Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

En el mapa

Por Jurdan Arretxe - Martes, 31 de Mayo de 2016 - Actualizado a las 06:11h

Cojan un mapa de Gipuzkoa y marquen: Tolosa, Eibar, Elgoibar, Irun, Donostia, Zarautz, Errenteria, Usurbil y Zumaia. Nueve municipios con casi 380.000 habitantes que cuentan con una docena de equipos entre la primera estatal, la división de honor plata y la máxima categoría del balonmano. Cerca de una docena entre la última categoría 100% amateur en el caso de ellos y la más profesional.

Habrá quienes se pregunten cómo un territorio tan pequeño, de población y extensión hablamos, presenta esta pléyade de equipos cuando muchas empresas no tienen dinero para colaborar con patrocinios. Cuando las instituciones públicas bastante tienen con atender las prestaciones sociales en lugar de destinar fondos al deporte. O al menos al balonmano.

Cómo puede ser que Bera Bera encadene tripletes como si no tuviera rival, cómo puede Amenabar Zarautz perder referentes todos los años y sumar permanencias en una categoría más que dura, cómo Tolosa ha batido a candidatos sonados y logrado colarse en esa liga en la que hace tres cursos compitió Ereintza, y cómo Usurbil jugará en el mismo segundo escalón al que ha caído Aiala Zarautz tras pasar por la elite.

“El balonmano ha bajado mucho su nivel”, responden algunos. No falta razón, pero esa caída económica y deportiva, que con gestiones mejorables ya se llevó por delante a históricos como Arrate y metió al Bidasoa en la UCI, poco explica. Otros territorios podrían haber ocupado los huecos de los descendidos y desaparecidos. Hablamos de Tolosa, Eibar, Elgoibar, Irun, Donostia, Zarautz, Errenteria, Usurbil y Zumaia, a los que en las categorías inferiores acompañan tantos clubes y otros tantos municipios. Hablamos de un sinfín de entrenadores como Montse Puche, Aitor Urbitarte y Alex Nogués, a los que hay que sumar otro sinfín de preparadores, delegados y directivos que casi cada mayo tienen éxitos que celebrar.

Para hollar gloria de Colonia, como ha hecho Julen Aginagalde, hay que caminar todos los días. A los diez años de dejar Irun, triunfó ante Europa. De su mano, literal al marcar el penalti decisivo, el Kielce polaco volteó en 15 minutos nueve goles y forzó la prórroga. Aginagalde ganó su segunda Copa de Europa, la primera como jugador. En unos días regresará al lugar donde en la grada ganó la primera en 1995. A un Irun que puso a su país en el mapa y que, de vuelta a Asobal, quiere y puede volver a hacerlo este fin de semana junto a todo un territorio de balonmano.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902