Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Juan Manuel Sánchez Gordillo alcalde de marinaleda

“¿Quién pone la mano en el fuego por Felipe González?”

Alcalde de Marinaleda, diputado andaluz, jornalero. Ahora sabemos que Juan Manuel Sánchez Gordillo lleva más de 50 años escribiendo poesía

Julio Flor José Mari Martínez - Lunes, 6 de Junio de 2016 - Actualizado a las 06:10h

Sánchez Gordillo

Galería Noticia

Sánchez Gordillo

donostia- Acaba de publicar Las cárceles y otros poemas, un martillo de palabras, un manera de continuar su activismo político y social desplegando la solidaridad y la crítica desde la palabra escrita. Poesía social en estado puro de quien se confiesa seguidor de la poesía de Blas de Otero y Gabriel Celaya.

Dos expresidentes de Andalucía se van a sentar en el banquillo por los ERE. Felipe González pone la mano en el fuego por Griñán y por Chaves.

-¿Y por Felipe González quién pone la mano en el fuego? Sabemos muy bien que él creó los GAL, y que la cal viva no es un cuento. González es Filesa, Time Sport, toda la corrupción a través de los fondos reservados, él encarna la corrupción como nadie en este país.

¿Han malversado fondos públicos Chaves y Griñán o cree que se han enriquecido con una parte del dinero de los ERE?

-Creo que han cometido más bien una ilegalidad con el dinero de todos. No pienso que se hayan enriquecido personalmente. Creo que han actuado sabiendo que era ilegal lo que hacían.

¿Merecen ir a la cárcel?

-Por lo menos merecen desaparecer del escenario político y público.

¿Se siente reflejado en el verso de Celaya que maldice la poesía de los que no toman “partido hasta mancharse”?

-Mi poesía es el rastro de mis vivencias. Lo más profundo de la poesía es siempre un grito de desesperación que por desgracia queda en el aire y nadie recoge. La poesía tendría que ser no solamente un arma, sino una explosión de sentimientos para que nadie pueda soportar más injusticias.

¿Si no es usted “un verso suelto”, de dónde sale, quién le ha parido tal y como es?

-Vivo intensamente con la gente, siento como la gente, sufro con mi gente;desde ahí no cabe más que levantar la voz. La indiferencia ante el hambre, la miseria y la injusticia me parecen una complicidad, y por tanto hay que tomar partido por los pobres. No cabe neutralidad ante el hambre, pues el hambre es terrorismo. La indiferencia es complicidad. Decir “no sé nada” te pone de parte del que roba y mata.

En su libro de poemas no hace concesiones, es usted un martillo de palabras para la España actual.

-Decía el Ché que la verdad es revolucionaria. No cabe otra cosa ni por razones de Estado, ni por conveniencia política, ni electorales, ni de tipo alguno. La verdad no se debe ocultar. Es sencilla, clara y contundente.

¿Cuántas veces le han detenido?

-Muchas. Y todavía me tendrán que detener alguna más. He ido a la cárcel, que es un destroza personas. La cárcel es una tortura, la muerte en vida, un castigo que no merece un ser humano. Habría que derribar todas las cárceles del planeta.

Otegi se ha pasado seis años y medio en prisión. ¿Le ha dolido esa cárcel de Otegi?

-Profundamente, porque yo le conozco y sé que Otegi es un hombre que venía gritando paz desde hace mucho tiempo. En nombre de qué se le mete en la cárcel. Tan solo por realizar una actividad política, cuando la libertad de pensamiento y de organización está reconocida en la Constitución, pero ni las leyes ni los jueces son neutros.

Usted se jugó la vida por cambiar las calles del franquismo por nombres de poetas, como Celaya, Neruda o Blas de Otero.

-Atentó contra mí un militante de Fuerza Nueva, cuando yo estaba sentado en un Seat 600, pero tuve suerte, la bala me pasó rozando sin tocarme. Esa es la respuesta siempre de la clase dominante, que es dominante porque usa la violencia.

¿Qué es lo que más le duele?

-Ayer escuché a Manuel Rivas hablando de “España ahogándose”, pero es el mundo que se ahoga. Me duele que le hayan arrebatado la voz a tantos seres convertidos en invisibles. A lossintierra, los sinalma, los sinojos, los sinhijos, los sin nada. Todos esos están ahí buscando una dignidad que no pueden encontrar. Los que quieren amar y es imposible el amor sin unos mínimos. Toda esa gente que son la inmensa mayoría y a quien los medios de comunicación han olvidado.

Diego Cañamero decía que la televisión es un terrateniente en cada casa.

-Eso es. Los 17 canales de televisión son 17 veces la voz del amo en tu casa, diciéndote cómo tienes que pensar, qué tienes que hacer y cómo tienes que soñar.

¿Con cuánto entusiasmo ha acogido la coalición Unidos Podemos?

-Hay entusiasmo y una parte de escepticismo. Confío que sean capaces de cuestionar lo que hay. Pero me cuesta ver claridad en los planteamientos, cuando estamos en condiciones de que se digan las cosas claras. Qué pasa con la OTAN, con el Mercado, con la Banca, con el derecho a decidir de Euskadi, Cataluña, Galicia y Andalucía…

Le preocupa que se pueda dar aliento al PSOE en estos momentos desde Unidos Podemos tras el 26J?

-Hay que acabar con el capitalismo en sus dos versiones, PP y PSOE. El bipartidismo es un gran invento y, a la vez, una gran mentira.

¿Se cansa uno de luchar, Gordillo?

-No. La lucha es la vida. Y hay tantas o más razones que nunca para seguir luchando, amando, y amando más.

¿Hay niños jornaleros en los campos andaluces?

-Hay inmigrantes con niños jornaleros. Ha cambiado el rostro del jornalero, ha cambiado de lengua en los invernaderos de Almería, en la fresa de Huelva, pero están ahí, siendo maltratados igual que siempre.

¿Cómo se llama su hijo de cinco años?

-Se llama Said, que significa feliz. Es un nombre árabe, porque nosotros venimos recogiendo niños palestinos o saharauis desde hace 20 años en mi casa.

¿Qué sueña para Said?

-Otro mundo. Por ese otro mundo quiero vivir, por ese otro mundo quisiera morir. No quisiera morir en la cama de un hospital, o en una residencia de mala manera. Yo quisiera morir luchando. Ese sería mi mayor honor.

¿Hasta cuándo será alcalde de Marinaleda?

-He sido un alcalde colectivo, porque todo se decide en asamblea. Pero ser alcalde o diputado andaluz es lo de menos. La gran tarea es ser soñador siempre y tener la fuerza moral de ese sueño para trasplantarlo a la realidad. Solo cuando se sueña se empieza a caminar hacia otro mundo.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902