Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
superó la posición de la número 1 del mundo

La nueva reina de la tierra

Garbiñe Muguruza llama a las puertas del futuro al conquistar en roland garros su primer título de grand slam tras dominar a serena williams en una final intensa y muy igualada

Roberto Calvo - Domingo, 5 de Junio de 2016 - Actualizado a las 06:14h

Garbiñe Muguruza muestra su enorme felicidad en el podio de Roland Garros con su primer trofeo de Grand Slam en las manos.

Garbiñe Muguruza muestra su enorme felicidad en el podio de Roland Garros con su primer trofeo de Grand Slam en las manos.

Galería Noticia

Garbiñe Muguruza muestra su enorme felicidad en el podio de Roland Garros con su primer trofeo de Grand Slam en las manos.

dOnostia- Lo que parecía un recurso a la desesperada acabó siendo un golpe para la historia. En el largo recorrido del globo de línea de fondo a línea de fondo que besó la cal viajó la trayectoria deportiva de un niña que agarró una raqueta por primera vez en las pistas del Club de Tenis Mampote, al lado de Caracas, y que 16 años después ya es campeona de Grand Slam. Garbiñe Muguruza, que aún no había empezado en el tenis cuando Serena Williams ya había ganado su primera torneo grande, es la nueva campeona de Roland Garros tras superar a la número 1 del mundo en una final disputada de forma impecable por la jugadora vasco-venezolana, que cruzó ayer el umbral que separa a las grandes jugadoras de los campeonas.

El desafío era enorme, nada menos que superar a una rival legendaria, que aún sigue persiguiendo su vigésimo segundo Grand Slam. Muguruza tuvo la virtud de no asustarse, demostró que aprendió la lección de la final de Wimbledon y afrontó el partido con la valentía y agresividad que le ha llevado a ganar todos los sets del torneo, salvo el primero. Eso que en ocasiones bordea la temeridad, que ha levantado algunos demonios internos por su mentalidad ultracompetitiva y le ha situado ante algún resultado decepcionante es también un signo de personalidad, de carácter ganador, y por eso la tenista de Caracas inscribió su nombre en el palmarés de Roland Garros.

Garbiñe Muguruza se creció en el escenario y supo asumir que iba a tener que arriesgar y, por tanto, a cometer errores, que Serena iba a tener sus momentos de brillantez y se puso a cambiar golpes desde el fondo de la pista. La pupila de Sam Sumyk ganó porque jugó de forma extraordinaria los puntos decisivos de un partido muy igualado e intenso. Arrancó muchos juegos con problemas en su servicio, pero se anotó la mayoría de ellos. Y, en cambio, percutió contra el saque de la estadounidense en cuanto tuvo la oportunidad y convirtió la mejor arma de Serena en la parte vulnerable por la que cayó la pared.

la fase determinante En el quinto juego del partido, Garbiñe rompió el saque de la de Michigan después de haber salvado el suyo tras un juego de diez minutos. Pero la clave de la final estuvo, no obstante, un poco después. Serena Williams enlazó tres juegos seguidos para pasar del 2-4, que Muguruza se anotó pese a iniciarlo con dos dobles faltas, al 5-4. Lejos de minar su confianza, Muguruza se mantuvo firme, pese a su irregularidad con el saque, en ese instante crucial que en Wimbledon le había penalizado y respondió con la misma tacada para apuntarse el primer set después de 56 minutos.

Volaban los saques por encima de los 180 km/h, los latigazos desde el fondo de la pista y la vasco-venezolana seguía dictando el ritmo, sin mostrar debilidades a Serena en los intercambios. El segundo set comenzó con tres roturas consecutivas. Muguruza había cometido tres dobles faltas en su primer turno de saque, pero tampoco eso minó su fortaleza mental ni su confianza. Consolidó ese break y ya pudo navegar hacia el triunfo con cierta tranquilidad ya que a Williams le empezaron a entrar las prisas. Cuatro bolas de partido salvó la estadounidense en el noveno juego lo que dejaba toda la responsabilidad en la raqueta de Garbiñe Muguruza a la que no le tembló el pulso. Sacó con eficacia y con ese globo defensivo que no suele estar en su repertorio superó la posición de la número 1 del mundo y consumó eso que muchos anunciaron antes de la final como el relevo.

Serena Williams sigue en la cima, pero Muguruza ya está detrás de ella, preparada para el asalto definitivo y con su primer Grand Slam entre los brazos, logrado en la emblemática pista Philippe Chatrier ante la mirada de unas cuantas leyendas del tenis que quizás tengan que hacerle un sitio entre ellas en el futuro. Dos años después de llamar la atención en París ante la misma rival de ayer, Garbiñe Muguruza, con 22 años y 7 meses, es la nueva reina de Roland Garros. Pero el camino no ha hecho más que empezar.

s. williams 5 4

muguruza 7 6

Duración: 1 hora y 43 minutos.

WILLIAMS MUGURUZA

49% Primer servicio 58%

7 Puntos directos de saque 4

4 Dobles faltas 9

22 Errores no forzados 25

70% Puntos ganados primer servicio 74%

42% Puntos ganados segundo servicio 45%

23 Puntos ganadores 18

38% Puntos ganados al resto 43%

2/8 Roturas conseguidas 4/10

4/5 Puntos en la red 2/5

196 Servicio más rápido (Km/h) 176

174 Media primer servicio (Km/h) 164

145 Media segundo servicio (Km/h) 147

69 Puntos totales 79


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.

Información relacionada

  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902