Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

Tejer un acuerdo tras otro para llegar a la consulta

Angel Oiarbide recuerda cómo llegó gure esku dago a celebrar la jornada de ayer, con una dinámica que en meses buscó mucha implicación y consenso en goierri

Un reportaje de Jurdan Arretxe - Lunes, 6 de Junio de 2016 - Actualizado a las 06:10h

Un hombre vota en una de las dos sedes que se abrieron en Ataun.

Un hombre vota en una de las dos sedes que se abrieron en Ataun. (Foto: N.G.)

Galería Noticia

Un hombre vota en una de las dos sedes que se abrieron en Ataun.

Quien habla de esta manera es Angel Oiarbide. Este rostro más que reconocible en las últimas iniciativas multitudinarias de Gure Esku Dago es también, lo fue primero, portavoz de la dinámica de Goierri, que nació con la denominación de Nazioen Mundua. Con la vista puesta en la consulta concreta que llamó ayer a las urnas a más de 50.000 vecinos, Oiarbide se sabe de carrerilla el proceso que desde hace nueve años se puso en marcha en Idiazabal.

“Era 2007, un pueblo de 2.000 habitantes y se veía ve con claridad que había que crear un espacio compartido para que los ciudadanos empezaran a dar pasos compartidos”. Dicho y hecho. Aquel año surgió Nazioen Mundua, basado en personalidades locales de las dos sensibilidades principales, PNV e izquierda abertzale, y un catalizador: Escocia.

“Vimos que era un tema que en nuestro caso estaba en el centro de un conflicto que genera tanto sufrimiento mientras que allí no supuso ningún problema cuando el Gobierno escocés dijo en 2007 que haría un referéndum”, reconoce Oiarbide, quien tras tres años de trabajo en Idiazabal, la dinámica consideró que podía exportar su manera de funcionar al resto de Goierri.

“Si en Idiazabal hacían falta dos iconos de las principales sensibilidades, para abrir ese espacio en Goierri hicieron falta 33”, rememora Oiarbide, en referencia a la Declaración de Igar-tza, entre cuyos firmantes se encontraban “el entonces y ahora diputado general (Markel Olano), gerentes de las principales empresas, padres benedictinos, cocineros, gente de diferentes partidos… Esa foto rompió esquemas y abrió un nuevo espacio de colaboración comarcal”.

Con paso lento pero firme, 18 de los 22 alcaldes de la comarca se declararon en 2011 a favor del derecho a decidir en Itsasondo y un año después llegó el pelotazo, como lo define Oiarbide: “La película Gazta zati bat”. La repercusión de la cinta de Jon Maia traspasó las fronteras de Goierri y encendió la mecha. Gure Esku Dago estaba a punto de nacer.


Nace Gure esku Dago “Lo contrastamos con sectores de diferentes ámbitos, les preguntamos que si era interesante en Goierri, no sería posible hacer lo propio en Euskal Herria. La respuesta fue que cómo no iba a serlo”, verbaliza el salto el portavoz de Gure Esku Dago. Un año después, junio de 2014 fue testigo de la gran cadena humana de 150.000 personas que unió Durango e Iruñea, mientras que un año después la gran movilización de las telas y los estadios no terminó de culminar las expectativas: “Vimos los asientos que aún faltaban por llenar en nuestra reclamación”.

Ahora hay un paso más: consultas pueblo a pueblo. En el caso de Goierri, fueron los 23 municipios de la comarca. Con toda su trayectoria anterior, los impulsores de Nazioen Mundua debían dar el primer aldabonazo: “El 21 de junio de 2015 anunciamos el comienzo de la era de la decisión, no porque lo quisiera Gure Esku Dago, sino porque no había más que ver en Escocia, Catalunya y el propio Estado español, donde los ciudadanos quieren tomar un mayor protagonismo. Ni qué decir en Euskal Herria. Decidimos que, si se abría esta era en Euskal Herria, Goierri tenía que dar el primer paso”.

“Primero era tejer voluntades, luego acordar y, por último, decidir”, recuerda Oiarbide, que enumera la cronología: “El 28 de noviembre de 2015 nos presentamos en Lazkao y dijimos que no éramos nadie para decir que se haría una consulta el 19-J (fecha prevista al principio), sino que poníamos en marcha el proceso”.

En otras palabras, comenzaban a tejer voluntades. ¿Cómo? Recogiendo firmas: “Según el protocolo jurídico, debíamos obtener un mínimo de 5.500 en toda la comarca. Alcanzamos 8.875. Todos los pueblos superaron el requisito y también lo hicimos como comarca”.

La segunda fase era acordar. “Gure Esku Dago no plantea la pregunta. Sí el debate, pero no la pregunta. Queremos fomentar una cultura de participación, y hablamos con expertos en convivencia cómo acordar una pregunta en nuestra comarca”, describe Oiarbide. No en todas las consultas han seguido el mismo modelo, pero en su caso recibieron la recomendación de recabar “la mayor información posible de la comarca: cuántas mujeres y hombres, sus edades, ámbitos, ocupaciones profesionales… y conformar una mesa de 20-30 personas que fuera lo más fiel a la radiografía de la comarca”.

Esas 27 personas fueron presentadas el 13 de febrero en Zumarraga. Era la comisión encargada de redactar la pregunta, pero tampoco la redactó por su cuenta. Hubo una asamblea abierta en el frontón de Idiazabal en la que, durante tres horas, 180 personas debatieron en once grupos sobre esta cuestión.

“Lo que era algo natural y normal en otros sitios, aquí no lo era, y por fin hemos dado un salto”, valora Oiarbide. Las conclusiones de aquella mañana de sábado “se pusieron encima de la mesa de la comisión, a lo que sumado a su experiencia y el asesoramiento de juristas, en las reuniones que durante marzo se hicieron en Ezkio, llegaron a acordar la pregunta”. La que se votó ayer: “¿Quiere ser ciudadano de un Estado vasco soberano?”.

Goierri conoció su pregunta en Legazpi el 9 de abril. Luego se terminó de adelantar la cita del 19 de junio a ayer por las elecciones generales y la hipótesis de que se adelantaran las autonómicas. En las últimas semanas, la plataforma comarcal Elkarrekin, que así decidió llamarse, promovió una charla tras otra, un debate tras otro.

“Como en Gure Esku Dago nos da igual que gane el o el no, tratamos de poner el mayor número de argumentos del y del no. Hemos organizado un sinfín de mesas redondas y conferencias, y hemos compartido información para que la gente vote y tenga interés”, reconoce Oiarbide, que sitúa el mayor logro en “pasar de la visceralidad a la racionalidad, es un tesoro increíble. Nuestro mayor logro es que este tema pase a una normalidad que atraiga a gente. Es lo que queremos visualizar. Somos pioneros y creemos que más pronto que tarde se reflejará en nuestros representantes”.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902