Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Desde Artaleku

Un club señor

Por Jurdan Arretxe - Jueves, 9 de Junio de 2016 - Actualizado a las 06:13h

Hay decisiones correctas que por la manera de cristalizarlas derivan en una canallada. No renovar en junio a un entrenador al que se le hizo ver en abril que seguiría si cumplía con el objetivo es una de esas. Ha ocurrido en Irun y, a la espera de que el máximo responsable amarillo regrese de un viaje por motivos laborales que emprendió el mismo lunes y comparezca, los aficionados solo pueden leer el comunicado oficial del martes y la versión posterior de un preparador que confiaba en seguir y que hoy anunció que acudirá al recibimiento de la Diputación al equipo.

El relato es sencillo. Sin esperar al play-off de ascenso del año pasado en Santander, que terminó en fracaso al no alcanzar ni la final, el club anunció que “Fernando Bolea seguirá al frente del Bidasoa-Irun dos temporadas más” (28-5-2015, en la web amarilla). En realidad, no hubo renovación, sino un acuerdo informal que semanas después se transformó en una temporada más otra. Quedó ahí.

Con la entrada entonces de nuevos directivos para la materia deportiva -en quienes el presidente, uno de los valedores de Bolea, descargó premonitoriamente el lunes en estas páginas “toda la parcela deportiva, y yo me desentiendo de estos asuntos”-, la temporada arrancó con el plantel más competitivo y de calidad de las últimas temporadas. Los primeros resultados y el juego avalaron la apuesta: el equipo enfiló el objetivo del ascenso directo.

Luego llegaron el sopapo de Palma del Río, la derrota de Valladolid, la derrota en casa del Barcelona B tras encajar un insólito parcial de 9-1 y el empate en Artaleku contra el colista, que encendió las alarmas y llevó a varios ajustes internos para al menos garantizar organizar una fase de ascenso que, por momentos, iba a Córdoba. Más tras perder el ascenso directo contra el Atlético Valladolid en Irun. Entre Barcelona y Octavio hubo un parón de un mes en el que, según Bolea, el máximo mandatario prometió de nuevo más de la cuenta pese a desentenderse “de estos asuntos” y le aseguró la continuidad si lograba el ascenso. 13 de abril de 2016. Esta vez tampoco hubo firma de un documento redactado, que Bolea, lamentando lo ocurrido, muestra estos días. El resto de la historia, con parte de los dirigentes a los que no les convencía la apuesta por Bolea y el entorno (en estas historias siempre hay un entorno) que ya barruntaba nombres de posibles sucesores incluso en caso de ascenso, ya se la saben.

En Irun habrá quien diferencie el papel de cada protagonista. Los menos cargarán contra un entrenador que, aunque la decisión deportiva tenga justificación -ya ocurrió algo similar en la Real con Martín Lasarte que había cumplido con lo mandado y, pese a su renovación, llegó Philippe Montanier-, sigue siendo uno de los nombres destacados de la cincuentenaria historia del club y merece una salida digna. Otros criticarán a quienes han optado por relevar al técnico que ha dirigido la plantilla del ascenso y habrá quien culpe a quien vuelve a convertir su palabra en papel mojado y deja su credibilidad más que tocada cuando, lejos de las tormentas anteriores bien sorteadas, el cielo incluso clareaba.

Sería quizá hilar demasiado fino. A fin de cuentas, la imagen que queda por los suelos 48 horas después de que Teledeporte mostrara al mundo esa pequeña Bombonera que volvió a Asobal a ritmo del Joló sanmarcialero no es la de nadie en concreto, sino la de un Bidasoa que se ha quedado muy lejos de actuar como un club señor.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902