Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Politika

La resbaladiza paridad electoral

La del equilibrio de género en listas es una norma que los partidos vascos aplican en general con rigor pero situando a los hombres mayoritariamente en los puestos “de salir”.

reportaje de Iñaki González - Lunes, 6 de Junio de 2016 - Actualizado a las 06:10h

Ortuzar, junto a los candidatos al Senado y al Congreso, Almudena Otaola y Mikel Legarda, ayer en Gasteiz en el coche electoral del PNV.

Ortuzar, junto a los candidatos al Senado y al Congreso, Almudena Otaola y Mikel Legarda, ayer en Gasteiz en el coche electoral del PNV. (EFE)

Galería Noticia

Ortuzar, junto a los candidatos al Senado y al Congreso, Almudena Otaola y Mikel Legarda, ayer en Gasteiz en el coche electoral del PNV.

la normativa electoral que establece el principio de paridad de género en las listas electorales de los partidos políticos es un principio resbaladizo que, en términos prácticos, sigue dejando en manos de la voluntad de los partidos buena parte de las posibilidades de representatividad femenina en las instituciones legislativas.

En el caso de los partidos vascos, los escaños de diputados y senadores que se vuelven a poner en juego el próximo 26 de junio se disputarán a través de listas que cumplen en términos generales las exigencias de la ley. Pero, si se reproduce o no varía muy significativamente el resultado registrado en diciembre pasado -que es lo que predicen las encuestas conocidas hasta la fecha- la representación de los vascos en las cámaras del Estado distará mucho de ser paritaria.

La normativa, incorporada como artículo 44bis de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (LOREG) en marzo de 2007, establece que las listas de los partidos deben confeccionarse desde un criterio de equilibrio de género. Esto implica que el menos representado de los dos no debería estarlo por debajo del 40% de la lista.

Ese porcentaje, que se cumplía en las listas de los partidos, no acabó trasladándose a los resultados de diciembre pasado: de los 30 escaños en lid en Congreso y Senado, 19 acabaron ocupados por hombres, lo que redujo la representación femenina de los vascos al 36%. La configuración de las listas para el 26-J, a igual comportamiento del votante, anticipa que el fenómeno se reproducirá.


El Congreso se conjuga en masculino…

Es fácil de entender la razón por la que esto ocurre. Tomando como referencia los seis partidos con alguna opción real de obtener representación en el Congreso -PNV, Unidos Podemos, PSOE, EH Bildu, PP e incluso Ciudadanos- la realidad es que de las 18 listas que presentan en total por Araba, Bizkaia y Gipuzkoa, sólo tres están encabezadas por mujeres. Las tres en Gipuzkoa y corresponden a EH Bildu, Unidos Podemos y Ciudadanos.

La representación vasca en el Congreso de los Diputados se conjuga así en masculino y es una realidad que se viene de atrás. De los resultados electorales del pasado 20 de diciembre se conformó una cámara en la que 13 de los 18 representantes enviados desde la Comunidad Autónoma Vasca fueron hombres.

Los hombres vuelven a copar los puestos “de salir” el próximo 26 de junio. Esto es así porque las listas los han situado mayoritariamente en las posiciones impares, lo que facilita que allí donde el partido obtiene un solo representante, éste sea un hombre. Es lo que sucedió en el 20-D y lo que puede reproducirse en el 26-J con prácticamente todos los partidos. Si no hay grandes variaciones, volveremos a enviar a 13 hombres y cinco mujeres al Congreso y el margen de variarlo podría incluso empeorarlo. Si, como sostienen algunas encuestas, Podemos y PNV se juegan un escaño en Bizkaia, Pilar Ardanza, número tres por Bizkaia del PNV, se disputaría el escaño con José David Carracedo, de Unidos Podemos. Si ganara este último, el número de diputadas vascas en el próximo Congreso se podría reducir a cuatro.


… y el Senado, en femenino

Sin embargo, las candidaturas al Senado parecen tratar de compensar la escasa presencia femenina. En este caso, 11 de las 18 candidaturas vascas de los seis partidos con mayor respaldo están encabezadas por mujeres, lo que multiplica las posibilidades de representación femenina. De hecho, en diciembre pasado los doce escaños que se reparten -cuatro por territorio- fueron ocupados en plena paridad: seis hombres y seis mujeres. Y, por la composición de las listas con las que los partidos compiten en junio, unos resultados similares volverán a repetir el equilibrio de género.

El PSE, que no obtuvo representación en el Senado en diciembre, presenta a tres mujeres al frente de sus listas por Araba, Bizkaia y Gipuzkoa. EAJ/PNV encabeza sus listas de Araba y Gipuzkoa con dos candidatas a senadora;a la breve legislatura que concluye estuvo representado por tres mujeres y tres hombres. El PP también encabeza ahora con dos mujeres sus listas por Bizkaia y Gipuzkoa y ha situado a un hombre al frente del único territorio en el que obtuvo representación: Araba.

EH Bildu también encabeza dos de sus listas -Araba y Bizkaia- con mujeres, pero en la última cita electoral no alcanzó representación en el Senado. Unidos Podemos, que aspira a reforzar su presencia con la entrada de IU en la candidatura, encabeza en los dos mismos territorios su lista con mujeres, buscando repetir la experiencia de diciembre, cuando tres de sus mujeres y dos de sus hombres obtuvieron acta de senadores desde Euskadi. Por último, Ciudadanos, que no obtuvo representación, hace pleno masculino en los cabezas de lista.

En conjunto, el equilibrio de género tiene aún mucho camino por recorrer más allá de los números. De hecho, la presencia femenina en el total de listas vascas de los principales partidos suma 82 candidatas por 80 candidatos masculinos;el PP es el que menos mujeres presenta a Congreso y Senado -12- y el PSOE, el que más -15-. Pero, en la práctica las posiciones desde las que ambos partidos disputan representación las ocupan hombres;y hombres fueron sus seis últimos representantes vascos en el Parlamento español .

EH Bildu, que llevó a Madrid a dos mujeres tras la última cita electoral, ha modificado sus listas y, ahora, un hombre ocupa una de esas posiciones. El PNV repite distribución y serían cuatro las mujeres jeltzales y ocho sus compañeros diputados y senadores. Sólo Unidos Podemos mostraría una preeminencia femenina, con seis mujeres y cuatro hombres. Y, en este caso, sus opciones de aumentar representación en el Congreso, con escaños en disputa desde Bizkaia y Araba, llevarían a la cámara baja a otros dos hombres.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902