Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

El acusado de un asesinato en Eibar lo niega e involucra a su hermano

Dice que la víctima intentó matarle al asaltar su caserío y lo hizo acompañada por su familiar

Miércoles, 8 de Junio de 2016 - Actualizado a las 06:11h

El caserío donde ocurrieron los hechos en septiembre de 2013 en Eibar.

El caserío donde ocurrieron los hechos en septiembre de 2013 en Eibar. (Javi Colmenero)

Galería Noticia

El caserío donde ocurrieron los hechos en septiembre de 2013 en Eibar.

donostia- El acusado de matar a uno de los dos hombres que asaltaron su caserío de Eibar, al parecer con intención de robar en una plantación de marihuana, negó haber disparado contra la víctima, sostuvo que era esta quien iba a matarle a él y rechazó que los hechos estén relacionados con la droga.

Durante la primera sesión del juicio con jurado que se sigue en la Audiencia de Gipuzkoa por estos hechos, ocurridos la madrugada del 22 de septiembre de 2013, el principal procesado mantuvo, sorpresivamente, que el segundo asaltante del caserío (un encapuchado no identificado que logró darse a la fuga) era su propio hermano quien, según esta versión, pretendía matarle por “intereses económicos”, ayudado por el fallecido.

El encausado explicó que, después de pensar mucho en los dos años y medio que lleva en prisión, ató cabos y se dio cuenta de que si él hubiera fallecido, su hermano se habría quedado con el caserío, las tierras y con la casa de sus padres, ya que él es soltero.

El fiscal reclama penas que suman trece años de cárcel para este hombre, al que acusa de un delito de homicidio y otro de tenencia ilícita de armas, mientras que pide dos años de reclusión para otros tres, también enjuiciados en esta causa, a los que responsabiliza de encubrirlo.

Según el Ministerio Público, los hechos sucedieron sobre las 00.30 horas, cuando el fallecido, de origen colombiano, acudió al caserío armado con una escopeta “con la finalidad de coger sin permiso marihuana allí plantada” y acompañado por otra persona “no identificada”.

El escrito de acusación de la Fiscalía aclara que, al descubrir a los asaltantes, el dueño de la vivienda y otro de los acusados que estaba con él en la casa, “se enfrentaron a los intrusos”. En este contexto, el ciudadano colombiano disparó en dos ocasiones, una de ellas contra una perra y la segunda contra un coche estacionado en el lugar.

En un momento dado, tras perder la escopeta en una disputa con el acompañante del dueño del caserío, el ciudadano colombiano se encontró “cara a cara” con el principal acusado, quien le habría disparado y alcanzado “en la zona superior del torso”, tras lo que la víctima logró escapar y ocultarse bajo un todoterreno aparcado en un cobertizo de una finca colindante, donde murió desangrado. A la mañana siguiente, llegaron al lugar los otros dos acusados, uno de los cuales localizó el cadáver, tras lo que lo montaron en un remolque y lo trasladaron a una pista forestal donde lo arrojaron por un barranco, en el que días más tarde fue localizado por un paseante.

En la sesión del juicio celebrada ayer, el principal acusado rechazó esta versión de lo sucedido, dijo que el ciudadano colombiano murió de un ataque epiléptico y afirmó que su único error fue “no llamar a la Er-tzaintza” cuando localizó el cadáver y decidir deshacerse de él.

contradiccionesNo obstante, durante su relato, lleno de imprecisiones, este hombre incurrió en numerosas contradicciones que, al ser puestas de manifiesto por el fiscal, le llevaron a cortar el interrogatorio del Ministerio Público para responder luego únicamente a las preguntas de su abogado.

Por su parte, el hombre que le acompañaba en el caserío la noche del crimen admitió que él disparó en tres ocasiones contra el asaltante pero aclaró que lo hizo con una pistola de balines, en legítima defensa, porque el otro le tiroteó antes a él y a su perra.

Otro de los acusados admitió que prestó su coche para el traslado del cadáver al día siguiente de los hechos, si bien puntualizó que pensaba que el muerto había fallecido por un ataque epiléptico, mientras que el último procesado afirmó que se enteró de que una persona había perdido la vida después de ser detenido, cuando ya estaba en los calabozos.

En esta misma sesión del juicio declaró el hombre que encontró el cuerpo y alertó a la Ertzaintza, quien señaló que en un primer momento pensó que podía tratarse de un cazador fallecido porque portaba una cartuchera.

Otro de los testigos de la vista de ayer fue el hermano del principal acusado, quien dijo que su allegado le confesó tras el suceso que había disparado contra el fallecido, pero sin llegar a alcanzarle. - Efe


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.

Últimas Noticias Multimedia

    • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
    • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902