Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Txema Garay presidente del club vasco de camping

“Hay un desconocimiento tremendo de nuestro territorio y la gente se sorprende al recorrerlo;Aralar es como un cuento de hadas”

54 años contemplan a Garay, 41 de ellos en el Club Vasco de Camping, la entidad impulsora de 2016 Bidea: la excusa perfecta para conocer mejor Euskal Herria y disfrutarla

Mikel Mujika Javi Colmenero - Jueves, 9 de Junio de 2016 - Actualizado a las 06:12h

Txema Garay, presidente del club vasco de camping.

Txema Garay, presidente del club vasco de camping.

Galería Noticia

Txema Garay, presidente del club vasco de camping.

donostia- ¿Cómo se les ocurrió plantear la idea de 2016 Bidea a la capitalidad cultural europea?

-El Club Vasco de Camping propuso la idea en 2010. En 2008 se comenzó a hablar en Donostia de la capitalidad cultural y no sabíamos muy bien qué era eso. Estuve en algunas reuniones para enterarme y ahí vi claro que la montaña es parte, una seña de identidad, de la cultura vasca. La historia del montañismo vasco es una cosa de hace 125 años, pero que tiene un arraigo muy importante. Y eso ya forma parte de nosotros mismos. No del 100% de la sociedad pero sí es algo que se va transmitiendo de padres a hijos, al vivir en una geografía tan propicia para esta actividad.

¿Y lo entendieron enseguida en Donostia 2016?

Tuvimos la suerte de que Sua editó una guía que se titulaba Trekking de la Eurociudad Vasca. Hablaba del corredor que hay entre Baiona y Bilbao. Y el Club Vasco de Camping ofreció esa guía a la entonces capitalidad que se estaba empezando a formar. Y nos preguntaron si seríamos capaces de hacer algo de esto. Dijimos que Donostia y Baiona sí podíamos unirlas andando por la costa en cinco etapas. En el mes de agosto empezamos y la gente respondió muy bien.

¿Qué es muy bien?

Pues igual iban 175 o 200 personas a cada marcha. Eran excursiones mañaneras y al ver aquello se emocionaron y nos dijeron que teníamos que seguir haciendo cosas. De hecho, Marsella, que fue capital cultural en 2013, tiene una GR (sendero de Gran Recorrido) y entonces despertó ese interés, de tal manera que cuando vino el jurado a visitar Donostia sobrevolaron el recorrido y les gustó;así que nos encargaron diseñar otro trekking para 2016. Empezamos con 16 etapas en Gipuzkoa;luego se planteó ampliarlo a Euskadi y después se pensó que por qué no a Navarra e Iparralde. Al final nos salieron 32 etapas. Yo cuando vi aquello me asusté, pero finalmente aceptamos el reto.

¿Están teniendo buena respuesta por parte de la gente?

Lo mejor de todo es que estamos participando un 50% gente del club y otro 50% externa. Hay personas que van a todas y gente nueva;el otro día vino una chica a la que le había llamado la atención el proyecto y dijo que había sido una gozada, una maravilla.

¿Cualquiera puede hacerlo?

Bueno, hay que saber que vas a hacer una actividad que puede haber lluvia y que si la hay te vas a mojar. Es una forma de superar obstáculos. Pero no son etapas de mucho desnivel, aunque algunas son largas. Están catalogadas como fácil, medio y difícil pero sobre todo es por la longitud, que pueden ir de 12 a 25 kilómetros. En las más sencillas llenamos: 100 personas;y el otro día, que era una difícil, fueron unas 70.

¿Cómo está la salud del montañismo vasco? ¿No le parece que hace dos o tres décadas la gente participaba más en familia?

Lo que sí está claro es que quien siembra, recoge;y los clubes vascos estamos ahí. Ahora bien, los chavales van hasta los 14 años y luego empiezan con otros deportes y el que quiere adrenalina se inicia en la escalada y lo hace por su cuenta. Pero creo que estamos en el buen camino, porque al final siguen saliendo grandes montañeros de una provincia tan pequeña como Gipuzkoa y las salidas colectivas se retoman cuando tienes hijos y empiezan a tener 8 o 9 años.

¿Qué destacaría de esta experiencia, una vez puesta en marcha?

2016 Bidea está sirviendo mucho para relacionarse, especialmente a gente con cierta edad, cuando la vida te da ciertos reveses. Y es una actividad barata y con gente jatorra.

También es una forma de participar en la capitalidad cultural...

Y hay otra cosa que ocurre, y es que no conocemos nuestra provincia. Hay un desconocimiento tremendo y la gente viene a casa sorprendida al recorrerla. Y luego a eso se añade que la oficina de Donostia 2016 está metiendo unas actividades que hacen reflexionar: actuaciones musicales, de teatro... La gente se sorprende.

¿Algún ejemplo?

El domingo pasado en Eibar estábamos a las 9.20 de la mañana gritandoViva la República, megáfono en mano, porque un grupo de teatro nos estaban explicando lo que ocurrió en Eibar en 1931. Es una forma de descubrirlo. En Gernika estuvimos viendo cómo se juega a cesta punta y cómo se hace una cesta. Luego estuvimos viendo el Flysch en Zumaia, las salinas de Leintz Gatzaga... Es una forma de descubrir nuestro territorio. Por ejemplo, en septiembre vamos a Zugarramurdi;una etapa cortita que se hace un sábado a la tarde porque luego hay un akelarre y esas son las cosas que alimentan el camino.

¿Y qué cosas tenemos en Gipuzkoa?

A nivel de sierras montañeras están Aizkorri y Aralar, que es la joya de la corona, donde toda nuestra generación nos hemos criado. Vas a buscar un dolmen, o un cromlech, o la cueva de Sastarri y estás allí con caballos, ovejas, el pastor... Parece otro mundo. Es como un cuento de hadas.

¿Deseando que llegue esa etapa?

Tengo la suerte de que esa es una de las que me toca guiar (7 de agosto) y nos visitan unos polacos. Lizarrusti-Amezketa: la clásica de las clásicas.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902