Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Imanol Murua y Loli Ordoki Han llevado la batuta de oñati abesbatza, que cumple sus bodas de oro

“El mundo del canto siempre ha tenido peso en Oñati y, ahora, se sigue haciendo un gran trabajo”

Oñati abesbatza se encuentra sumergida en la celebración de su 50º aniversario. Este sábado la coral protagonizará un concierto muy especial en Santa Ana antzokia

Anabel Dominguez - Miércoles, 1 de Junio de 2016 - Actualizado a las 06:12h

Imanol Murua y Loli Ordoki, han llevado la batuta de Oñati abesbatza, que cumple sus bodas de oro.

Imanol Murua y Loli Ordoki, han llevado la batuta de Oñati abesbatza, que cumple sus bodas de oro.

Galería Noticia

Imanol Murua y Loli Ordoki, han llevado la batuta de Oñati abesbatza, que cumple sus bodas de oro.

oñati- Entre los dos suman 48 años llevando la batuta. Son dos piezas clave de la veterana coral Oñati abesba-tza, que estos días afronta el grueso de las celebraciones de su medio siglo de andadura (la exposición del 50º aniversario puede visitarse en la casa de cultura, y el libro conmemorativo también está a la venta). Oñatiarra de nacimiento, el sacerdote agustino Imanol Murua ha estado al frente de la formación desde 1968 a 2008;cuatro décadas en las que se ha volcado en empastar sus voces y en adaptar un buen número de partituras de las obras que componen el extenso repertorio de la agrupación. Loli Ordoki, por su parte, ingresó en el coro en 1970 y lo ha capitaneado durante unos ocho años. Esta lesakarra, enganchada a la música desde que era niña, es una de las principales artífices del poderío vocal txantxikuarra. “Oñati abesbatza le debe mucho a Imanol“, asegura Ordoki. A lo que el aludido responde: “Loli siempre estuvo ahí, ayudándome”. Ambos se profesan continuas muestras de aprecio a lo largo de esta entrevista repleta de vivencias. El próximo sábado dirigirán el Agur Maria (Ordoki) y Aita Gurea (Murua), del compositor Aita Madina, que sonarán en el concierto organizado dentro de las bodas de oro.

¿Cómo recuerdan aquellos primeros años en los que Oñati abesba-tza echó a andar?

-Imanol Murua (I.M.): Yo acababa de llegar de estudiar una carrera en Madrid (Física Teórica), y en 1968 me propusieron ponerme al frente del coro, después de que el compañero Patxi Anduaga (también agustino) fuera destinado a Nueva York. Dije que sí y empezamos a ensayar duro.

- Loli Ordoki (L.O.): En los años 60 Oñati era un hervidero de iniciativas culturales, entre las que se distinguía la asociación Oñatz, base de la gente que compuso después Oñati abesba-tza (en los primeros años la agrupación adoptó el nombre de Coral Oñatz). En mi caso, primero formé parte del coro que dirigió hasta su fallecimiento José Mari Arzuaga.

Cinco décadas dan para mucho. Han tomado parte en infinidad de eventos y conciertos.

-I.M. y L.O.: Es complicado resumirlo en pocas líneas. Por ejemplo, en 1969, 1971, 1972 y 1974 participamos en el Certamen Coral de Tolosa, y en 1981, con Javier Bello Portu al frente, presentamos por primera vez en versión concierto, la primera ópera vasca de la historia El borracho burlado.En 1983 grabamos el primer disco en Barcelona, el Poema Sinfónico Arantzazu de Aita Madina, bajo la dirección de Juan Carlos Irizar. A esta obra le hemos sacado jugó, en 1993 cantamos algunos de sus números en la parroquia de San Ignacio de Madrid. En este intenso recorrido se han impulsado intercambios con distintos coros, y en la época más reciente hemos interpretado a Mozart, Vivaldi, Fauré y Bach junto al Orfeón Bergarés.

¿Por qué creen que se ha caracterizado Oñati abesbatza?

-L.O.: Se han trabajado mucho las obras de Aita Madina (la coral ha reivindicado desde sus inicios la figura y obra del compositor oñatiarra), así como la polifonía y folclore vasco. (Ordoki da sobradas muestras de la admiración que despertaba en ella el Aita Madina, que en uno de los paseos de su convalecencia le dijo a su médico que Loli era su solista).

¿Que les ha dado Oñati abesbatza?

-L.O.: Me ha dado mucho (Ordoki sigue siendo integrante de la agrupación, a la que pone voz). Siempre ha sido una ilusión y un motivo para seguir adelante en muchas cosas.

-I.M.: Que Oñati abesbatza cumpla 50 años es motivo para estar contentos. Es un coro de esta casa. Los ensayos, los conciertos… se llevan a cabo aquí (en alusión a los Agustinos).

¿De que salud goza la formación en estos momentos?

-L.O.: La componemos 38 voces mixtas. La actual directora, Mirengu Plazaola (cogió la batuta hace algo más de un año), tiene mucha ilusión y el coro irá bien. No obstante, me gustaría que en los repertorios no olvidáramos a Madina y el peso que ha tenido siempre en el grupo.

¿De dónde les viene la pasión por el canto?

-I.M.: Desde críos hemos tenido contacto con la música. Recuerdo quiénes eran nuestros profesores de solfeo. Mis estudios no tuvieron nada que ver con esta disciplina, pero me ha respondido la voz (sonríe).

-L.O.: Desde pequeñita he sentido la llamada de la música. Las monjas Carmelitas de Lesaka me hacían cantar. Me resultaba fácil. Éramos una familia modesta, pero muy musical. Ya de mayor estudié la carrera de canto y empecé a trabajar en la enseñanza, primero dando solfeo en el edificio de los Agustinos y luego como andereño en la ikastola Txantxiku.

¿Cómo ven la efervescencia musical que vive Oñati en los últimos años en lo que a coros se refiere?

-L.O.: Se está haciendo un gran trabajo, pero hay que recordar que en Oñati el mundo del canto siempre ha tenido presencia. Igual es una inmodestia, pero muchos de los miembros de Ganbara abesbatza fueron alumnos míos en el coro que formé en la ikastola. Estoy satisfecha del trabajo que están realizando. Quisiera destacar, asimismo, la labor de la musika eskola (fue una de sus fundadoras), tanto vocal como instrumental.

Volvamos al aniversario. El sábado compartirán batuta con Mirengu Plazaola, y los oñatiarras Esteban Urzelai (subdirector del Orfeón Donostiarra y director del Orfeoi Txiki), y Aitor Biain (dirige Ganbara y el Orfeón Bergarés). Un concierto especial (19.30 horas).

-I.M. y L.O.: Así es. Sonarán obras de Aita Madina, como el Aita Gurea, Agur Maria, y cuatro de las nueve piezas del Poema Sinfónico Arantzazu, además de Lacrimosa de Mozart y el repertorio actual, acompañados al órgano por Esteban Irusta. (Las entradas cuestan cinco euros y están a la venta en la Txokolateixia).


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902