Diario de GipuzkoaDiario de Noticias de Gipuzkoa. Noticias de última hora locales, nacionales, e internacionales.

Saltar al Contenido

Períodico de Diario de Noticias de Gipuzkoa

Las protestas en Francia amenazan a la economía y al propio Gobierno de Valls

París tiene que recurrir a las reservas estratégicas de combustible ante el creciente desabastecimiento de gasolina

Ángel Calvo - Jueves, 26 de Mayo de 2016 - Actualizado a las 06:12h

Policías antidisturbios observan a un piquete de trabajadores que ha prendido fuego para tratar de impedir su intervención.

Policías antidisturbios observan a un piquete de trabajadores que ha prendido fuego para tratar de impedir su intervención. (Foto: Afp)

Galería Noticia

Policías antidisturbios observan a un piquete de trabajadores que ha prendido fuego para tratar de impedir su intervención.

París- La extensión de las huelgas y bloqueos contra la reforma laboral en Francia, en particular en la energía, han agotado el combustible en un tercio de las gasolineras y amenazan con asfixiar la economía y poner en jaque a un Gobierno que asegura que garantizará el aprovisionamiento. El primer ministro, Manuel Valls, se reafirmó ayer, en la sesión de control al Gobierno en la Asamblea Nacional, en su posición de que no se retirará el proyecto de ley de trabajo, ni se modificará el artículo más polémico, que pretende favorecer la negociación en el interior de las empresas en detrimento de los convenios colectivos.

Valls añadió que su “puerta sigue abierta para el diálogo”, una sonda lanzada después de que varios parlamentarios del propio Partido Socialista, encabezados por el jefe del grupo en la Asamblea, Bruno Le Roux, hubieran lanzado la idea de que hay espacio para negociar algunas concesiones sobre ese artículo. En cualquier caso, el primer ministro denunció la actitud de la Confederación General del Trabajo (CGT, que lidera la protesta), “una organización minoritaria que quiere hacer plegar al Gobierno”, y la contrapuso a la del gran sindicato reformista, la Confederación Francesa de Trabajadores, con la que su Ejecutivo consensuó el proyecto de ley que se tramita en el Parlamento.

El hecho es que las huelgas y bloqueos de refinerías y depósitos de petróleo promovidos por la CGT para exigir la retirada de ese texto elevaron ayer por encima de 4.000 las gasolineras en las que se había agotado total o parcialmente el carburante, de un total de 12.000 que hay en Francia.

El secretario de Estado de Transportes, Alain Vidalies, señaló que en la región de París un 40 % de las estaciones de servicio habían agotado sus existencias, aunque aseguró que la situación mejoraba en el oeste de la ciudad, donde había sido crítica los días anteriores. Vidalies, que vinculó en parte esa situación de escasez al comportamiento de compras de precaución de los automovilistas reconoció que se está recurriendo a las reservas estratégicas. Pero subrayó que es un uso “marginal”, puesto que se ha extraído el equivalente a tres días de consumo, cuando hay 115 disponibles, e hizo notar que el problema no es tanto el nivel de las reservas o la interrupción de la actividad en las refinerías -recordó que Francia importa el 50 % del combustible- sino el acceso a los depósitos, en muchos casos cerrado por piquetes de huelguistas. Por eso, tanto él como Valls afirmaron que van a continuar las operaciones policiales para levantar los bloqueos, de los que se habían llevado a cabo once hasta el mediodía de ayer.

“La CGT no dicta la ley en este país”, advirtió el primer ministro, que argumentó que si bien “el derecho de huelga y de manifestación son derechos absolutos, esta radicalización (...) es inaceptable”, como también sus amenazas con paralizar una central nuclear. Aludía así a la extensión de la convocatoria de huelga a las centrales nucleares, y más en concreto al voto mayoritario de los trabajadores de la de Nogent sur Seine, a un centenar de kilómetros de París, para proceder a su apagado o al menos a una ralentización de la producción del único de los dos reactores todavía en funcionamiento (el otro está en parada técnica).


COMENTARIOS:Condiciones de uso

  • No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.
  • El usuario es el único responsable de sus comentarios.
  • Noticias de Gipuzkoa se reserva el derecho a eliminarlos.
  • Avda. Tolosa 23 20018 Donostia
  • Tel 943 319 200 Fax Administración 943 223 900 Fax Redacción 943 223 902