Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

San José, el ‘pringao’ de la Biblia

Fernando R., guionista del programa ‘Vaya Semanita’, da el salto al teatro con ‘San José, hecho un Cristo’, un monólogo cómico en el que el padre de Jesús revela “lo que la Biblia nunca nos contó”.

Un reportaje de Juan G. Andrés - Martes, 7 de Junio de 2016 - Actualizado a las 06:11h

Diego Pérez, en una imagen promocional de ‘San José, hecho un Cristo’.

Diego Pérez, en una imagen promocional de ‘San José, hecho un Cristo’. (Javi Julio)

Galería Noticia

Diego Pérez, en una imagen promocional de ‘San José, hecho un Cristo’.Fernando Rodríguez, ayer, en El Sekadero.

San José, el padre putativo por antonomasia, es “uno de los grandes olvidados de la Biblia”. Sabido es que la Virgen concibió a Jesucristo por obra y gracia del Espíritu Santo, y aunque su marido debió de jugar un papel importante en la educación del niño -incluso le enseñó el oficio de carpintero-, apenas aparece mencionado “en un par de párrafos” del Nuevo Testamento: solo en los evangelios de San Mateo y San Lucas porque Juan y Marcos no lo citan. Las sagradas escrituras ni siquiera dejan constancia de su muerte…

Al experimentado guionista Fernando Rodríguez (Donostia, 1976) el personaje siempre le ha parecido apasionante;tanto que lo ha convertido en protagonista de su primer montaje escénico, San José, hecho un Cristo, una comedia de microteatro que se estrena este jueves en El Sekadero de Tabakalera, donde hasta el domingo se realizarán varias funciones que comenzarán a las 19.30 horas. El actor Diego Pérez protagoniza este monólogo en el que el padre de Jesús revela “lo que la Biblia nunca nos contó: su primera cita con la Virgen María, cómo se lió a tortas con el Espíritu Santo o sus problemas para conseguir que su hijo buscara un trabajo en lugar de vivir a la sopa boba predicando”.

“San José nos cuenta su visión de los hechos y confiesa que se siente un perdedor, un secundario de la Biblia. Él era un hombre de linaje importante, descendiente del rey David, pero en los evangelios es un pringao: apenas se le nombra. Me hace gracia que celebremos el día del padre en el día de alguien que no tuvo nada que ver”, bromea Fernando R., a quien le gustaba la perspectiva de “dar voz a quien no la tuvo”. Con quince años de experiencia en la televisión, casi todos ellos como coordinador de guion de Vaya Semanitaen la productora Pausoka, el donostiarra ha vuelto a leer la Biblia para documentarse aunque no ha pretendido ser fiel a la historia;más bien ha empleado a San José para dar rienda suelta a la comedia.

El monólogo dura cerca de 20 minutos aunque el texto original daba para tres cuartos de hora que ha tenido que pulir para adaptarse al formato de microteatro. “Alguna vez me gustaría hacerlo más extenso porque da juego pero he tenido que quitar un montón de cosas y me da pena. En una obra sobre Jesucristo, el sacrificio está incluido”, asegura antes de elogiar a Diego Pérez, el actor que interpretó al Txori, inseparable compañero del Jonan de Vaya Semanita: “Hemos trabajado juntos durante diez años en televisión y sé que tiene una gran vertiente teatral. Le he visto en obras como Cabaret Chihuahua y me pareció que podría ser un buen San José”.

Para su debut teatral, Fernando R. ha recurrido a un estilo que puede recordar a los cientos de sketches que ha escrito para el popular programa de ETB, pero ha huido deliberadamente del monólogo costumbrista, una fórmula demasiado trillada. “Me gustaba la idea de escribir monólogos de personajes históricos, algo que no está tan visto, y no descarto crear una serie de obras protagonizadas por perdedores de la Historia. Otro sería Colón, que parece un triunfador pero no lo es: basta con recordar que el continente que descubrió no lleva su nombre, sino el de Américo Vespucio”, añade.

Comedia sobre ETASu estreno como autor escénico es una pieza breve porque a modo de “desafío” le apetecía “montar una cosa pequeñita, algo que pudiera controlar”. Sin embargo, su “gran ilusión” es hacer “teatro de gran formato”. De hecho, ha escrito un par de obras que aún no han visto la luz: una de ellas, El abrazo, es “una comedia sobre ETA”. “Todavía no sé si estamos preparados para hablar en ese tono de algo que quizá no esté tan asimilado o asumido, pero me gustaría hacerlo, supondría un avance”, explica uno de los responsables de haber escorado el conflicto vasco al terreno de la risa con Vaya Semanita. Aunque hay experiencias recientes como la película Negociador, de Borja Cobeaga, la función de Rodríguez “da un paso más allá” y parte de una entrevista entre un antiguo militante de ETA y el hijo de la persona a la que secuestró en el pasado: “Los dos se citan en un encuentro al estilo de la Vía Nanclares y entonces surge la comedia”.

Pese a su dilatada experiencia en televisión y aunque en el cajón guarda dos guiones para cortometrajes, Fernando R. no siente un interés especial por escribir una película. Prefiere el “vicio” del teatro, que le ha acompañado siempre. “Como espectador me encantan la tele y el cine, pero el teatro tiene algo más… Me gusta la importancia de la imaginación a la hora de crear un montaje, el trabajo en vivo de los actores dejándose la piel... Como escritor, hacer una película no me resulta tan atractivo ni estimulante como sacar adelante un montaje teatral, y me encantaría seguir por esa vía”, concluye.

un fragmento de la obra

“Entonces irrumpo en el cuarto de María y encuentro una imagen que aún no me he podido quitar de la cabeza: mi futura mujer mirándome con los ojos como platos, abrazada a una paloma. Como lo oís. Un pájaro enorme que hacía unos ruidos como de palomo cachondo. Y yo ahí, quieto”.

(SAN JOSÉ): “¿Qué significa esto?”.

(VIRGEN): “José, no es lo que parece. Es que hace unos días se me apareció un ángel y me anunció que hoy vendría el Espíritu Santo para convertirme en la madre del hijo de Dios. Y aquí estamos. Pero tú tranquilo, que sigo siendo virgen”.

(SJ): “Pero ¿tú me has visto a mí cara de gilipollas? Yo, aguantando como un jabato hasta nuestra boda y tú vas y te abrazas al primer pajarraco que se te presenta”.

(V): “José, ¿no te das cuenta? Esto es un milagro”.

(SAN JOSÉ): “¡Milagro es que no le meta dos yoyas al espíritu este de las narices!”.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902