Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Oskar Martín futbolista de Zumarraga

“Lo importante de un delantero es que meta goles, da igual que sea un tuercebotas”

El zumarragarra Oskar Martín es un trotamundos del fútbol. Ha jugado en siete equipos de Segunda B e incluso en uno de la Super Liga de Indonesia

Asier Zaldua - Domingo, 29 de Mayo de 2016 - Actualizado a las 06:12h

Oskar Martín

Galería Noticia

Oskar Martín

zumarraga- Nació con un balón bajo el brazo.

-Desde pequeñito me ha gustado jugar a fútbol. Jugué en las categorías inferiores del Urola y después estuve unos cuatro años en el primer equipo. En la última temporada metí unos 40 goles y el entrenador, Iñaki Eskisabel, me llevó al Beasain con él.

Allí empezó su trayectoria de trotamundos.

-Tenía un trabajo y el fútbol era un hobby para mí, pero después de una buena temporada en Beasain (metí 16 goles) me surgió la oportunidad de pasar al fútbol profesional. La mía fue una explosión tardía. Lo importante del delantero es que meta goles, da igual que sea un tuercebotas.

¿Nunca le llamó la Real?

-Cuando estaba en el Beasain, me llamó la Real, que entonces estaba en Segunda. Durante una temporada, entrené un día a la semana con ellos, pero cuando acabó la temporada no volvieron a llamarme.

De Beasain fue a Sestao.

-Estuve un año allí y metí unos 15 o 16 goles. Aquel año jugué con Gaizka Toquero. Lo que no corría yo, lo corría él. Caparrós se enamoró de él. El se fue al Athletic y yo a Osasuna. Tuve ofertas del Athletic y de Osasuna y me decanté por Osasuna, pues me parecía que allí era más fácil llegar al primer equipo. La intención era que jugara un año en el segundo equipo y después diera el salto al primero. Empecé bien, pero llegaron las lesiones y el otro delantero aprovechó muy bien la oportunidad.

¿Por qué equipos pasó tras dejar Osasuna?

-Fui al Guijuelo. Después me fui al Alicante. Allí coincidí con Dani García y conocimos el lado más amargo del fútbol: solo cobramos el primer mes. Afortundamente, es la única vez que me ha pasado eso. He tenido compañeros que han estado cinco años sin cobrar. Lo de Alicante fue una locura. Tuvimos tres presidentes. Afortunadamente, vivíamos todos juntos y apenas teníamos gastos. Eso sí, hubo gente que acabó pidiendo dinero a los padres. Yo, por fortuna, tenía un pequeño colchón. Pero si restas y no sumas...

...

-Economicamente fue el peor año, pero fue una gran experiencia: teníamos un gran ambiente, hice grandes amigos, salíamos al campo a morir... Tras nuestra denuncia, el club descendió y yo volví al Sestao. Estuve dos años en Sestao, donde tuve muchas lesiones musculares. De allí me fui al Ontinyent de Valencia. Deportivamente, fue uno de mis peores años: hubo cambios de entrenador y descendimos. No jugábamos a nada. Después de aquello, tenía ganas de ir al extranjero. Tuve la oportunidad de ir al Mitra Kukar de Indonesia y estaba muy contento, pero salió mal. El equipo está en Primera División, tienen un estadio parecido a Anoeta y me pagaban mucho más que aquí, pero aguanté solo un mes. La ciudad estaba en medio de la nada y me entró la ansiedad. El club era muy profesional, se portó muy bien conmigo y me pagó el billete de vuelta.

¿Dónde ha jugado tras volver de Indonesia?

-Estuve entrenando con el Beasain para no perder la forma y esta temporada la comencé en el Tudelano. Estaba jugando y metiendo goles, pero empecé a jugar menos y en enero me fui al Portugalete. Hemos descendido, pero espero tener alguna oferta para jugar en Segunda B el año que viene. Yo me veo con fuerzas. Creo que todavía puedo seguir jugando algunos años. A ver si salen algunos Aduriz más: su longevidad está sirviendo para que a los veteranos nos vean con buenos ojos.

¿Ha pensado algo para cuando deje de jugar?

-Me gustaría probar como entrenador. Experiencia en el fútbol no me falta.

Ha organizado un campus en Zumarraga, junto con Dani García.

-A los dos nos gustan mucho los niños. De hecho, Dani entrena a un equipo del Urola. Teníamos miedo de que no se apuntara gente, pero hemos cubierto las plazas. Incluso van a venir unos chavales de Eibar. Dani es ya un ídolo allí. Es un gran amigo y quedamos todos los días en el bar Huts de Zumarraga para tomar un café y hablar de fútbol. Se veía que era un gran jugador, pero no sé si tanto como para llegar a donde ha llegado. En el fútbol hace falta suerte también: que te respeten las lesiones, que el entrenador confíe en ti... Después, hay que mantenerse. Yo creo que estoy incluso más contento que Dani por su éxito. Además, no para de crecer como jugador. Pero es mucho de estar con los amigos y no le veo lejos de Eibar.

Un equipo. El Sestao.

Mejor futbolista con el que ha jugado. Con Josu Hernáez, en el Sestao, y con David Lázaro, en el Tudelano.

Un entrenador. Guardiola. Pero lo que está haciendo Simeone tiene mucho mérito.

Un partido de fútbol. La final de la Champions League que jugaron el Liverpool y el Milan.

Un campo de fútbol. Las Llanas.

Un equipo. Soy del Barcelona, pero ahora me tira mucho el Eibar.

P

enaltis


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902