Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Fidel Raso Fotoperiodista

“Es duro;veo gente que grita y reza y yo debo ponerme a hacer fotos”

Fidel Raso ofreció el viernes una visita guiada a su muestra ‘Emigrantes y refugiados’ del Photomuseum, que reúne varias fotografías realizadas desde 2004

Marta Esnaola Ruben Plaza - Domingo, 12 de Junio de 2016 - Actualizado a las 06:14h

Fidel Castro

Galería Noticia

Fidel Castro

donostia- El fotoperiodista Fidel Raso (Sestao, 1953) muestra una treintena de fotografías de la frontera entre Marruecos y Ceuta en su exposición Emigrantes y refugiados, que se puede visitar hasta el 30 de julio en el Photomuseum de Zarautz.

¿Con qué se encontrará el visitante del Photomuseum?

-Esta exposición recoge imágenes de la frontera de Ceuta con Marruecos, un lugar complicado por el tema de la inmigración. Hay fotografías tomadas por mí, que he trabajado en algunos medios de Ceuta en los últimos años. Esta muestra nace porque conocí a Leopoldo Zugaza, uno de los responsables del Photomuseum, se interesó por mi trabajo.

¿Las fotografías nacieron con vocación artística o eran documentos informativos?

-Son instantes de situaciones que se han dado en el estrecho. Puede que algunas fotografías sean artísticas, pero las hice con un objetivo informativo, me interesaba mostrar algo al público. Traté de que esa información fuera lo más veraz posible para ilustrar lo que estaba pasando en esos momentos.

¿El público podrá hacerse una idea de lo que allí ocurre?

-Es el verdadero dilema del fotoperiodismo. En realidad, desde el punto de vista teórico, la imagen no demuestra nada, sino que muestra, puesto que las lecturas son muy amplias. En ellas se puede comprobar que son fotografías de primera línea, que el fotógrafo ha estado en ese momento concreto, y eso tiene valor como canal de información. Aun así, es muy difícil hacerse una idea clara de lo que es el drama de la inmigración viendo unas fotos, porque al fin y al cabo, la fotografía es un papel. Yo he estado allí, he oído voces de noche, de madrugada, el mar... es decir, es un escenario muy duro y lo que puedo transmitir es una imagen plana. Al menos me gustaría que mi trabajo ayudase a comprender los problemas de la inmigración que estamos viviendo en estos momentos.

¿Cuáles considera las joyas de la exposición?

-Creo que todas las fotos son complementarias, son retazos de un mismo temario. Aun así, hay un par que destacaría, ya que han sido premiadas a nivel nacional. Una de ellas es la de un hombre de Ceuta que amenaza con tirar a su hijo al suelo, que consiguió el segundo Premio Nacional de Fotoperiodismo de los compañeros de la prensa gráfica. La otra instantánea es en el monte, en un acantilado, donde se ve a un agente de la Guardia Civil que ayuda a un subsahariano para que no caiga. Esta foto fue el segundo premio del Consejo General de la Abogacía de España, de un certamen llamado Gritos de libertad.

Pero no solo hay fotografías...

-También expongo material que utilizaban los inmigrantes para cruzar el mar, como salvavidas, lanchas hinchables o neumáticos, que pueden dar una visión más global. Es material que encontré desperdigado, sobre todo, en las playas, y algunas cosas se pueden observar también en las imágenes.

“Me gustaría que mis fotografías ayudasen a comprender los problemas de la inmigración que hay hoy en día”

¿Cómo ha vivido el conflicto?

-Ha sido una situación muy difícil. Es algo que nos ocurre a todos los que nos dedicamos a esto, porque estamos viendo en directo el drama. En mi caso, lo he vivido con unas emociones muy intensas;veo personas muertas en la playa, gente que sale del agua con neumáticos y se ponen a dar gritos o que se ponen a rezar, y yo tengo que ponerme a hacer fotos, porque es lo que esperan que haga, es mi trabajo. Es duro, porque ves que en puntos cercanos están actuando los equipo de salvamento o las fuerzas de seguridad y tienes que cumplir tu labor informativa. De todas formas, en una de las fotos ya dejé la cámara en el suelo. En la foto del acantilado, cuando el subsahariano caminaba hacia atrás, le hablé en francés e intenté calmarlo, al igual que el agente de la Guardia Civil. Fue cuando este le dio la mano cuando cogí la cámara del suelo y saqué la fotografía. Son situaciones muy duras que vivimos todos los compañeros.

¿Le ha hecho reflexionar acerca de la inmigración?

-Veo el tema de la inmigración como un síntoma de la sociedad. Al fin y al cabo, la gente huye de su país por motivos económicos o por una guerra, y eso ocurre porque algo en la sociedad no funciona. Salta a la vista. En este momento hay dos lugares que se han encargado del problema: por un lado está África, ya que gran parte del continente viene en busca de una forma de vivir mejor, y por otro lado, está la zona de Oriente Medio, que tiene todos los signos de conflictos y que entra en el Mediterráneo por la franja Este. En este momento es necesario pensar en materia internacional, porque queda de manifiesto que las relaciones internacionales no funcionan.

¿Usted cree que el público podrá sacar algo de luz con sus imágenes?

-Lo desconozco, pero personalmente creo que esto va a continuar, es un drama de tal calibre que tiene soluciones a muy largo plazo.

la exposición

¿Qué se puede ver? La muestra Emigrantes y refugiados de Fidel Raso consta de una treintena de fotos que el fotoperiodista hizo en la frontera entre Marruecos y Ceuta, para ilustrar el conflicto, por lo que el público conocerá lo que ocurre de manera más cercana. Además, el autor de la muestra también exhibe algunos de los materiales que recogió mientras trabajaba en las playas y que anteriormente habían sido utilizados por los inmigrantes.

El autor. Fidel Raso (Sestao, 1953) es licenciado en Periodismo, especializado en fotoperiodismo. Ha trabajado en Alemania del Este, India, África y Canadá, entre otros lugares, además de en distintas ciudades del Estado y sus fotografías se han podido ver en medios como Diario 16, el Expreso de Ecuador o El Día de Valladolid.

Lugar. En el Photomuseum de Zarautz.

Fechas. La muestra permanecerá abierta hasta el 30 de julio.

Horarios y precios. El museo está abierto de martes a domingo, de 10.00 a 14.00 horas y de 17.00 a 20.00 horas. La entrada normal cuesta 6 euros y la reducida, 3.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902