Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

Ruanda al descubierto desde la celda 1930

Un libro de la política Victoire Ingabire, encarcelada desde 2010, denuncia la siniestra corrupción dirigida a acallarla

Un reportaje de Iñaki Kerejeta - Lunes, 13 de Junio de 2016 - Actualizado a las 06:11h

Ingabire, fotografiada meses antes de que la hicieran prisionera en octubre de 2010.

Ingabire, fotografiada meses antes de que la hicieran prisionera en octubre de 2010. (Iñaki Kerejeta)

Galería Noticia

Ingabire, fotografiada meses antes de que la hicieran prisionera en octubre de 2010.

Entre las 4 paredes de la 1930, libro escrito por la política ruandesa Victoire Ingabire, encarcelada desde octubre del 2010, revela la verdad oculta de su condena a 15 años de cárcel, desenmascarando la siniestra corrupción de policías, fiscales e incluso jueces. Si lo que dice es verdad, los agentes ruandeses falsificaron pruebas, intimidaron a testigos de la defensa y violaron las leyes impunemente con el fin de eliminar su figura política.

“Todo comenzó cuando volví a Ruanda, mi país natal, adonde no había regresado en 16 años”. Desde el inicio del libro, Victoire Ingabire expone las causas reales del conflicto que provocó su llegada al país, en enero del 2010, como futura candidata a las elecciones presidenciales. Su llamamiento a la movilización social para “combatir la dictadura instaurada por el partido en el gobierno”, como declaró tras aterrizar en Kigali, y su discurso en el memorial del genocidio tutsi, rechazando la violencia como medio de lucha para la liberación pero evocando el dolor que causa el olvido y la impunidad de los Crímenes contra la Humanidad cometidos contra los hutu, le valieron un linchamiento de la prensa pro-gubernamental, seguido de una implacable persecución del Estado. “Construiremos un muro de leyes contra ella”, anunció el presidente Paul Kagame, y las brigadas criminales y fiscales le acusaron de ideología genocida, divisionismo y complicidad con el terrorismo.

Sin embargo, conocer a Victoire, lo que permite el libro;valorar y sentir su humildad, su integridad, su sentido del humor y su lucidez para deconstruir las producciones de los testigos de cargo y los fiscales, se plasma en una prueba irrebatible no sólo para su defensa sino también para colocar al gobierno de Ruanda en el banquillo de los acusados. El manuscrito, sacado de la cárcel a escondidas, cuenta las trampas, a veces chapuceras, que le tendieron para fabricar pruebas falsas contra ella con tal de simular una conspiración terrorista. Infiltraron entre los colaboradores de la preparación de una asamblea constituyente de su partido político, un futuro testigo de cargo para vincularla con la creación de un grupo armado rebelde ruandés en el Este de la RDC, con el objetivo de lanzar ataques en Ruanda. Manipularon también a dos exmilicianos, detenidos en Kami, campos militares del ejército ruandés, para que declararan que Victoire transfería órdenes y dinero al supuesto grupo armado.

Su resistencia, resaltando las inconsistencias e incoherencias de la acusación, no tuvo efecto ni en la primera ni en la segunda instancia de la jurisdicción ruandesa, pero afronta ahora una nueva oportunidad en la Corte Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos (Corte de Arusha). El gobierno ruandés pretendió evadirse de esta jurisdicción internacional cuando ya había sido señalada la fecha para la vista del recurso, pero a finales de mayo la Corte ha rechazado la renuncia de Ruanda hasta que sean juzgados todos los sumarios que permanecen abiertos.

inasequible al sobornoEl libro refleja el incorruptible carácter de Victoire Ingabire al rechazar las proposiciones del director de la cárcel, el fiscal general y quienes permanecen detrás de los hilos, para que colaborara con el poder a cambio de un trato de favor. Ella explica las razones de su lucha evocando el espíritu de su abuela que, en 1973, cuando las masacre de hutus en Burundi fue respondida con matanzas de tutsis en Ruanda, colocó su vida frente a los machetes para salvar la vida de sus vecinos. También evoca el espíritu de su padre, admirado defensor de la justicia, perseguido por Juvenal Habyarimana antes de 1994, a quien después acusaron de participar en el genocidio para evitar que pudiera compromoterse como parlamentario.

Pese a estar sometida al aislamiento -incluso le prohibían asistir a la misa de los domingos en la cárcel-, Victoire da muestras de conservar intacto su coraje en el convencimiento de que cuenta con todo el apoyo de sus hijos y su marido, que la esperan en Holanda.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902