas" puestas y la sistemática satanización a todo lo que dice o hace el oponente político. Aparece con reiteración que lo importante no es explicar el propio programa, sino lo mal que lo hacen los demás, y que el fracaso de la propia acción es fruto de lo que otros han hecho o han dejado de hacer. No se ha aprendido que para avanzar es necesario ceder. Con raras excepciones, a los políticos se les ve lejanos, distantes, sin conexión con la gente y ausentes de la plaza pública, como si viviesen en una burbuja y aislados de la sociedad. Con razón se dice que han convertido la acción política en espectáculo. Todo ello ha facilitado la creación de grupos populistas o movimientos anti-sistema, altamente atractivos, pero que deberán evitar el engreimiento que supone creerse depositarios de una legitimidad de representación de "todos", por el hecho de haber declarado que "otros no nos representan".

4.- Llamada al compromiso político.La financiación de los grupos políticos, la relación con el Estado, la capacitación de los dirigentes... y otros muchos aspectos necesitan una profunda revisión. La actual situación, nos enfrenta con la necesidad del compromiso con el "valor ético" de la actividad política. La sensación de fracaso que conlleva esta nueva llamada a las urnas, debe ser superada por la afirmación de los valores fundamentales e imprescindibles que hagan posible la verdadera democracia al servicio del Bien Común, sin olvidar la honestidad y el trabajo de los buenos gobernantes, cuyo reconocimiento y agradecimiento público es también un deber de justicia. 


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902