Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Aranzadi exhuma en Zubieta dos huesos humanos

En la memoria del monte Txaldatxur

Aranzadi exhuma en zubieta dos huesos humanos y objetos de combatientes republicanos de la guerra civil

Un reportaje de Alicia ZuluetaFotografía Iker Azurmendi - Domingo, 5 de Junio de 2016 - Actualizado a las 06:13h

Paco Etxeberria muestra el peine semienterrado que yace junto a dos huesos de un combatiente republicano.

Paco Etxeberria muestra el peine semienterrado que yace junto a dos huesos de un combatiente republicano.

Galería Noticia

Paco Etxeberria muestra el peine semienterrado que yace junto a dos huesos de un combatiente republicano.

El monte Txaldatxur, ubicado en Zubieta, fue el campo de una de las batallas libradas en la Guerra Civil. En la cima del cerro ya se encontraron restos de objetos y trincheras de la época. Pero ayer, por primera vez, se realizó la exhumación de vestigios humanos en este lugar, que probablemente pertenecen a algún combatiente republicano.

La operación, que es la séptima del año, se inició a las 9.00 horas y la llevó a cabo la Sociedad Aranzadi bajo el mando del antropólogo forense Paco Etxeberria y con la ayuda de algunas alumnas del grado en Criminología. Fue un vizcaino que colaboraba con el grupo de Lasarte-Oria que investiga la guerra, Islada Ezkutatuak, quien dio con los restos cuando buscaban una fosa de unas 20 personas, que no llegaron a encontrar.

A diez minutos en coche desde el Hipódromo de Lasarte-Oria y a otros diez minutos a pie se puede acceder a este lugar que recoge parte de la historia de Euskadi ocurrida entre los días 5 y 7 de septiembre de 1936. Por el momento, se han descubierto dos huesos humanos, en concreto, la parte tubular de los huesos largos -diáfisis-, munición, vestimenta, botones, hebillas, trazos de mortero, metralla y un peine, que aparece semienterrado en la imagen. En la zona de tierra que se aprecia más oscura podría encontrarse el resto del cuerpo. Además, se puede observar que hay más raíces en la parte donde se encuentran los huesos porque se nutren de ellos. Son un “predictor de una fosa”, explicó el antropólogo Etxeberria.

El hallazgo está enterrado a muy poca profundidad, como a medio metro de la superficie, por lo que el agua de lluvia, que es ácida, lo ha corroído. Así, los restos se encuentran tan deshechos que solo quedan algunas fibras, de las que será “más difícil que otras veces” extraer su ADN. Aún así, el descubrimiento entraña una gran importancia simbólica porque “unos representan a otros que no se encontrarán jamás”, apuntó el antropólogo forense.

Desde Aranzadi barajan que el combatiente fue alcanzado por una bomba franquista y no llegó a ser evacuado. Es el primer resto humano encontrado en la zona y no se descarta la aparición de más.

Memoria Histórica

Representantes de Zubieta, de los ayuntamientos de Donostia, Lasarte-Oria, así como la directora foral de Convivencia y Derechos Humanos, Maribel Vaquero, acudieron a la exhumación y agradecieron su trabajo a los distintos agentes. Por su parte, Monika Hernando, directora de Víctimas y Derechos Humanos del Gobierno Vasco, subrayó la importancia de este “ejercicio de recuperación de la verdad”. “A través de esta memoria individual, también aportamos a la memoria colectiva porque él representa a todos los demás. Recuperamos nuestra historia y nuestra identidad como pueblo”, aseguró.

Al igual que con cada descubrimiento, una vez que peine la zona, la Sociedad Aranzadi documentará el hallazgo y lo sumará al archivo de la memoria histórica, que se amplía desde 2003. En ese año, el Gobierno Vasco instauró un plan para proteger y reparar la historia de Euskadi y de las víctimas. “Los primeros restos humanos fueron hallados en 2002 en el municipio de Zaldibia”, recordó Etxeberria. Y contó que antes de esa fecha , cuando se encontraban restos históricos no se les daba la importancia necesaria y eran destruidos sin reparo. Por eso, quiso agradecer a las instituciones y a Islada Ezkutatuak por la colaboración en estas tareas.

De hecho, el grupo lasarteoriatarra no ha dejado de buscar desde 2013. “En este tiempo, hemos levantado aproximadamente unos 130 metros de trincheras, un complejo defensivo y otro complejo que montaron los fascistas”, apuntó José Agustín Muguruza, uno de sus miembros.

Cerca del punto donde se desenterraron ayer los huesos, se encuentran estas trincheras restauradas por el grupo. Mantienen los escalones y las piedras originales que colocaron los republicanos para defenderse. Algunas de ellas defienden el frente que encara el monte Anda-tza. Y las principales apuntan hacia el monte Ernio y las áreas de Garate y Belkoain.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902