Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

En busca de un programa ‘antibullying’ para Euskadi

El goteo de denuncias por acoso escolar coloca en el centro del debate la necesidad de un plan específico y unificado para prevenirlo
Expertos piden que sea una asignatura como en Finlandia

Idoia Alonso - Viernes, 10 de Junio de 2016 - Actualizado a las 06:13h

El acoso escolar ha encontrado un vehículo en las redes sociales e Internet.

El acoso escolar ha encontrado un vehículo en las redes sociales e Internet. (Foto: Borja Guerrero)

Galería Noticia

El acoso escolar ha encontrado un vehículo en las redes sociales e Internet.

Donostia- El acoso y el ciberacoso no son “chiquilladas” ni juegos entre niñas y niños que deban tolerarse por el hecho de que “han ocurrido toda la vida”. El acoso tiene un gran impacto sobre las víctimas. Pueden mostrar señales de depresión, problemas para comer y dormir, malestar físico, baja autoestima, peor rendimiento o reparos para participar en las actividades escolares. El suicidio de Jokin Z. en Hodarribia conmocionó a la opinión pública en 2004 y obligó a las administraciones educativas a actuar frente a una realidad hasta entonces soterrada. Pero el suicidio este año de Diego, de 11 años, en Madrid o los casos denunciados en Munabe y Gaztelueta, en Bizkaia, han puesto de manifiesto que los mecanismos de prevención no son todo lo eficaces que exige la política de “tolerancia cero” frente al bullying.

Según el último informe de Save The Children, un 6,3% de los estudiantes vascos de ESO, entre 12 y 16 años, asegura haber sufrido acoso escolar en los últimos meses y un 4,5% se considera víctima de acoso a través de Internet o de las redes sociales. Las cifras de bullying y ciberbullying de Euskadi son ligeramente inferiores a las del Estado español, donde un 9,3% del alumnado dice que ha sufrido acoso y un 6,9% se siente víctima de ciberacoso. El Gobierno Vasco sostiene que esta lacra se ha estabilizado en las aulas vascas donde, no obstante, se han duplicado las denuncias los últimos cinco años (hasta las 268 del curso pasado). Para los responsables del Departamento de Educación el aumento de las denuncias por acoso se debe a una mayor sensibilización social, ya que los casos reales verificados se limitan al 25%, la mitad que el curso anterior.

En noviembre de 2015, el Gobierno Vasco actualizó la guía de actuación de los centros frente a una situación de posible acoso y se ha renovado la colaboración con la Ertzaintza que desde 2013 imparte charlas en los centros. El Instituto Vasco de Evaluación e Investigación Educativa (ISEI-IVEI) retomará este año el estudio sobre alcance del bullying en las aulas, poniendo así fin a cuatro años de vacío. En 2012 -con la socialista Isabel Celaá al frente al Educación- se puso en marcha el Observatorio Vasco de la Convivencia, si bien en su presentación se incidió más en la formación ética del alumnado frente al terrorismo que en el bullying. Hoy en día, los centros trabajan en su propio Plan de Convivencia y el profesorado recibe formación. Y periódicamente distintas entidades realizan acciones puntuales para combatir el bullying.

Sin un plan específico Aun y todo, a nivel de Euskadi no existe un plan específico que aborde la prevención del acoso de forma sistematizada y unificada. Los primeros en dar ese paso han sido las ikastolas. En septiembre, Ikastolen Elkartea comenzará a aplicar en 52 de sus centros el que se presenta como el método definitivo contra el bullying, el KiVa, un programa con el que el 90% de las escuelas de Finlandia han logrado reconducir un 68% los casos de maltrato y victimización. Finlandia lo está exportando a diferentes regiones del mundo en pack por valor de unos 200.000 euros. La clave de este plan creado por la Universidad de Tuku es que se dirige al grupo y no al agresor, ya que los testigos juegan un rol importante para parar el bullying. Según el informe Maltrato entre Igualesque ha publicado recientemente el ISEI-IVEI, el 40% de los escolares vascos se une al acosador o mira hacia otro lado cuando ve una situación de abuso.

El Departamento de Educación descarta sumarse al KiVa ya que “en la CAPV disponemos de los recursos personales, académicos y profesionales para poder desarrollar un proyecto equivalente a este”, según la consejera Cristina Uriarte. Para ello, Educación estaría estudiando la posibilidad de crear una comisión y solicitar el apoyo del ISEI-IVEI o de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU).

A tenor del contenido de esta respuesta parlamentaria de Uriarte, el tema está aún muy verde a pesar de que en Euskadi ya hay programas antibullying de probada eficacia que no acaban de dar el salto desde la universidad a las aulas y eso que han sido financiados con dinero público. Es el caso Cyberprogram 2.0 desarrollado por Maite Garaigordobil, catedrática de Evaluación Psicológica de la Universidad del País Vasco.

Cyberprogram 2.0 fue implementado en tres centros de Gipuzkoa durante un curso escolar. En total, participaron 176 adolescentes de trece a quince años de ESO (43,8% chicos y 56,3% chicas). Del conjunto de la muestra, 93 participantes se dividieron en grupos experimentales y 83 en grupos de control. “Hicimos sesiones semanales de una hora de duración a unos grupos y, con otros, realizamos las actividades habituales de tutorías. Además, antes y después del programa, aplicamos dos test para medir la violencia escolar y la agresividad”, afirma Garaigordobil, que recientemente ha publicado sus resultados en la revista científica Frontiers in Psychology.

Los resultados obtenidos constatan que Cyberprogram 2.0 “es una herramienta eficaz para prevenir y reducir la violencia entre iguales en cualquiera de sus formas”. Así, ha confirmado que entre los adolescentes que realizaron la experiencia comparados con aquellos que no la llevaron a cabo, “han disminuido significativamente” el bullying y el cyberbullying (violencia del profesorado hacia el alumnado;violencia entre iguales: física, verbal, social y tecnológica) y la agresividad (impulsiva y premeditada). Y por otro lado han aumentado las conductas sociales positivas como la empatía, la autoestima y la capacidad para resolver conflictos de forma constructiva.

El programa utiliza diversas técnicas de dinámicas de grupo como el role-playing, el torbellino de ideas, el estudio de casos o la discusión guiada mediante distintas preguntas.

‘Antibullying’ como asignatura La relación entre los estudiantes ha mejorado, aunque “el panorama general no es tan positivo”, advierte Garaigordobil. Según recuerda esta experta, el último informe del sindicato docente ANPE confirma que se ha incrementado un porcentaje muy alto la violencia del alumnado hacia el profesorado, aumentando además la gravedad de esta violencia. “Sin duda es un informe preocupante. Una sociedad que valora a su profesorado es una sociedad que avanza. Y, en nuestra sociedad, esta situación no se está dando. Hemos llegado a una situación en la cual los padres y las madres tienen muy poca tolerancia a la frustración y no admiten que nadie diga nada negativo de su hijo o hija. Y eso se traduce en crítica al profesorado”, reflexiona.

Ante esta situación, la profesora Garaigordobil apela a la colaboración entre familia y escuela. “Está comprobado que altas dosis de afecto, de cariño, y de implicación con los hijos, con unas dosis razonables de castigo, disciplina y coerción, es el modelo educativo más adecuado”.

A pesar de todos los esfuerzos realizados a nivel educativo, los datos hablan de un aumento de las denuncias por bullying y ciberbullying en el contexto de la escuela. “Tenemos que tener tolerancia cero al acoso y, para ello, habría que realizar más intervenciones”, afirma Garigordibil. Por un lado, dice, a través de programas como el Cyberprogram 2.0, y por otro, diseñando programas de desarrollo socio-emocional desde la Educación Infantil a lo largo de toda la educación reglada. “Programas que estimulen la comunicación, los ámbitos de escucha activa, el respeto por el otro, la empatía, la autoestima… Si estos programas fueran una asignatura más, seguramente nos encontraríamos con tasas inferiores de bullying y cyberbullyingen las aulas”, subraya Garaigordobil.

Las cifras

Víctimas. Según un estudio de Save The Children, un 6,3% de los estudiantes vascos de ESO, entre 12 y 16 años, asegura haber sufrido acoso escolar en los últimos dos meses y un 4,5% se considera víctima de acoso a través de Internet o de las redes sociales.

Agresores. El estudio pone de manifiesto que un 3,5% de los alumnos de ESO reconoce haber acosado a alguien y un 2,1% admite haberlo hecho por Internet.

Casos reales


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902