Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
María Feijoo Autora del libro ‘Zagales, de extremadura a zarautz durante la emigración’

“Las familias extremeñas están totalmente integradas y se sienten de Zarautz”

El colectivo extremeño es una parte representativa de la población zarauztarra y la periodista María Feijoo ha recogido los testimonios de algunos de los 700 extremeños que emigraron a Zarautz a finales de los años 50 en el libro ‘Zagales’

Ane Roteta - Sábado, 11 de Junio de 2016 - Actualizado a las 06:14h

Maria Feijoo

Galería Noticia

Maria Feijoo

Zarautz- Alrededor de 700 extremeños emigraron a Zarautz a finales de los 50. Los comienzos no fueron fáciles, pero más de cinco décadas después, el colectivo extremeño es una parte fundamental en la historia de Zarautz. La periodista zarauztarra María Feijoo ha recogido los testimonios de algunas de esas personas que llegaron a Zarautz en busca de trabajo, ya que Extremadura fue “una región muy castigada durante la posguerra”. Feijoo, hija de gallegos, que escribió hace un año Orballo, crónica de la inmigración gallega en Zarautz, acaba de publicar Zagales, de Extremadura a Zarautz durante la gran emigración.

¿Qué encontramos en este libro?

-Son cinco capítulos en los que cuento de manera cronológica la historia de la inmigración. El primer capítulo habla de cómo era la Extremadura de finales de los 50, que sufrió el abandono de las autoridades centrales, y el segundo se centra en la llegada de los inmigrantes a Zarautz y el choque cultural que supone ver la lluvia constantemente o el carácter hermético de los vascos. En la tercera parte hablo sobre la Sociedad Francisco de Zurbarán, que ha sido la que ha articulado las iniciativas culturales de la comunidad extremeña y en el cuarto explico las manifestaciones artísticas de extremeños en Zarautz. Por último, he recopilado las huellas que ha dejado la inmigración en la tierra de origen, y es que como la gente ha mantenido vínculos muy fuertes porque iban al pueblo de vacaciones, allí se escucha mucho euskera en verano, hay muchos nombres vascos, una peña de la Real Sociedad...

Presentó el libro el martes en la sociedad Francisco de Zurbarán. ¿Qué acogida sintió?

-La gente está muy contenta porque es la primera vez que se les reconoce. Cuando llegaron aquí sufrieron mucho rechazo y estaba a la orden del día llamarlos coreano o belarri motza, pero se fueron haciendo su lugar a base de honestidad y trabajo. Y que ahora se les reconozca, por fin, les ha hecho mucha ilusión a ellos y a los hijos de los inmigrantes, aunque algunos de ellos me han dicho que llega un poco tarde, ya que sus padres han fallecido. Los extremeños han aportado al pueblo como todos, han contribuido trabajando y con sus iniciativas culturales.

¿Por qué elegían Zarautz?

-Cinco millones de personas cambiaron de residencia en el Estado en aquella época y la gente dejaba sus pueblos para irse a zonas industrializadas como Madrid, Catalunya y País Vasco. Aquí había mucha falta de mano de obra y las empresas mandaban autobuses allí. De hecho, la empresa Bombas Itur mandó autobuses a Sierra de Gata en busca de gente. Después, entra en juego lo que conocemos como efecto arrastre y es que la gente va a donde tiene familiares o amigos. Al País Vasco llegaron 75.000 extremeños, y aquí 700.

¿Qué destacaría de las historias que ha escuchado?

-Cada uno tiene su historia pero subrayaría que la gente se acuerda muy bien de cuándo se marcha, del momento en que se toma la decisión porque es el momento más duro. Hay muchas cosas que se olvidan pero todos recuerdan el momento de la partida, el viaje y la llegada.

¿Diría que se sienten integrados?

-Si, totalmente, los extremeños se sienten de aquí. Se sienten integrados y bien tratados y están encantados. Se sienten de los dos lugares y disfrutan de las dos culturas. Además, han sido grandes defensores porque cuando había turistas que no se atrevían a venir han defendido las bondades del País Vasco en su tierra.

¿Los zarauztarras también han aceptado a los extremeños?

-Yo creo que en general sí. Siempre hay algún caso aislado, pero en general los zarauztarras aceptan de buena manera al extremeño.

¿Y los inmigrantes han aprendido el euskera?

-Hay muy pocos abuelos que sepan euskera y es que no lo aprendieron porque era gente que tenía un nivel educativo bastante limitado. En las segundas generaciones hay una mitad que no lo ha aprendido y otra que sí, y en eso influye mucho que haya matrimonios mixtos. Y la tercera generación, por supuesto que sí. La historia de Belén Benitez, por ejemplo, me alucina. Sus padres eran extremeños y le llamaba mucho la atención el euskera al escucharlo en la escuela. Así, se apuntó al batzoki, fue al barnetegi y terminó haciendo Filología Vasca. Y hay que subrayar que empezó la carrera sabiendo bastante poco euskera. Pues fíjate que ha dado clases en AEK, ha producido material para HABE y es una euskalduna militante. Su caso es de una fuerza de voluntad increíble y de tener conciencia desde muy pronto, porque en esa época había familias euskaldunas que quizás no tenían tanta conciencia como esta mujer.

¿Tiene más historias curiosas?

-Hay casos de padres extremeños que han ido de vacaciones con sus hijos, y estos han hecho el camino inverso porque han encontrado pareja en el pueblo. Luego, también me gustaría comentar que muchos de ellos entonces no podían estudiar euskera porque venían a trabajar, pero hay muchas personas que se han apuntado al euskaltegi después de jubilarse porque era su asignatura pendiente.

¿Y por qué el título ‘Zagales’?

-Zagales significa muchachos en el dialecto extremeño castúo, y también significa ayudante de pastor. Una extremeña me contó que era zagala con su padre, y la verdad que la palabra me gustó, me pareció muy bonita. Luego me encontré con el otro significado de muchachos y pensé que podía ser muy adecuado para el libro porque muchos de los inmigrantes vinieron muy jóvenes.

¿Dónde se puede obtener el libro?

-Se han editado 1.000 ejemplares en castellano y 500 en euskera y se pueden conseguir de manera gratuita en los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Zarautz.

las claves

“Cuando llegaron aquí sufrieron mucho rechazo pero poco a poco han conseguido su lugar a base de honestidad y trabajo”

Tu txoko favorito de Gipuzkoa. El txiringito de Borghetto en verano. Me encanta estar ahí y ver la puesta de sol.

Un paisaje idílico. La puesta de sol desde Talaimendi me parece espectacular.

Un monte. Pagoeta.

Una playa. La de Zarautz, por supuesto.

Un evento o celebración. Euskal Jaiak es mi favorita.

G

ipuzkoando


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902