Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa
Quousque tandem!

Desequilibrios territoriales

Por Carlos Etxeberri - Domingo, 29 de Mayo de 2016 - Actualizado a las 06:12h

Galería Noticia

algo se ha hecho mal en este país para que de vez en cuando, cual Guadiana que aparece y desaparece, afloren los agravios entre los distintos territorios, fundamentalmente, entre Bizkaia y Gipuzkoa con el consiguiente correlato de descalificaciones y rechazos por parte de los interpelados sin querer entrar al fondo de la cuestión que tiene mucho que ver con un modelo que, lejos de haber buscado la equidad para satisfacer los distintos intereses en favor de un bien común que se pretendía hace más de 30 años, ha derivado en muy poco equilibrado.

La petición que la Diputación Foral de Gipuzkoa y el Ayuntamiento de Donostia han hecho para la creación de un órgano institucional que reparta de manera equilibrada entre los territorios y con arreglo al peso que tienen en el sector turístico los congresos y eventos de carácter profesional que impulsa el Gobierno Vasco y sus sociedades públicas, tras constatar que Gipuzkoa sale muy perjudicada, ha provocado tal rechazo por parte de los responsables de Turismo del ejecutivo de Gasteiz que no se entiende sino es desde la perspectiva de no querer afrontar el debate.

Tildar de irresponsable el cuestionamiento que se ha hecho desde las primeras instituciones guipuzcoanas a la política llevada a cabo en este aspecto por parte del Gobierno Vasco y afirmar que la actuación de apoyo a los congresos es equilibrada en los tres territorios es cuando menos despreciar de plano y sin ningún tipo de argumentos el estudio que una consultora del prestigio de Ikei realizó en junio del año pasado por encargo de la Oficina de Estrategia del Ayuntamiento de Donostia sobre los congresos y eventos que se celebraron entre los años 2013 y 2014 en las tres capitales vascas.

Aún reconociendo que el listado en el que aparece que el 61,6% de los eventos organizados por el Gobierno Vasco y sociedades públicas se celebraron en Bilbao frente al 26,8% que tuvieron lugar en Donostia, mientras que el restante 11,6% lo hicieron en Gasteiz no es “un censo, sino actos identificados a través de consultas realizadas en las sedes y a las entidades convocantes” y que en algunos casos “no se ha obtenido respuesta por parte de todos los informantes”, los datos que se recogen son demoledores desde un punto de vista cualitativo que pronostica que podían haber sido más concluyentes si las condiciones metodológicas hubieran sido las adecuadas.

Mucho más cuando la comparación se hace en términos relativos con los congresos y eventos organizados por la iniciativa privada que en Gipuzkoa llega al 42,1% frente al 50,2% de Bizkaia y el restante 7,7% en Araba. Por no hablar de la posición que Gipuzkoa tiene en el PIB turístico de la CAV, que alcanza el 41,5% frente al 44,2% de Bizkaia y 14,3% de Araba, según datos del Eustat. El peso que tiene el sector del turismo en Gipuzkoa, cuya actividad crece cada año batiendo récords históricos acercándose a la pretendida desestacionalidad en la afluencia de visitantes, es del 7,2% del PIB del territorio al mismo nivel que la industria metalúrgica y da empleo a 17.600 personas, lo que significa el 5,5% del total.

Y si fuera poca la evidencia sobre el desequilibrio existente entre Bizkaia y Gipuzkoa en la celebración de congresos y eventos organizados por el Gobierno Vasco y sus sociedades públicas, apelar al sentido común para justificar que esos actos tengan lugar donde están sus sedes porque de lo contrario “se incurriría en un despropósito y en un gasto innecesario e injustificable”, como afirmó la directora de Turismo, Mertxe Garmendia, en la reunión de la Mesa de Turismo de Gipuzkoa celebrada hace unos días, es utilizar un argumento falaz porque rehuye entrar de manera intencionada en el fondo de la cuestión.

Evidentemente, en Gipuzkoa las sociedades públicas dependientes del Gobierno Vasco muy pocos eventos pueden celebrar si es la sede de solo cuatro entidades y, además, con poca actividad en este sentido como son la Fundación Musikene, Orquesta de Euskadi, Habe e Instituto Etxepare, frente a las 22 que están ubicadas en Bizkaia y las 18 que tienen sus oficinas principales en Araba.

Hay que destacar que en Bizkaia, además de la UPV/EHU y EiTB, se encuentran sociedades de tanta importancia en la celebración de eventos como SPRI, EVE, Basquetour, Euskotren, Euskalit, Osalan, Ihobe, CRL, CES, Basque Team, Innobasque, Fundación Kalitatea, entre otras. A esta lista se han incorporado últimamente el Archivo Histórico Nacional de Euskadi, que tenía su sede en Bergara, y el Instituto de la Memoria, cuando Gipuzkoa habrá sido, probablemente, el territorio donde mayor afectación han tenido los años de violencia vividos en este país.

En lo que se refiere a Araba, al margen del Parlamento y del Gobierno, está la sede de la Ertzaintza, Osakidetza, aunque la operativa se ubica en Bizkaia, Emakunde, Lanbide, Euskal Kirol Portuak, Ararteko, IVAP, URA, Visesa, Elika, Hazi, Itsasmendikoi, entre otras.

Este es el modelo de país que tenemos en cuanto a la distribución de las sedes de las sociedades públicas creadas al amparo del Gobierno Vasco y que, evidentemente, ofrece una imagen muy poco equilibrada que no solo tiene su reflejo en la organización de eventos, como queda demostrado, sino también en la pérdida de competitividad que está situación supone para nuestras empresas en lo que se refiere a costes de desplazamiento y tiempo frente a sus homólogos vizcaínos y alaveses a la hora de realizar sus gestiones ante la Administración.

Tampoco está de más hacer mención a la generación de empleo de estas sociedades y la procedencia y residencia de sus trabajadores y mandos intermedios, por no hablar del efecto fiscal que la ubicación de las sedes tiene en las respectivas haciendas forales.

La lista podría ampliarse si hablamos de la decisión que se tomó de instalar Euskaltel en Zamudio (Bizkaia) frente a los requerimientos del entonces diputado general de Gipuzkoa, Román Sudupe, para que se quedase en el parque de Miramon de Donostia, donde tuvo su primera ubicación, por no hacer mención a Naturgas Energía, fruto de la tres empresas públicas distribuidoras de gas en las tres capitales vascas, la centralización de Kutxabank o la todavía por decidir sede de Tecnalia.

Probablemente, algo de culpa habremos tenido los guipuzcoanos por haber permitido y no haber sabido reaccionar a tiempo ante esta realidad que, evidentemente, nos está pasando factura, pero también habrá que colegir que en algunos territorios ha faltado esa visión generosa de país que era el santo y seña de un Gobierno Vasco, que tras el regreso de la democracia, comenzó su andadura allá en 1980.

Por eso sorprenden las declaraciones de la viceconsejera de Comercio y Turismo, Itziar Epalza, realizadas al diario El Correo en las que califica de “polémicas estériles que no necesita el sector turístico” la demanda de la Diputación Foral de Gipuzkoa y el Ayuntamiento de Donostia, formulada en una declaración unánime apoyada por todos los partidos presentes en el Consistorio desde EH Bildu al PP, de que exista un reparto equitativo entre los territorios de los congresos y eventos que organiza el Gobierno Vasco y sus sociedades públicas. Hay que constatar que el partido que gobierna esas dos instituciones con el apoyo del PSE, es el mismo que dirige el Gobierno Vasco por lo que, a juzgar de esas manifestaciones, parece que la lealtad institucional no debe de estar en su mejor momento.

Es la misma persona que en su primera reunión con la Asociación de Empresarios de Gipuzkoa a comienzos del año 2013, tras ocupar el cargo y después de doce años como concejala de Turismo en el Ayuntamiento de Getxo, tuvo la osadía de manifestar a sus responsables que la apuesta del Gobierno Vasco en materia turística en esta legislatura iba a ser por la marca Bilbao en detrimento de Gipuzkoa y Donostia.

La política turística dada a conocer por Epalza sorprendió tanto a los empresarios de hostelería de Gipuzkoa, que su presidente, Mikel Ubarrechena, en una entrevista publicada en abril de ese año, expresó públicamente su preocupación porque el ejecutivo de Gasteiz “no apueste por San Sebastián como eje del turismo en Euskadi” y “que todos los recursos y todas las ayudas van a ir a la marca Bilbao”. Por si hubiera alguna duda, Ubarrechena expresaba otra constatación que, curiosamente, sigue latente tres años después: “Nos preocupa que la mayoría de congresos con financiación institucional vayan a Bilbao. Se tendría que equilibrar mucho más”. Una polémica que a juzgar por el largo tiempo que está durando parece que tiene muy poco de estéril.


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902