Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Desde la Avenida de Tolosa

Seis mutilaciones

Por Adolfo Roldán - Domingo, 29 de Mayo de 2016 - Actualizado a las 06:11h

La catalana Ester Quintana, que perdió el ojo izquierdo por el impacto de una pelota de goma lanzada por los mossos durante la huelga general del 14 de noviembre de 2012 en Barcelona, ha sido víctima de cinco o seis mutilaciones físicas y morales, al mismo tiempo. La primera, por el agente que le disparó y le dejó tuerta, cuando caminaba por el centro de Barcelona. La segunda, por los 21 agentes componentes de la unidad de los mossos que intervino en la acción y que han mentido o han encubierto al autor. La tercera, por el conseller de Interior Felip Puig y por el director de los mossos, Manuel Prat, que negaron los disparos policiales, y entorpecieron la investigación, como recrimina el juez en su sentencia. La cuarta, por los mismos dos altos cargos citados, que además humillaron a la víctima, y la desacreditaron con la chanza de que: “Ella sabrá donde habrá puesto el ojo” . La quinta, por el sistema judicial que ha absuelto a los dos mossos acusados, por falta de pruebas, como ha ocurrido siempre desde el inicio de la Transición. La sexta, se producirá si la sentencia no es inmediatamente recurrida y rectificada. El colectivo Stop Bales de Goma ha hecho un balance desde 1976 hasta 2014, señalando que en ese tiempo se han producido en el Estado un total de 28 personas mutiladas por las balas de goma de la Policía. Sin contar los lamentables sucesos del Tarajal, con quince fallecidos y varios heridos. Pero estas execrables acciones no han ocurrido solo en Catalunya o en determinados puntos del Estado, sino también desgraciadamente en Euskadi por lo menos en dos ocasiones. La primera, en la huelga general, de marzo de 2012 en Vitoria donde el joven Xuban Nafarrate fue alcanzado por una bala de goma, y permaneció 19 días ingresado. Pero seguramente el caso más indignante ocurrió un mes después, cuando la Ertzaintza cargó en Bilbao contra una grupo de jóvenes alcanzando en la cabeza a Iñigo Cabacas, que falleció días después. Cuatro años más tarde, la justicia sigue sin sentar en el banquillo a los culpables.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902