Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
GBC

En manos ajenas

El GBC depende de diputación, ayuntamiento y Kutxabank para un futuro en la ACB, categoría económicamente difícil de soportar para el club

Un reportaje de Néstor Rodríguez. Fotografía Ruben Plaza - Viernes, 10 de Junio de 2016 - Actualizado a las 06:14h

La presidenta del GBC, Nekane Arzallus, rodeada de los consejeros del club donostiarra, en el desayuno con la prensa del miércoles.

La presidenta del GBC, Nekane Arzallus, rodeada de los consejeros del club donostiarra, en el desayuno con la prensa del miércoles.

Galería Noticia

La presidenta del GBC, Nekane Arzallus, rodeada de los consejeros del club donostiarra, en el desayuno con la prensa del miércoles.

la resaca de la comparecencia de Nekane Arzallus el miércoles ante los medios de comunicación deja un panorama muy poco atractivo para el Gipuzkoa Basket de cara al futuro inmediato. El discurso de la presidenta resultó desilusionante, ya que su único argumento consistió en desgranar la delicada situación económica y en pedir ayuda a las instituciones para poder salir adelante, sin ofrecer a cambio ningún proyecto deportivo. Con la duda aún de si el GBC va a competir en ACB o en LEB -lo lógico sería que siguiera en la máxima categoría por las posibles renuncias de Melilla y Palencia-, hay serias dudas sobre la viabilidad del club en la ACB, ya que además de ser poco competitivo (tres descensos en las cuatro últimas temporadas), ha acumulado una importante deuda.

Según Arzallus, el Gipuzkoa Basket debe un millón a la Hacienda guipuzcoana y 300.000 euros a los jugadores, a lo que hay que añadir un crédito con Kutxabank cuyos intereses provocan que sea “insostenible” y un mantenimiento de Illunbe que cuesta 250.000 euros anuales, cifra que la dirigente describió como “tirar el dinero”, lamentando que otros clubes de la ACB entrenan y compiten en sus respectivos pabellones de forma gratuita. Por ello, la sostenibilidad del proyecto depende del éxito o no de las negociaciones que mantiene el club con Ayuntamiento, Diputación y Kutxabank. Lo único que se sabe es que “las conversaciones van en buen camino”, tal y como indicó la propia Arzallus. El Ayuntamiento y la Diputación, preguntados a ese respecto por este periódico, prefieren por ahora mantener silencio.

La sensación, en cualquier caso, es que la ACB es una categoría que empieza a resultar cara de mantener para un club que no genera los suficientes ingresos propios, ya que ha hecho una deuda importante sobre todo en los últimos cuatro años. Este panorama económico, además, no parece que vaya a mejorar de cara al próximo curso. Es más, podría empeorar: buena parte de la ayuda de la Diputación -o incluso toda la ayuda- irá a parar a solventar la deuda con Hacienda, es posible que los ingresos por abonados sean incluso menores teniendo en cuenta la desilusión entre los aficionados y será difícil mantener a todas las empresas colaboradoras con unos resultados deportivos tan pobres. Además, teniendo en cuenta que los jugadores han acudido al fondo de garantía salarial de la ACB para recuperar lo que se les debe, el club tiene que reponer ese dinero antes del 15 de julio.

La buena noticia es que Reta seguirá como patrocinador principal, aportando cerca de 300.000 euros y que el concepto por televisión puede ser de otros 300.000 euros o incluso más. Parece, en cualquier caso, poco dinero para competir con unas garantías mínimas en la Liga ACB, y más tras escuchar a la presidenta decir que, con los presupuestos de los últimos cursos, “difícilmente vas a poder competir para estar fuera de los puestos de descenso”.

En este sentido, y tras una tibia autocrítica, Arzallus dijo tener “plena confianza” en los miembros del club. “Ha habido errores, pero también aciertos”, dijo a la hora de valorar los discutidos fichajes realizados por el GBC en los últimos años. Una valoración difícil de sostenerse teniendo en cuenta la pésima planificación del club durante el verano, que provocó que tuviera que hacer hasta cinco fichajes durante la temporada, con el consiguiente coste económico. Si todo sigue igual, es difícil que en el futuro la trayectoria deportiva cambie, y el GBC, por medio de su presidenta, ofreció una vez más una preocupante impresión de inmovilidad, como si su futuro estuviera en manos ajenas, y no ofreciendo nada a cambio, porque no hubo ninguna pincelada de algún proyecto deportivo.

¿y la leb?En principio, todo hace indicar que el GBC recibirá una invitación para seguir en la ACB, pero el club podría plantearse salir en la LEB si el proyecto en ACB no es viable. Eso supondría recibir los dos millones de euros correspondientes al fondo de ascensos y descensos depositado en su momento, lo que serviría para zanjar el crédito con Kutxabank. Jugar en la LEB Oro permitiría al club jugar en el Gasca y reducir los gastos deportivos. Eso sí, los ingresos serían también bastante menores, ya que no habría dinero por televisión, Reta bajaría su aportación y la cantidad de socios también descendería.

El panorama, tanto en la ACB como en la LEB, no es halagüeño, pero el club debe tomar una decisión en un sentido u otro. Preguntada por si había incluso opciones de acogerse a un concurso o un preconcurso de acreedores, Arzallus respondió: “Actuaremos responsablemente”. No se descarta nada, aunque la preferencia del club es continuar en la ACB una vez solventada o reordenada su difícil situación monetaria, si es que consigue hacerlo.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902