Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Editorial

Vetos y suspensión de derechos

Pedro Sánchez vuelve a poner el derecho a decidir como línea roja para negociar tras el 26-j pero su negación supone, de hecho, impedir el acceso a parcelas de bienestar a la ciudadanía

Lunes, 30 de Mayo de 2016 - Actualizado a las 06:11h

La precampaña electoral con vistas a la nueva cita con las urnas del próximo 26 de junio, poco a poco y más allá del vergonzoso intento de desviar la atención hacia asuntos como la situación de Venezuela, va fijando algunas posiciones iniciales de los partidos y candidatos respecto a los posibles acuerdos para la gobernabilidad -que, en cualquier caso, serán necesarios-, si bien aún no hay demasiada concreción en las propuestas. Algunas cuestiones, sin embargo, ya han salido de alguna manera a la palestra y serán claves para las futuras negociaciones. Así, el líder y candidato socialista, Pedro Sánchez, ha querido ser el primero en marcar terreno y ha hecho públicos los seis ejes que planteará a las formaciones tras el 26-J. Algunos de esos puntos están formulados como condiciones y vetos que pueden hacer de nuevo muy difícil un acuerdo progresista como el que el dirigente del PSOE dice buscar. Uno de ellos es, otra vez, el rechazo en forma de veto al derecho a decidir y al referéndum que se plantean desde Catalunya y Euskadi, lo que, en la práctica, haría muy difícil un entendimiento con los nacionalistas vascos y catalanes e incluso con Unidos Podemos. El rechazo del PSOE al derecho a decidir, planteado como una línea roja que nunca va a traspasar, es cuestionable desde el punto de vista político, democrático y de oportunidad y condena, de facto, a la imposibilidad de resolver mediante un proceso de respeto a la voluntad popular mayoritaria el problema territorial, pendiente desde la transición. Ayer mismo, miles de personas se manifestaron en Barcelona convocados por una amplísima representación de sindicatos, entidades sociales y partidos políticos -entre los que, por cierto, estaba el PSC y solo faltaron el PP y Ciutadans- en protesta por la suspensión por parte del Tribunal Constitucional a instancias del Gobierno de Rajoy, de leyes democráticamente aprobadas por el Parlament de Catalunya. Normas dirigidas, además, a mejorar las condiciones y otorgar derechos sociales a los sectores más desfavorecidos, como las leyes de emergencia habitacional y energética y la ley de igualdad. Este veto del TC y del PP es un paso más en la recentralización y un nuevo recorte al derecho a decidir. Porque, en definitiva, vetar el derecho a decidir supone vetar también derechos básicos para el bienestar de la ciudadanía que aquel ampara, algo sobre lo que deberían reflexionar seriamente los socialistas.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902